Detienen a dirigente campesino vinculado con matanza que causó salida de Lugo

EFE | Sep 27, 2012 | 11:07 AM

Sin posibilidades de resistirse

La Policía paraguaya detuvo a un dirigente campesino por su presunta participación en el enfrentamiento a tiros en el que murieron once labradores y seis policías el pasado 15 de junio, en Curuguaty, y que desencadenó la salida del poder de Fernando Lugo.
Se trata del dirigente campesino Rubén Villalba, quien fue detenido por agentes de Investigación de Delitos en la madrugada de este jueves en un área boscosa del distrito de Brítez Cué, en el Departamento de San Pedro (centro), informó la Policía en un comunicado.
La fuente detalló que Villalba era buscado desde el 15 de junio pasado, tras la matanza ocurrida durante una operación de desalojo en una hacienda de la localidad de Curuguaty, departamento de Canindeyú, al noreste de Asunción, en la frontera con Brasil.
Ese hecho fue el detonante del juicio político en el Legislativo al que fue sometido el presidente Fernando Lugo, quien a través de ese procedimiento fue destituido el 22 de junio y sustituido en el cargo por el entones vicepresidente del país, Federico Franco.
Villalba fue sorprendido y detenido "sin posibilidades de oponer resistencia" en momentos en que se encontraba durmiendo en el bosque, cerca de un arroyo, mencionó la Policía, que anunció que el arrestado será traslado en las próximas horas a Asunción.
"Buen trabajo de la Policía Nacional con la captura de Rubén Villalba. Qué la justicia continúe el trabajo. Este caso es prioridad", dijo Franco desde Nueva York, tras ser informado sobre la detención, según informó la agencia pública IP Paraguay.
El mandatario participa en Estados Unidos de la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU).
El enfrentamiento a tiros entre policías y labradores se produjo en la hacienda del ya fallecido empresario y político Blas N. Riquelme.
Los campesinos de grupos "sin tierras" ingresaron a ese terreno en reclamo de una parcela de casi 1,800 hectáreas cuya propiedad se disputan el Estado, que las recibió en donación en 1967, y los familiares de Riquelme.
"Campos Morombí", una de las empresas de Riquelme, posee 50 mil hectáreas en Curuguaty y en 2005 sumó 1,800 anexas mediante un proceso de usucapión, que la Comisión de Verdad y Justicia (CVJ) consideró plagado de "múltiples irregularidades y falsedades".
El caos en los registros de propiedad complica una solución al conflicto por la tierra en Paraguay, donde un tercio de la superficie arable del país fue adjudicado irregularmente durante la dictadura de Alfredo Stroessner (1954-89) y los 15 años posteriores, según un informe de 2008 de la CVJ.
©EFE
Comentarios