Mueren 25 personas en República Checa por alcohol adulterado

EFE | Sep 26, 2012 | 6:46 PM

Prohibieron venta de alcohol de más de 20 grados

La ola de intoxicaciones con alcohol adulterado en la República Checa, que ha matado a 25 personas, ha puesto de manifiesto la necesidad de mejorar la protección del consumidor en este país centroeuropeo.
Así lo explicó Gerta Mazalova, presidenta de la Agrupación para la Defensa de los Consumidores (SOS), quien aseguró que "en cada región" de la República Checa decenas de personas se han dirigido a la entidad que dirige.
Para evitar nuevas crisis como la desatada por la venta de licores adulterados con metanol, la defensa del consumidor requiere un aumento de las competencias de los órganos de control y supervisión del Estado, destacó.
Piden controlar el mercado negro
Sobre el caso del metanol, que ha conmocionado a la población del país y ha llevado al Ejecutivo de Praga a establecer el pasado día 14 una prohibición de venta de alcohol de más de 20 grados, Mazalova reconoce cierta negligencia por parte del Estado.
Por su parte, la Cámara Alimentaria se pronunció a favor de "fortalecer mucho más los controles" en el sector, según reconoció su portavoz, Dana Vecerova.
Sobre todo se requiere un mayor control del mercado negro, donde se comercializa el alcohol sin sello fiscal o con sello falsificado y desde donde se surten "restaurantes populares, quioscos y la tienda de la esquina, y no restaurantes buenos y supermercados".
Policía detuvo a dos responsables
La "ley seca" impuesta por Praga levantó una oleada de críticas en el sector de restauración y venta al detalle.
La Policía informó el pasado lunes que ha dado con el origen del alcohol metílico venenoso, que sirvió para adulterar cerca de 15 mil litros de bebidas alcohólicas, de los cuales 10 mil litros ya han sido identificados y retirados de la circulación.
Son dos los principales encausados, que se encuentran en prisión preventiva y a los que se considera cerebros de la trama.
©EFE
Commentarios