Argentina hace nuevo intento por resolver conflicto de islas Malvinas

EFE | Sep 26, 2012 | 1:35 PM

Una disputa de años

NACIOINES UNIDAS -  La presidenta argentina, Cristina Fernández, aceptó una invitación de Irán para reunirse en la ONU e intentar resolver el conflicto que mantienen desde hace años por los atentados contra la asociación judía AMIA en 1994 y volvió a exigir a Reino Unido sentarse a dialogar sobre las islas Malvinas.
"He decidido instruir a nuestro canciller (Héctor Timerman) para que tenga lugar aquí en la ONU una reunión bilateral entre ambas cancillerías", afirmó Fernández durante su intervención en los debates de la Asamblea General de la ONU, sobre la petición de un encuentro que había cursado Irán el pasado 19 de septiembre.
La presidenta, que confió que esa reunión ofrezca "resultados concretos", recordó que los atentados contra la AMIA en 1994 y contra la embajada de Israel en Buenos Aires dos años antes son hechos "condenables" y "censurables" que constituyen para los argentinos una "llaga abierta" porque "aún no se ha hecho justicia".
Argentina ha solicitado en reiteradas oportunidades a Irán colaboración para apresar y someter a juicio a los ocho iraníes y un libanés requeridos por la Justicia argentina como sospechosos de haber cometido la voladura de la sede de la mutualista AMIA de Buenos Aires.
Argentina ya ofreció como alternativa la posibilidad de que esos ataques se juzguen en un tercer país si Irán no confía en la independencia de la justicia argentina y la presidenta dijo hoy que espera que Irán muestre su disposición a "cooperar y colaborar" para esclarecer lo ocurrido y reparar "algo" el daño causado.
Fernández se comprometió además a someter la propuesta que haga Irán al respecto a consideración de las fuerzas parlamentarias en su país porque, dijo, es un tema "demasiado importante" para ser resuelto exclusivamente por el Poder Ejecutivo, y consultará el tema también con los familiares de las víctimas.
Por otro lado, la presidenta dijo que el "salvaje asesinato" del embajador de EE.UU. en Libia, Chris Stevens, "no fue casualidad" y pone de manifiesto que los países occidentales deben "reflexionar" y apostar por políticas orientadas a construir un paz "verdadera y duradera" donde prime el lenguaje de la diplomacia sobre las armas.
"Para Chris Stevens y su familia ya no habrá primavera árabe, ni siquiera verano, sino un invierno horrible y eterno", lamentó Fernández, quien dijo también que "muchos personajes que parecían aliados de Occidente han terminado convirtiéndose en acérrimos enemigos de los valores occidentales".
La presidenta argentina aprovechó nuevamente la tribuna de la ONU para exigir al Reino Unido un "diálogo" sobre la soberanía de las islas Malvinas, de cuya "usurpación ilegal" se cumplen 180 años en 2013 y reiteró su petición para que Londres "desmilitarice" el Atlántico Sur.
"No estamos pidiendo que digan que tenemos razón (...) solo queremos que se sienten a dialogar", subrayó Fernández, para quien el conflicto que mantienen el Reino Unido y Argentina "no es una cuestión bilateral" sino que se trata de "terminar con los últimos vestigios del colonialismo".
©EFE
Comentarios