Expertos en inmigración preocupados por una posible desmovilización del voto latino

EFE | Sep 25, 2012 | 8:22 AM

Advierten pérdida de confianza en el sistema democrático

BALTIMORE, Maryland - Expertos y líderes de la comunidad inmigrante de Estados Unidos se declararon preocupados por la posible desmovilización del votante latino en las elecciones de noviembre y recordaron que en los comicios se decidirá sobre asuntos pendientes para los hispanos.
"Si uno no sale a votar, a usar su voz en la democracia, significa que ha perdido la esperanza y está cediendo voluntariamente su poder político", dijo Joshua Hoyt, copresidente de la Asociación Nacional de Nuevos Americanos.
Junto con unos 800 expertos, activistas y líderes comunitarios, Hoyt participa estos días en la quinta Conferencia Anual de Integración del Inmigrante, que en la presente edición se celebra en Baltimore.
¿Decidirá la reforma migratoria el próximo presidente de Estados Unidos? Participe en el Foro de Inmigración.
Responsabilidad de todos
Entre los ponentes hay unanimidad en señalar la responsabilidad que tienen aquellos latinos que son ciudadanos y pueden votar.
"Hay que salir a votar y hay que castigar también a los políticos o premiar a aquellos que hablan de los temas que preocupan", acotó Hoyt.
Las entidades civiles admiten que hay temor por la desmovilización.
"Hay gente frustrada por la ausencia de la reforma migratoria durante el mandato que se acaba ahora, otros sencillamente hace tiempo que no votan", explicó a Gustavo Torres, director ejecutivo de CASA de Maryland, entidad anfitriona este año de las jornadas sobre integración del inmigrante.
Voto, arma clave
Pese a ello, las entidades piden esfuerzos a los activistas para convencer a los latinos de la utilidad de su voto y se sirvieron de asuntos políticos pendientes para demostrarlo.
"El mejor método para integrar a los inmigrantes es pasar la reforma migratoria", argumentó Torres.
El director ejecutivo de esta entidad en Maryland considera que "si el presidente Obama sale reelegido va a haber un momento político extraordinario, porque los republicanos se darán cuenta de haber perdido el voto latino y querrán finalmente revolucionar el problema de inmigración".
El copresidente de la Asociación Nacional de Nuevos Americanos, que conoce personalmente al presidente Obama de su época de senador por Illinois, fue más tajante al afirmar que en caso de que Obama gane las elecciones hay que exigirle acciones en materia migratoria.
"Si Obama sale electo gracias al voto latino, el día 7 de noviembre hay que estar encima de él, dándole palos como a una mula, para que haga lo que tiene que hacer para la comunidad latina", dijo.
Acción Diferida
Otro tema que está sobre la mesa es la "acción diferida", la suspensión temporal para miles de jóvenes indocumentados del riesgo de ser deportados y que se puede pedir a los servicios de Inmigración desde mediados de agosto.
"Si el gobernador Romney es elegido, no sabemos qué va a pasar", alegó Torres.
En cambio, para Hoyt, ese beneficio para tantos estudiantes en situación irregular ya no tiene marcha atrás.
"Si Romney logra ser presidente, le interesará ser reeligido al cabo de cuatro años, apostará por los jóvenes latinos. En caso contrario, habría una revolución, no solo en la comunidad latina, y sería un suicidio político para él".
Con la mirada puesta en las elecciones del próximo 6 de noviembre, la Conferencia Anual de Integración del Inmigrante reúne en Baltimore a miembros de la comunidad inmigrante de 35 estados del país, además de visitantes procedentes de Canadá, Italia y Alemania.
Las entidades civiles admiten que hay temor por la desmovilización de los votantes hispanos.
©EFE
Commentarios