Obama prioriza campaña en visita a ONU y deja diplomacia en manos de Clinton

EFE | Sep 25, 2012 | 7:10 AM

El Presidente de EEUU no programó reuniones con líderes extranjeros en Nueva York

NACIONES UNIDAS - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dio prioridad el lunes a su campaña por la reelección en su visita a Nueva York para asistir a la Asamblea General de la ONU y dejó la política exterior a su secretaria de Estado, Hillary Clinton, quien se reunió con los mandatarios de Pakistán, Afganistán y Libia.
Nada más aterrizar en Nueva York, Obama se fue junto a su esposa, Michelle, a los estudios de la cadena ABC para grabar una entrevista en el programa "The View", muy popular entre las mujeres, un colectivo que lo respalda mayoritariamente frente al aspirante presidencial republicano, Mitt Romney.
Frente a las 13 reuniones bilaterales con líderes extranjeros de 2011, este año Obama no tiene ninguna programada y pasará en Nueva York apenas 24 horas, lo justo para dar su discurso este martes a las 10:10 hora local (14:10 GMT) ante la 67 Asamblea General de la ONU y luego otro en la Iniciativa Global Clinton.
El lunes por la noche el presidente ofreció una recepción privada en el hotel Waldorf Astoria a los jefes de delegación que participarán en la Asamblea General, cuyos debates se inauguran este martes.
¿Cree que Obama ganará la reelección en noviembre? Participe en el Foro Destino 2012.
Agenda del martes
Obama intervendrá después de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, y se referirá "a las recientes protestas en el mundo musulmán" a raíz de un video producido en Estados Unidos en el que se caricaturiza al profeta Mahoma, así como a "las transiciones democráticas en el mundo árabe", explicó el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.
En su discurso subrayará que la violencia "nunca es aceptable" y "enviará un claro mensaje de que Estados Unidos nunca se retirará del mundo", agregó Carney.
En la entrevista en "The View", Obama afirmó que "no hay duda" de que el asalto al consulado de su país en Bengasi (Libia), donde murieron el embajador Chris Stevens y otros tres estadounidenses, fue algo más que la acción de una turba.
El ataque contra ese consulado se produjo en coincidencia con el undécimo aniversario de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 y en el inicio de protestas en varios países árabes por la difusión del video que satiriza a Mahoma.
Investigación abierta
La semana pasada, la Casa Blanca calificó el incidente de Bengasi como "un evidente ataque terrorista", aunque las investigaciones sobre sus motivos y autores siguen abiertas.
"La gran mayoría de los musulmanes quieren las mismas cosas que las familias de aquí. Quieren oportunidades, educación para sus hijos, empleos, paz. Pero hay cepas extremistas allí", advirtió Obama en la entrevista.
El presidente no se olvidará de Irán en su discurso ante la Asamblea, que será una nueva oportunidad para subrayar que "no se puede permitir" que ese país desarrolle un arma nuclear, según comentó hoy Carney.
El portavoz también minimizó el hecho de que Obama no vaya a reunirse con ningún líder extranjero durante su estancia en Nueva York.
Consultas previas
En las últimas semanas, Obama tuvo "amplias consultas" con mandatarios extranjeros, entre ellos los de Egipto, Israel, Yemen, Turquía y Libia, y esas conversaciones "continuarán", argumentó Carney.
La Casa Blanca ha negado que Obama haya rechazado reunirse con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, quien lleva semanas urgiendo a Estados Unidos a ser más firme con Irán por su programa nuclear.
La que sí tuvo una primera jornada repleta de encuentros bilaterales en Nueva York fue Hillary Clinton, que se vio hoy con el mandatario paquistaní, Asif Ali Zardari, con el afgano, Hamid Karzai, y con el presidente del Gobierno interino de Libia, Mohamed el Magariaf.
Zardari garantizó a Clinton que su Gobierno está unido en el apoyo a Washington ante la violencia desatada por el video que denigra la figura de Mahoma.
Además, Zardari desmarcó a su Gobierno de los comentarios del ministro paquistaní de Ferrocarriles, Ghulam Ahmed Bilour, quien anunció el sábado que recompensaría con 100.000 dólares (unos 77.000 euros) a quien asesine al autor del video antimusulmán.
Con Karzai, la secretaria de Estado repasó la situación de la operación aliada en Afganistán tras la retirada, el pasado jueves, de los últimos militares estadounidenses del contingente de 33 mil enviado en 2010 al país como refuerzo.
©EFE
Commentarios