Madre autorizó a que le pegaran a su hija en la escuela y ahora reclama

Univision.com | Sep 24, 2012 | 11:47 AM
Un profesor golpeó a ... Un profesor golpeó a ...
3 Pausar Auto Play

En Texas la alumna prefirió golpes a una suspensión en la escuela. Entérate que consecuencias tuvieron los fuertes golpes.

El subdirector de una escuela preparatoria de Texas castigó a tablazos a una alumna por supuestamente copiarse en una tarea, y la madre de la alumna, que autorizó el castigo, ahora reclama que le pegaron muy fuerte.
Texas es uno de 19 estados que aún permiten el castigo corporal en las escuelas, en contra de la política oficial del departamento de Educación federal.
La estudiante, Taylor Santos, fue descrita por su madre como una alumna ejemplar y gran atleta.
"Sus calificaciones son muy importantes para ella", dijo la madre, Anna Jorgensen, a la TV local WFAA.
Según Taylor, estudiante de la Preparatoria Springtown, al noroeste de Fort Worth, todo comenzó cuando una compañera de clases le copió una tarea.
Su maestro las castigó a ambas con una suspensión de dos días, pero como Taylor no quería perder clases, fue adonde el subdirector de la escuela y le pidió que le cambiara el castigo por varios azotes con una tabla que usan en la escuela para pegarles a los estudiantes.
El subdirector hizo que Taylor llamara a su madre y le pidiera autorización, y la madre, Anna Jorgensen, accedió a que le pegaran.
"Sabía que la política de la escuela era que las mujeres les pegaban a las mujeres, y los hombres a los hombres. Dije que estaba bien si era lo que Taylor quería", dijo Jorgensen a la WFAA.
Sin embargo, tras el castigo Jorgensen se enojó, y dijo que el trasero de Taylor se veía "muy mal, parecía casi como si se hubiese quemado y tenía ampollas".
A Jorgensen no le molestó el azote como tal, sino que luego se enteró de que fue el subdirector de la escuela quien le pegó a Taylor, en contra de la política de la escuela.
"Estaba al rojo vivo", dijo Taylor, "todavía tengo ronchas", a dos días del castigo.
Jorgensen dijo que se quejó con el principal pero que éste le dijo que las marcas eran "normales", y que no sabía que la política de la escuela era que las mujeres castigaban a las mujeres y los hombres a los hombres.
"Usaron demasiada fuerza", se quejó Jorgensen. "Los hombres son muy grandes y muy fuertes como para estár pegándoles a niñitas de 96 libras", dijo la mujer.
Según documentos del distrito escolar de Springstown, el castigo corporal está permitido en los planteles a menos que un padre o madre especifique por escrito que no quiere que a su hijo o hija le peguen. Esta aclaración, sin embargo, se tiene que hacer todos los años.
Según datos del Centro Nacional de Disciplina Efectiva (CED), que promueve alternativas al castigo corporal, hay 31 estados en el país que han abolido este tipo de castigo y 19 que aún lo permiten.
La vasta mayoría de los estados que aún permiten el castigo corporal están en el sur y medio oeste del país.
Estos son: Alabama, Arkansas, Arizona, Colorado, Florida, Georgia, Idaho, Indiana, Kansas, Kentucky, Louisiana, Missouri, Mississippi, Carolina del Norte, Nuevo México, Ohio, Oklahoma, Carolina del Sur, Tennessee, Texas y Wyoming.
Los estados que más azotan a sus estudiantes son: Mississippi, Arkansas y Alabama.
El castigo corporal va en contra de la política oficial del departamento federal de Educación, que no recomienda utilizar la fuerza contra los estudiantes en ningún caso.
©Univision.com
Commentarios

Presentado por

Encuéntranos en