Sobrevivientes de tráfico humano temen volver a ser explotados

ImpreMedia Digital, LLC | Sep 24, 2012 | 8:39 AM

Víctimas corren el riesgo de ser explotados si están en sectores laborales que no están regulados

SAN FRANCISCO, California - Los grupos comunitarios que apoyan a los sobrevivientes del tráfico humano dicen que los supervivientes corren el riesgo de volver a la explotación si trabajan en sectores que no están regulados.
"Esto es especialmente cierto en el sector de servicio doméstico, pero cualquier tipo de sector informal, donde las personas están un poco más escondidas de la vista", dijo Cindy Liou, abogada y coordinadora del Proyecto de la Trata de Personas en Legal Outreach para personas de las islas del Pacífico y asiáticos, una organización no lucrativa en San Francisco que ofrece servicios legales a las víctimas.
"No es raro que algunos de nuestros clientes a veces vuelvan con nosotros con cuestiones de salarios y horas, y los recomendamos con el Centro de Derecho del Trabajo y otros lugares por lo general para que conozcan sus derechos", dijo Liou.
¿Qué opina de la política de protección a víctimas de trata de personas? Participe en el Foro de Inmigración.
Beneficios del reloj
Los gobiernos del condado, estatales y federales ofrecen una variedad de beneficios temporales para ayudar a allanar el camino a la rehabilitación de las víctimas de la trata de personas internacional.
Las víctimas que han conseguido una visa T o el estatus de presencia continua –un estatus migratorio a corto plazo del Departamento de Seguridad Nacional– reciben la certificación del Departamento de Salud y Servicios Humanos para acceder los beneficios públicos en el mismo nivel como los refugiados.
Los beneficios suelen durar ocho meses, e incluyen la asistencia en efectivo, asistencia médica, cupones de alimentos, capacitación laboral, cursos de inglés, pases de transporte y otros servicios.
Beneficios a corto plazo
Algunos estados, como California y Nueva York, han aprobado beneficios a corto plazo para ayudar a los sobrevivientes de la trata en el proceso de calificación para los beneficios federales.
El beneficio máximo para los clientes adultos y solteros con visa T en San Francisco es de $422 por mes, que incluye un suplemento del condado de $105, dijo Josef Bruckback, gerente de elegibilidad de CalWorks, el programa estatal de bienestar de la Agencia de Servicios Humanos de San Francisco. Los clientes con hijos reciben beneficios a través de CalWorks y son elegibles para los servicios durante un máximo de 48 meses.
"El problema principal es que una vez que termina el tiempo de esos beneficios, realmente quedan abandonados a su suerte", dijo Denise Brennan, profesora asociada y directora del departamento de antropología de la Universidad de Georgetown en Washington, DC. "Es un marco de tiempo muy corto. No es probable que ellos hayan construido una red social que podría llenar donde el apoyo del gobierno termina".
Recaen en lo mismo
Los sobrevivientes suelen encontrar trabajo en el mismo sector en que trabajaban cuando fueron víctimas de la trata, dijo Brennan, y por lo general es un trabajo con un salario bajo, lo que limita su movilidad económica. "Lo que creo que es realmente muy preocupante es que con el tiempo, algunos de los beneficiarios de las primeras visas T que ahora tienen permisos de residencia están sólo manteniéndose a flote", dijo.
"En los últimos seis meses, he oído hablar de algunas personas que han perdido sus puestos de trabajo".
Algunas de las víctimas rescatadas de la trata tienen dificultades para pagar el alquiler. "Me he dado cuenta que hay personas que antes fueron objeto de trata que a veces se quedan en relaciones amorosas, incluso después de que se ha terminado el amor, porque simplemente no pueden realmente permitirse el lujo de vivir por su cuenta", dijo Brennan.
Obstáculos para encontrar vivienda
Sobrevivientes de la trata a menudo tienen dificultades para encontrar un lugar económico donde vivir a largo plazo. Algunos van desde los refugios a viviendas de transición hasta que puedan asegurar una habitación o un apartamento asequible. Otros encuentran alojamiento temporal al trabajar como niñeras.
Una mujer de 64 años de edad, quien pidió que no se usara su nombre por temor a su captor, dijo que llegó a California desde el Perú, cuando su cuñado le ofreció trabajo como niñera para cuidar a su nieta. Pero hizo que cocinara, lavara, limpiara, cuidara el jardín y hacer otras tareas domésticas durante aproximadamente 14 horas al día, y la restringió de ponerse en contacto con su familia, dijo.
"Él me invitó a venir aquí con la promesa de trabajo, y que él me apoyaría en todo, pero no fue así. No era cierto", dijo en español a través de un intérprete.
Después de que él la liberó de su casa más de un año después, ella encontró trabajo como niñera para una familia en el Área de la Bahía, que le proveyó un espacio para que se quedara en la casa. Ella dijo que ella ha vivido en apartamentos de bajos ingresos y ha trabajado empleos de bajos salarios. Ahora gana $11 la hora trabajando en una cadena de supermercados y vive en un apartamento subsidiado con su hijo.
Tarea difícil
Las organizaciones comunitarias que ofrecen servicios de albergue y rehabilitación a las víctimas de la trata internacional dicen que encontrar vivienda asequible de tanto corto como a largo plazo es difícil, y sin una vivienda adecuada, podrían estar en riesgo de re-victimización.
En el Albergue de Mujeres Asiáticas en San Francisco, los administradores de casos empiezan a buscar alojamiento una vez que la víctima se ha estabilizado y se ha recuperado del trauma, dijo Hediana Utarti, la coordinadora del grupo de los proyectos de la comunidad. Para los sobrevivientes de la trata en el proceso de solicitud de una visa T, buscan vivienda que engrana con los beneficios del gobierno.
"Es muy, muy apretado, pero buscábamos un lugar donde tal vez pudieran compartir con otras personas", dijo Utarti. "Por lo general podemos encontrar algo como una situación en donde pueden vivir en la misma casa, como ayudando a los ancianos".
Estas situaciones a menudo trabajan como un trueque: los sobrevivientes de la trata proporcionan apoyo a las personas de edad avanzada quienes a cambio dan alojamiento. Los sobrevivientes a veces encuentran estas oportunidades de trabajo por su propia cuenta o a través de amigos.
Nuevos abusos
Mientras que la mayoría de las veces este tipo de arreglo de trabajo funciona, se ha sabido que los empleadores han abusado de los supervivientes de la trata, haciéndolos trabajar más de lo que acordaron, o no dándoles ningún descanso durante sus turnos, Utarti dijo.
Cuando este tipo de re-explotación ocurre, los administradores de casos asesoran a las víctimas de la trata de hablar de la situación con sus empleadores. "Si es necesario, entonces vamos a hacer la intervención", dijo.
En San Francisco, los administradores de casos también trabajan con la ciudad para identificar espacio de una sola habitación en los hoteles, y si los clientes tienen hijos, buscan alojamiento en las instalaciones de transición, como la Casa Compass Clara, Casa Rafael y Centro de Familias Hamilton.
Los clientes pueden permanecer hasta tres meses, pero el Albergue para Mujeres Asiáticas provee extensiones para los clientes que no pueden encontrar una vivienda, para asegurar que no se encuentren en las calles.
"Si ellos terminan en un refugio para desamparados, entonces ellos van a terminar de nuevo en el ciclo de re-abuso", dijo Utarti. "Y no queremos hacer eso".
(Este artículo fue hecho posible gracias a una subvención de Atlantic Philanthropies y fue producido como parte de una beca de investigación sobre las mujeres inmigrantes, un programa de New America Media).
©ImpreMedia Digital, LLC
Commentarios