Eximen de culpa a fiscal general de EEUU por caso de envío de armas a México

Notimex | Sep 19, 2012 | 4:42 PM

Hicieron críticas a tres altos funcionarios

Washington D.C. - Funcionarios de alto nivel del Departamento de Justicia cometieron errores tácticos y estratégicos, y tuvieron fallas en el manejo de la operación “Rápido y Furioso”, concluyó la investigación de su inspector general.
El reporte, de unas 500 páginas con apéndices, exoneró al procurador Eric Holder, aunque hizo críticas a tres altos funcionarios: el ex subprocurador Gary Gindler, el procurador adjunto Lanny Breuer y el subprocurador adjunto Jason Weinstein, entre otros.
Holder supo de ello hasta 2011
“Recomendamos que el Departamento de Justicia revise la conducta y desempeño del personal del Departamento descrito en este reporte y determine si una acción disciplinaria o administrativa es apropiada”, apuntó el informe del inspector Michael Horowitz.
No obstante, aclaró que en el caso personal de Holder no tuvo conocimiento de las tácticas hasta 2011. La cadena Fox News indicó que el subprocurador Weinstein planea renunciar al cargo.
El informe sostuvo que las insuficiencias del operativo de trasiego ilegal de armas a México, así como su antecesor “Receptor Abierto”, permearon tanto las oficinas de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF) como de la procuraduría federal en Arizona.
“En el curso de la revisión identificamos a individuos que van desde agentes hasta fiscales en Phoenix y Tucson, a altos funcionarios de la ATF en Washington, que comparten responsabilidad por el fracaso de la ATF en estos operativos de decomisar armas ilegalmente destinadas a México”, concluyó la investigación.
En opinión del inspector general, los funcionarios actuaron sin tomar en cuenta de manera adecuada el “peligro a la seguridad pública derivado de esta riesgosa estrategia”.
“Asimismo encontramos fallas de funcionarios del Departamento de Justicia en estos asuntos, incluyendo fallas en responder de manera exacta a interrogatorios legislativos”, indicó.
Plantean recomendaciones
El inspector general plantea por ello sus recomendaciones, incluida mejorar la coordinación entre los componentes policiales del Departamento de Justicia y reforzar el proceso de revisión de solicitudes de intervención telefónica.
“La Oficina del inspector general intenta monitorear estrechamente el progreso del Departamento para implementar estas recomendaciones”, señaló.
El reporte fue presentado por los republicanos del Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes como una reivindicación de sus críticas a la administración Obama.
“El reporte confirma las conclusiones de la investigación legislativa de que existió casi un total desdén por la seguridad pública en la operación ´Rápido y Furioso´”, enfatizó el presidente del comité, el republicano Darrell Issa.
Issa mencionó al círculo de colaboradores que incluyen a Grindler, Breuer y Weinstein, así como al procurador federal en Arizona, Dennis Burke, y su jefe de gabinete, Monty Wilkinson.
En contraste, los demócratas del comité consideraron que el reporte desmiente las “acusaciones extremas” de los republicanos en el sentido de que ni Holder ni altos funcionarios aprobaron la táctica de dejar “caminar” las armas hacia México.
En cambio indicaron que esa táctica inició bajo la administración del presidente George W. Bush en “Receptor Abierto”.
El demócrata Elijah Cummings expresó su expectativa de que el reporte responda a las preguntas de los deudos del agente Brian Terry, muerto en 2010, y en cuya escena del crimen aparecieron dos armas de “Rápido y Furioso”.
La Investigación del Inspector General incluyó la revisión de 100 mil documentos y 130 testigos.
El inspector general Horowitz tiene previsto comparecer este jueves ante el Comité de Supervisión para detallar el reporte del operativo que derivó en el trasiego de más de dos mil armas a México.
©Notimex
Comentarios