Hermano preso de Humala absuelto de sobornar a sus guardianes

EFE | Sep 19, 2012 | 8:38 PM

No comprobaron privilegios

LIMA, Perú - La justicia peruana absolvió a Antauro Humala, el hermano preso del presidente Ollanta Humala, de la acusación de haber sobornado a agentes penitenciarios para recibir la visita de una novia en la cárcel.
La Segunda Sala Penal Liquidadora, presidida por Iván Sequeiros, afirmó en la lectura de la sentencia que no se probó que Humala haya pagado un soborno o que haya recibido algún privilegio mientras estuvo recluido en el penal de Piedras Gordas en 2009.
En tal sentido, la sala absolvió también a los cinco extrabajadores del Instituto Nacional Penitenciario (INPE) involucrados en este caso.
Actualmente, Antauro Humala cumple una condena de 19 años de cárcel por la muerte de cuatro policías y dos civiles en una rebelión que dirigió contra el entonces presidente Alejandro Toledo en 2005, en la localidad andina de Andahuaylas.
El caso desestimado por la justicia se remonta a una denuncia periodística, difundida por el canal Frecuencia Latina, en la cual se informó de que Antauro Humala había conseguido que su entonces pareja, Nora Bruce, ingresase a visitarlo en el penal de máxima seguridad en horarios no permitidos para las visitas.
La fiscalía había pedido una pena de 6 años de cárcel para Humala y el pago solidario de 35.000 soles (unos 13.500 dólares) entre los seis procesados.
Sin embargo, al conocer la decisión de la sala, la fiscalía presentó un recurso de nulidad.
Quiere disculpas públicas 
El abogado de Humala, John Reid, dijo a los periodistas, tras la lectura de la sentencia, que su cliente estaba conforme con el fallo, pero que ahora quiere que el fiscal le pida disculpas públicas.
"No ha habido pruebas (para este caso) sino simples corazonadas y especulaciones", dijo el letrado.
Reid adelantó que el equipo de abogados que representa a Antauro, encabezado por su padre, Isaac Humala, va a analizar la posibilidad de demandar al Estado peruano y al canal Frecuencia Latina por este proceso que, en su opinión, nunca debió iniciarse porque no tenía fundamento.
La sala judicial precisó que Antauro Humala es un preso común, que estaba recluido en un establecimiento de régimen cerrado, pero que tenía derecho a recibir visitas.
El abogado reiteró que Humala planteó, en su alegato final, que el Estado lo indemnice con 50.000 soles (unos 19.000 dólares), lo cual ahora será evaluado por sus representantes antes de ser pedido formalmente.
Antauro Humala dijo, hace una semana, que con el dinero de esa indemnización lanzaría una campaña para que los medios de comunicación privados sean "expropiados y nacionalizados".
Varios programas periodísticos informaron desde inicios de año sobre los actos de indisciplina que Humala cometió estando en prisión, como dar entrevistas, hacer uso de teléfonos celulares y computadora, y consumir drogas, que motivaron su reclusión en la cárcel de la Base Naval del Callao.
Esa medida generó la enemistad entre el presidente Ollanta Humala y sus padres, que consideran injusto que esté recluido en un establecimiento que alberga también al fundador de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, y al exasesor presidencial Vladimiro Montesinos.
©EFE
Comentarios