Comicios venezolanos se calientan entre militares, lágrimas y acusaciones

Univision.com | Sep 16, 2012 | 3:58 PM

SIGUIENTE:

Henrique Capriles invitó nuevamente al Presidente Hugo Chavez a sostener un debate.

Unos 39 mil militares resguardarán proceso

Las elecciones presidenciales del próximo 7 de octubre en Venezuela estará resguardadas por 39 mil militares que serán enviados a 13,683 centros de votación en todo el país, anunció el jefe del comando estratégico operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, Wilmer Barrientos.
"Hemos dispuesto 39 mil efectivos de la Fuerza Armada Nacional", declaró Barrientos en una entrevista con el ex vicepresidente y periodista José Vicente Rangel, por el canal privado Televen, según citó la agencia Efe.
El jefe castrense confirmó que la Fuerza Armada, que tiene a su cargo el Plan República para garantizar la seguridad de los comicios en el país dispondrá militares en 335 municipios del país y se encargará del traslado 39,600 máquinas del sistema automatizado de votación venezolano.
Destacó que esa operación ha estado en manos de las Fuerzas Armadas desde 1958, con lo que el próximo 7 de octubre, cuando están convocados comicios por la Presidencia venezolana, llegarán a "24 planes repúblicas".
Cerca de 19 millones de venezolanos están llamados a participar dentro de tres semanas en unas votaciones para elegir al presidente del país para el periodo 2013-2019 entre un grupo de candidatos encabezados por el actual gobernante, Hugo Chávez, en el poder desde 1999, y el líder de la oposición, Henrique Capriles.
Capriles aprieta el paso por calles
A poco más de tres semanas de las elecciones presidenciales en Venezuela, el candidato unitario de la oposición ha acelerado su visitas por distintas poblaciones del país en busca de los votos para derrotar al actual presidente, Hugo Chávez.
En maratonianas jornadas que incluyen traslados aéreos, tramos por carreteras y a pie, Capriles acelera el paso en las visitas que lo han llevado a "más de 240 pueblos" desde el 1 de julio, cuando se abrió la campaña que concluirá el próximo 4 de octubre, informa Efe.
Esta semana, una de las más convulsas para su campaña tras las denuncias sobre presuntos sobornos a un diputado de la coalición opositora y los enfrentamientos entre oficialistas y opositores en uno de sus viajes, Capriles no ha detenido su periplo "pueblo a pueblo".
Entre el jueves y viernes, viajó al oriente del país y, tras pernoctar en Caracas, se desplazó al occidente venezolano, para encabezar caminatas o caravanas que concluyen con concentraciones de seguidores de los distintos partidos de oposición.
"Caramba, las mujeres están hoy agresivas", dijo en tono jocoso a Efe un hombre que se identificó como Reyes Molina al observar cómo numerosas seguidoras trataban de tocar o ver de cerca a Capriles mientras se abría paso en una caminata en Barquisimeto (oeste).
La escena también se vivió el jueves en Cantaura, estado Anzoátegui (este), adonde Capriles llegó con retraso tras anunciar la expulsión de las filas opositoras del diputado Juan Carlos Caldera, acusado por el chavismo de extorsión y soborno aunque éste asegura que recibió una contribución a su campaña para una alcaldía.
Denuncias de 'guerra sucia'
Capriles ha salido al paso de los intentos de vincular ese hecho con su campaña al denunciar una "guerra sucia" e intentos de detener su recorrido por el país donde, según él, plantea los problemas y desmonta la "cháchara" oficial.
Mientras, a su paso, desata euforia entre los habitantes de las localidades donde resurgen banderas azules, amarillas, naranjas y blancas de los partidos opositores.
Entre empujones, gritos y el estruendo de cohetes, Capriles invierte los días que le quedan antes de las elecciones del 7 de octubre en ganar adeptos y conquistar a los indecisos, cuando las encuestas dan resultados dispares pero mayoritariamente a favor de Chávez.
"Teníamos mucho tiempo que no sentíamos esta alegría, estos aires de triunfo, porque tenemos hoy aires de triunfo", declaró, por su parte, a Efe Fanny Yepes, una profesora jubilada que intentaba llegar hasta el punto de la concentración en Barquisimeto.
Capriles ha insistido en lo que considera promesas fallidas de la administración del presidente así como en el programa que defiende el chavismo.
"¿Dónde está la solución al problema del agua, de los servicios públicos, dónde está el planteamiento para la salud?", afirmó este viernes en Carora, y remató exclamando que "Venezuela es un país que tiene más futuro que pasado".
Sus seguidores, entretanto, cifran sus esperanzas en el "flaquito", un abogado de 40 años, de quien destacan su juventud frente a Chávez, de 58 años.
"Es un muchacho joven, que inspira confianza", afirmó en Cantaura Carmen Tineo, un ama de casa que esperaba ansiosa a Capriles, y quien asegura que "jamás" votó por el actual presidente.
Luciendo su gorra con el tricolor nacional y sus atuendos deportivos, Capriles tiene 22 días por delante para, con el cara a cara con la gente, desbancar del poder al chavismo que desde 1998 no conoce la derrota en una votación presidencial.
Chávez lanza críticas
Por su parte, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, criticó a su contrincante por lavarse "las manos" en el caso de un supuesto caso de soborno al diputado opositor Juan Carlos Caldera.
"Cuando vi eso dije: ¡qué lamentable!", señaló Chávez en una entrevista con el canal regional Telellano, de su tierra natal Barinas (oeste).
Chávez se refirió así por primera vez al vídeo mostrado por diputados de su partido en el que se muestra a Caldera recibiendo unos sobres con dinero por un supuesto soborno que los denunciantes no llegaron a especificar.
Capriles reaccionó ayer de inmediato apartando a Caldera de su campaña y pidiendo una investigación, mientras que el diputado señaló que se trataba de un pago de un empresario para financiar su campaña personal a la alcaldía de un municipio caraqueño.
"De inmediato el candidato burgués se lavó las manos y lo tiró como dicen al pajón", afirmó el presidente venezolano.
"Si alguien pasa un vídeo de alguien muy cercano a mi recogiendo un dinero o haciendo algo supuestamente indebido yo lo primero que tengo que hacer es: 'ya va, vamos a investigar esto primero', pero no salir a los diez minutos o a la media hora condenándolo", agregó.
Acto seguido acusó a Capriles de arremeter contra un oficial de Policía porque le encontró "haciendo una cosa" que no detalló.
Chávez, de 58 años, aspira a su tercera reelección en las elecciones del 7 de octubre en las que se enfrentará a Capriles, de 40 años y candidato de unidad de la oposición.
El actual presidente lagrimea en discurso
Por su parte, la Agencia France Press informó que el presidente venezolano, Hugo Chávez, lagrimeó el sábado durante un emotivo discurso electoral en el Estado Apure (suroeste), en el que pidió a Dios "volver a ser libre" tras hacer realidad su "proyecto de patria" en un tercer periodo de gobierno, al que aspira el 7 de octubre.
"Le pido a Dios, si sigue siendo tan generoso con nosotros, que me conceda el último sueño (...) el último sueño mío es liberarme, pero qué difícil ¿no?, volver a ser libre como el viento aunque sea por unos días por unos meses", dijo Chávez tras recordar tiempos en los que recorría las calles de Apure, muy cercano a su natal Estado Barinas, antes de convertirse en figura pública.
"Después de haber hecho realidad el proyecto de patria que soñamos, ojalá pueda volver a recorrer con una arpa, un cuatro, unas maracas, unos compañeros, unas compañeras, estas calles adoradas", dijo el mandatario, que lagrimeó al expresar su deseo y a quien incluso se le quebró la voz.
Chávez, de 58 años y a quien en 2011 le fue diagnosticado un cáncer, encabezó un mitin ante miles de seguidores en las calles de la ciudad de San Fernando de Apure, donde también cantó canciones típicas de la región y reiteró que ganará las elecciones del próximo 7 de octubre.
"Si no fuera posible, de todos modos muchas gracias Dios mío, gracias pueblo mío, por esta vida, por esta lucha y por esta nueva etapa de la vida que comienza el 7 de octubre con la batalla perfecta y la victoria perfecta", añadió el mandatario.
Chávez, que en julio de este año dijo estar "totalmente libre" del cáncer, también pidió durante el discurso de este sábado "salud y vida, para dedicarle esa vida a la patria".
"Yo debo seguir recorriendo lo que el tiempo me dé, de aquí al 30 de septiembre y los primeros días de octubre. Seguiré echando el resto en todos estos días y preparándome para iniciar el nuevo ciclo (de gobierno) 2013-2019 y pido a Dios salud para todos y mucha vida", recalcó.
AFP recordó que, visiblemente emocionado, Chávez, que ha protagonizado una docena de mitines desde el inicio de la campaña en julio, incluso echó mano de un paño rojo -el color del partido oficialista- para secarse el rostro al terminar sus palabras.
¿Encuestas falsas?
Por otro lado, las encuestas de intención de voto que dan una amplia ventaja al presidente venezolano Hugo Chávez con miras a las elecciones del 7 de octubre próximo son “falsas y tendenciosas”, advirtió el politólogo Ángel Álvarez.
“Estas encuestas intentan confundir al electorado, colocando a Chávez como un candidato invencible, cosa que dejó de ser verdad hace mucho tiempo”, precisó a Notimex el catedrático de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la Universidad Central de Venezuela (UCV), informó la agencia mexicana Notimex.
Álvarez dijo que puede asegurar con propiedad que la mayor parte de los sondeos tienen “fallas metodológicas importantes, fallas en el diseño de la muestra, en el diseño del cuestionario y en el método del muestreo, el cual carece de validez estadística”.
Agregó que Chávez ha tratado de neutralizar el avance del candidato opositor, Henrique Capriles, mediante la propagación de sondeos falsos que lo colocan hasta con 40 puntos de ventaja, como es el caso específico de la encuestadora Gis 21.
Precisó que Chávez intenta ahora tender puentes hacia la clase media y los trabajadores porque le han informado que en esos dos sectores sociales está perdiendo las elecciones y que sin el apoyo de los mismos será “muy difícil” lograr una nueva victoria.
Álvarez destacó que las coaliciones electorales que Chávez ha hecho desde 1998 hasta la actualidad han sido “coaliciones policlasistas” y recordó el llamado Polo Patriótico, conformado por diversos sectores de la sociedad venezolana.
“Hay gente que cree que Chávez debe sus triunfos al apoyo exclusivo de los sectores más pobres, lo que es completamente falso, ya que si así fuera solo hubiera obtenido el 20 o 30 por ciento de los votos en todas las elecciones”, aseveró el politólogo.
“Cada vez más la gente culpa a Chávez de los errores de su gobierno, perdió el miedo y hoy le reclama hasta por televisión sus promesas incumplidas. Eso mantiene atemorizado al candidato oficialista y a sus más cercanos colaboradores”, externó Álvarez.
“Esa reacción de los ciudadanos que han sido defraudados por el gobierno es imposible taparla con bombardeos de encuestas falsas o cadenas televisivas y radiales, ellos comenzaron a darse cuenta que el único responsable del desastre actual es Hugo Chávez”, sentenció.
Esperanzas puestas en Capriles
Un eventual gobierno de Henrique Capriles, candidato opositor a la Presidencia de Venezuela, debería reconducir en forma inmediata la política exterior y revisar los convenios firmados con otros países, dijo la politóloga Elsa Cardozo.
“Esa reconducción no significará ni rupturas ni confrontaciones, sino ajustes que propicien el desarrollo de vínculos desprovistos de los vaivenes del personalismo”, precisó a Notimex la ex académica de la pública Universidad Central de Venezuela (UCV).
En cuanto a los vínculos “especialmente sensibles” con otros países, Cardozo señaló que conviene hacer algunas precisiones respecto a la forma que pudiera Capriles asumir el ajuste de ciertas relaciones con esas naciones.
Explicó que el ingreso de Venezuela al Mercosur se produjo en condiciones de vulnerabilidad extrema, producto de políticas deliberadas de construir apoyos políticos regionales mientras se debilitaba la capacidad de producción y exportación nacional.
Por tanto, explicó, un eventual gobierno de Capriles tendría que cambiar esas políticas económicas con miras a la recuperación del crecimiento y la prosperidad, la generación de empleo y la diversificación de las exportaciones.
“Para ello tendría la posibilidad, y todo indica que la disposición en los plazos previstos, de intentar el mejor arreglo posible para que ese esquema de integración no obstaculice el desarrollo de la nueva política económica”, recalcó.
Cardozo aseguró que se impondría una evaluación exhaustiva, tomando en cuenta que Venezuela ya fue aceptada como miembro pleno del Mercado Común del Sur (Mercosur) y que este acuerdo de integración está en dificultades, ya que son comunes los incumplimientos.
“Sobre la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América (Alba), y en particular su núcleo políticamente más cercano (Cuba, Nicaragua, Bolivia y Ecuador), los lineamientos programáticos de la Unidad Democrática hablan de evaluación exhaustiva y franca”, dijo.
Acotó que esto supone, por un lado, precisar la naturaleza y monto material de los compromisos asumidos por Venezuela con esos países y, por el otro, replantear la naturaleza de ellos en términos de mutuo beneficio y de respeto y protección de los intereses del país.
Señaló que la participación de Venezuela en los diálogos de paz en Colombia, en un eventual gobierno de Capriles, sería la de un país que aboga por el fortalecimiento de la democracia, rechaza la violencia y promueve el respeto a sus instituciones.
©Univision.com
Commentarios