Propietarios de fábrica incendiada salvaron máquinas antes que a sus empleados

EFE | Sep 13, 2012 | 7:17 PM

No han podido dar con los dueños del inmueble

ISLAMABAD- La Policía paquistaní acusó de asesinato y negligencia a los propietarios de la fábrica textil de la ciudad de Karachi cuyo incendio provocó cerca de 300 muertos, revelaron autoridades locales.
La Policía reconoció que de momento no se ha podido arrestar a los propietarios, identificados como Abdul Aziz y sus hijos Shahid y Arshad.
Los equipos de rescate continúan sacando cadáveres del inmueble siniestrado, que amenaza con derrumbarse por el efecto de las llamas que comenzaron el martes por la noche y que a mediodía de este jueves ya habían sido extinguidas completamente.
Trabajadores de la fábrica textil, Alí Enterprises, relataron ante las cámaras como los propietarios ordenaron, tras observar la magnitud del incendio, que se salvara la maquinaria antes que a los trabajadores.
Se trata del peor desastre industrial en Pakistán
Precisamente las máquinas de coser sirvieron a algunos operarios para romper las ventanas que eran la única vía de salida del inmueble en llamas, donde se vivieron momentos dramáticos, con personas arrojándose desde gran altura para salvar su vida.
Un magistrado del Tribunal Superior de Sindh -provincia cuya capital es Karachi- ha iniciado una instrucción del caso y el Gobierno regional también ha nombrado una comisión investigadora encabezada por un juez, según el diario Express Tribune.
El siniestro, el peor desastre industrial de la historia de Pakistán, ha levantado críticas en los medios locales por los pocos recursos de los bomberos y por la corrupción política que consiente el desprecio de los empresarios por la salud de sus trabajadores.
©EFE
Commentarios