'Yo o el caos': Chávez evoca guerra civil para convencer a los indecisos

Univision.com | Sep 11, 2012 | 12:15 PM

SIGUIENTE:

Noticiero Univision mostró las declaraciones del mandatario venezolano, quien agregó que garantizará la paz si gana los comicios.

Presidente venezolano utiliza la advertencia como técnica

Las advertencias del presidente Hugo Chávez de que si la oposición llega al poder se abrirá en Venezuela un período de desestabilización que podría derivar "hasta en una guerra civil" buscan conquistar a los indecisos a un mes de las elecciones, estiman analistas.
La Agencia France Press informa que el mandatario, que lleva casi 14 años en el poder y busca el 7 de octubre prolongar seis años más su mandato, ha advertido varias veces que un hipotético gobierno opositor eliminaría entre otros los programas sociales de alimentación, salud o vivienda, pilares de su "revolución socialista".
'Un nefasto escenario'
El plan de gobierno opositor tiene un "paquetazo neoliberal oculto" que "pretende retrotraernos a una Venezuela que ya no resistiría esto y entraría de nuevo en un nefasto escenario, en una profunda desestabilización (...) que nos acercaría a lo mejor hasta a una guerra civil", dijo Chávez el lunes a una radio local.
El presidente de la encuestadora Datanálisis, Luis Vicente León, considera que estas advertencias son más "un tema político que un riesgo real (de guerra civil), una finta de póquer que el presidente Chávez coloca sobre la mesa para colocar miedo en el elector independiente y que vote por él".
"'Si no está Chávez viene el caos, si no está Chávez viene la guerra civil, si no está Chávez viene el golpe de Estado'. El presidente está incorporando un costo a la decisión de votar por (el candidato opositor Henrique) Capriles: un país en guerra, convulsionado", explica León a la AFP.
La mayoría de los sondeos, muy dispares en Venezuela, siguen otorgando a Chávez una cómoda ventaja de entre 10 y 20 puntos porcentuales frente a Capriles, aunque con un margen más estrecho que en consultas anteriores.
Además arrojan un elevado porcentaje de los llamados "ni-ni", un vasto y crucial grupo que integran indecisos, abstencionistas e incluso aquellos electores que se han decidido, pero que podrían cambiar de opinión.
"La intención de Chávez es inhibir el voto hacia Capriles", ex gobernador del populoso Estado de Miranda (norte) que cuenta con el apoyo de una coalición de partidos opositores, coincide la analista política Mariana Bacalao, profesora de la Universidad Central de Venezuela.
Para León, que calcula que los "ni-ni" podrían ser un 30% de los 19 millones de venezolanos llamados a las urnas, el presidente busca "amedrentar" a quienes prefieren la paz antes que el cambio.
¿Funciona o no la estrategia de Chávez?
"Si eso funciona o no, no lo sé. Pero hay una parte de los electores que no quiere conflicto. Si Chávez les convence de que si pierde va a haber conflicto, podría ser un factor importante para él", sostuvo.
Según Bacalao, la respuesta de Capriles a los ataques de Chávez ha sido reiterar que mantendrá los programas sociales y "dejar claro que no es cierto que sin el presidente Chávez se van a acabar las ayudas".
Por su parte, la analista Carmen Beatriz Fernández, presidenta de la consultora DataStrategia, opina que Chávez está desplegando esta "estrategia del miedo" para evitar perder electores entre sus filas, lo que ella denomina "transfuguismo electoral".
"Ya lo había hecho antes, por ejemplo en las elecciones legislativas de 2010. Pero ahora lo hace con mayor contundencia, porque se ha dado cuenta de que ya no está tan holgado como antes" (en los sondeos), agrega Fernández.
Fernández señala por último que Chávez suele agitar el fantasma del pasado, al identificar a Capriles con los dos partidos, Copei y Acción Democrática, que ahora lo apoyan y que se repartieron el poder durante 40 años hasta que el mandatario llegó a la Presidencia en 1998.
Y también se ha usado esa estrategia en otros países, recuerda Fernández. "En las elecciones mexicanas, el Partido Acción Nacional (PAN) usó la estrategia de advertir con el lobo del pasado, que es el PRI (Partido Revolucionario Institucional, en el poder entre 1929 y 2000)".
"Y la gente pensó: '¿Y qué problema hay si vuelve el PRI?'", agregó sobre la victoria del candidato de ese partido Enrique Peña Nieto.
El problema se combate ¿ocultándolo?
Por otro lado, según publica El Nuevo Herald, uno de los temas más vulnerables para el gobierno de Hugo Chávez, es el elevado índice delictivo en Venezuela, de cara a los comicios presidenciales del 7 de octubre.
Para los venezolanos, sostiene el medio, la inseguridad personal es el tema que más les preocupa. En Venezuela se vive una de las más altas tasas de homicidios en el planeta.
“Ellos quieren tapar una realidad”, citó el medio a Freddy Guevara, integrante de la dirección nacional del opositor Partido Voluntad Popular.
El diputado del mismo partido, Juan Guiado, advierte que “estadísticamente está comprobado que en estos últimos 14 años, cada año ha sido más violento que el otro (…) Ya van más de 150 mil muertos en los últimos 14 años”, citó El Nuevo Herald.
Lo que Capriles propone
Por su lado, la agencia Efe informa que el candidato de la alianza opositora venezolana, Henrique Capriles anunció que comenzará su gobierno, en caso de resultar ganador en los comicios del 7 de octubre, con un aumento del salario mínimo y una batería de medidas para acabar con el problema de la inseguridad y la violencia.
Capriles insistió en un acto desarrollado en Caracas en que no romperá relaciones con ningún país pero que no se "regalará" más petróleo a ninguna nación pues el dinero proveniente del crudo debe ser invertido en solucionar los problemas locales.
"Presentamos un plan de seguridad a todos los venezolanos a ejecutarse el primer día de gobierno, sin perder un día, nosotros no le podemos decir a los venezolanos que esperen para tener seguridad", dijo Capriles durante un acto celebrado en la Universidad Metropolitana de Caracas.
El candidato señaló que el plan de seguridad incluye la depuración de los cuerpos policiales y aplicación de "todo el peso del Estado" para policías que avalen la corrupción y la violencia, acciones que, reiteró, tomará los primeros 100 días de gobierno, a partir del día de toma de posesión, el 10 de enero de 2013.
Asimismo, apuntó que comenzará rápidamente un proceso de transformación del sistema penitenciario nacional y "se van a acabar los muertos en las cárceles venezolanas", un área fundamental, dijo, para que el ciudadano común tenga seguridad.
"Quiero anunciarle a todos los venezolanos que el 10 de enero de 2013, una de las primeras decisiones que voy a tomar como presidente en materia de salarios es ajustar el salario mínimo, arrancando a 2,500 bolívares (581 dólares)", indicó, prometiendo una subida de casi el 25 % sobre los 2,047 bolívares (476 dólares) actuales.
Asimismo, en materia de vivienda, dijo que se comprometía a entregar sus casas a todas las personas que aún permanecen en refugios tras perder sus techos durante las lluvias que azotaron el país a fines de 2010 y principios de 2011, "a esas 25.000 familias les digo que son mi prioridad".
Cerca de 19 millones de venezolanos están llamados a las elecciones del 7 de octubre para elegir a su presidente para el periodo 2013-2019 entre siete candidaturas que lideran el actual presidente, Hugo Chávez, de 58 años y en el poder desde 1999, y Capriles, ex gobernador y abogado de 40 años.
Las confesiones de Hugo Chávez
La misma agencia, por otro lado, reportó que el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, habló en un programa radial de salsa durante el cual cantó, confesó que estudió locución y que incluso en su época de estudiante en la academia militar hizo de animador en varias fiestas.
Chávez, quien aspira conquistar su tercera reelección consecutiva en los comicios del próximo 7 de octubre, ha sostenido en las últimas semanas contactos con radios privadas que no son transmitidos por los medios estatales y en los cuales aborda distintos temas.
El gobernante concedió su segunda entrevista en menos de un mes a la emisora Fiesta 106.5, esta vez a un programa en el que intercaló comentarios sobre la salsa con apuntes acerca de iniciativas de su Gobierno y hasta interpretó apartes de algunas canciones.
"Saludo a todos los que te oyen: taxistas, familias que van en la cola (tráfico), que van manejando, la gente de los barrios, las urbanizaciones, la clase media, la gente alegre", sostuvo Chávez, quien el pasado 3 de septiembre habló con la emisora Unión Radio.
Recordó la orquesta Dimensión Latina interpretando los acordes de "Taboga" aunque admitió que "desafinao como siempre", comentó la llegada del mexicano Vicente Fernández, saludó la reciente visita al país de Rubén Blades y habló del tema que ese artista le compuso al asesinado arzobispo de San Salvador, monseñor Óscar Arnulfo Romero.
"La batalla cristiana por los pobres, cómo mataron (...) a Arnulfo Romero y aquellas monjas también que fueron asesinadas (en El Salvador). La extrema derecha que llega a esas locuras (...) de asesinar y asesinar y matar, pero nunca podrán matar la verdad, las ideas y la alegría", apuntó Chávez.
Se refirió a los planes de construcción de trenes y sistemas de metro cable para comunicar las zonas pobladas del centro del país y señaló que tras escuchar el reporte del tránsito en esa emisora se comunicó con su ministro del Interior, Tareck El Aissami, para pedirle el envío de policías de tránsito a zonas de Caracas.
Relató luego que en época de cadete cantó durante una fiesta en la academia militar junto a la orquesta venezolana Billo's Caracas Boys, fundada por el dominicano Luis María (Billo) Frómeta.
"Yo no cante con (John) Travolta ni con esa gente, pero canté con la Billo's", aseguró el jefe de Estado.
Confesó que en su natal Sabaneta de Barinas fue escogido quizás porque, dijo "hablaba bastante", para darle la bienvenida al primer arzobispo católico que llegó al pueblo y que en la academia compartió escenario con reconocidos presentadores del país.
"Hice mi curso y yo tengo mi título de locutor", comentó Chávez, quien admitió que en la escuela militar se le desató una capacidad que ni él mismo "conocía".
©Univision.com
Comentarios