Obama decepcionado por bloqueo del Dream Act

EFE | Sep 22, 2010 | 8:35 AM

Culpó a republicanos de impedir aprobación de propuesta

WASHINGTON - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se mostró el martes "decepcionado" por la "obstrucción del lado republicano" que impidió el avance en el Senado del debate sobre el proyecto de ley Dream Act (Ley del Sueño), que proponía dar residencia a miles de estudiantes indocumentados con excelentes calificaciones, y les abría la puerta para posteriormente alcanzar la ciudadanía.
El mandatario brindó declaraciones a la cadena Telemundo, en la que también habló sobre el impacto de la crisis en los hispanos.
"Estoy decepcionado", dijo Obama a la cadena, horas después de que el proyecto de ley fracasara en una votación en la que los senadores demócratas sólo lograron 56 de los 60 votos a favor que necesitaban para proseguir el debate.
"Lo que han visto hoy es un ejemplo de la obstrucción que hemos tenido del lado republicano. Había una abrumadora mayoría de demócratas pidiendo ir adelante, y no hemos logrado que ni siquiera un legislador republicano estuviera dispuesto a permitir que esta propuesta se sometiera a debate", subrayó el presidente.Cuestión de númerosLos demócratas cuentan con 56 asientos en el Senado (de u  total de 100), pero los dos representantes de Arkansas no apoyaron la iniciativa anunciada la semana pasada por el líder del Senado, Harry Reid (demócrata de Nevada).
El Dream Act permitiría la legalización de estudiantes indocumentados que entraron al país antes de los 16 años y tienen al menos cinco de estancia, carezcan de antecedentes criminales, se hayan graduado de secundaria o su equivalente y completen al menos dos años en la universidad o presten servicio militar.
"En este país hay una juventud que en todos los sentidos es estadounidense", añadió Obama. "Han crecido aquí, han ido a la escuela aquí, y en la mayoría de los casos no es su culpa si no están legales. Ellos quieren contribuir, y algunos quieren unirse a nuestras fuerzas militares. Hay algo aquí que no tiene sentido", declaró Obama.
El presidente recordó que él respaldó el proyecto desde que se presentó en 2001, cuando era senador por Illinois, y señaló que su partido "seguirá adelante con temas complejos" pese a la cercanía de los comicios legislativos de noviembre.
"Pero parece que no vamos a poder aprobar este proyecto antes de las elecciones", reconoció.
Orden ejecutiva difícil
Preguntado por si puede tomar alguna acción a favor de la medida de manera unilateral, el mandatario respondió que se trata de algo "muy difícil de hacer administrativamente" y que lo último que hará es dar "una excusa a la oposición para que diga: 'Obama está tratando de pasar por alto al Congreso'".
"Tenemos que construir un consenso a lo largo del país, y creo que podemos. En las encuestas sobre la reforma migratoria, la gente muestra que es necesario hacer cumplir las leyes de inmigración, pero también están mayoritariamente de acuerdo en abrir un camino a la ciudadanía a esas personas que ya están aquí", aseguró.
Obama se refirió también a los hispanos que se sienten traicionados por el incumplimiento de su promesa electoral de impulsar una reforma migratoria durante el primer año de su mandato.
"Durante la campaña, no sabíamos que estábamos a las puertas de la segunda Gran Depresión", indicó. "El primer año, la prioridad que establecí para la comunidad latina y para todo el país fue asegurarme de que nuestra economía no cayera al precipicio".
El presidente recordó que la crisis "no golpeó a nadie tanto como a los hispanos", que "aún sufren el impacto" del fraude hipotecario que provocó a muchos la pérdida de sus casas.
Muchas de las medidas impulsadas por la administración, aseguró, están pensadas para beneficiar a la comunidad latina, como las políticas para evitar despidos o el impulso a la construcción de infraestructuras, "un sector en el que trabajan muchos hispanos".
©EFE
Comentarios