Bill Clinton al rescate

Univision.com | Sep 06, 2012 | 10:39 AM

Discurso del ex mandatario vino a dar respiro a la poco diestra maquinaria de reelección del Presidente Obama

Por: Alan Rivera, periodista y analista político
Después de escuchar el discurso del miércoles por la noche del ex presidente Bill Clinton en la Convención Nacional Demócrata, pienso que a la campaña del actual mandatario sólo le basta seguir la línea trazada por esa impecable pieza oratoria que, sin duda, pasará a la historia como la mejor defensa de un gobierno que por momentos se dejó arrinconar. Y es que Bill Clinton defendió la gestión de Barack Obama mejor que el mismo inquilino de la Casa Blanca y sus más cercanos colaboradores.
No fue un hecho gratuito que el mandatario ingresara al estrado al final de la intervención de Clinton y, aún en medio del ensordecedor aplauso de los delegados a la convención, envolverlo en un abrazo que, por un instante, dejó notar el respiro propio del explorador que logró recuperar la brújula perdida en medio de una espesa selva.
Hace dos semanas escribí un artículo en el que cuestionó la estrategia electoral implementada hasta hoy por el Presidente Barack Obama por considerarla difusa, falta de consistencia y con un "eje" demasiado débil. En el mismo análisis afirmo que Romney podría ganarle la presidencia de continuar todo como está (ver: Así como van las cosas, podría ganar Romney).
¿Qué opina del discurso del ex presidente Bill Clinton en la Convención Nacional Demócrata? Participe en el Foro Destino 2012.
¿Qué dicen las encuestas?
La prueba de que la campaña republicana (y sus inacabables millones) ha ganado terreno hasta el día de hoy, está en las encuestas: por primera vez a nivel nacional y desde que se inició la carrera hacia el 6 de noviembre, Mitt Romney ha logrado empatar a Barack Obama con 46.8% en la intensión de voto, cuando sólo en febrero, el mandatario obtenía un 49.1% frente a sólo 43% de Romney (ver: www.RealClearPolitics.com)
Esta tendencia también se ve reflejada hoy, cuando se observan los promedios porcentuales en los llamados Estados "Clave" tal como lo muestra la misma fuente, en la que casi todos los doce Swing States están estadísticamente empatados, a excepción de Pensilvania (para Obama) y Missouri (para Romney). Una situación muy peligrosa para las aspiraciones de reelección del primer presidente afroamericano del país.
Durante esta agresiva campaña presidencial, el propio Barack Obama, por momentos pareció, repito, arrinconado por un discurso monolítico y punzante de Mitt Romney y los republicanos, que lograron acuñar en el sentido común de millones de personas que éste gobierno es sencillamente un fracaso en el manejo de la economía y, en general, de todo el país. La prueba de la efectividad de esa campaña está en las encuestas ya citadas.
Como un bálsamo
Pero si la situación era más que preocupante al contraste con los resultados obtenidos hasta el momento, el discurso de Bill Clinton vino a dar no sólo un respiro a la poco diestra maquinaria de reelección, sino una considerable luz que sin duda es el camino correcto para corregir el rumbo y llevar a Barack Obama al triunfo.
"No hay presidente, ni yo, ni ninguno de mis predecesores, que pudiera haber reparado el daño que sufrió la economía en sólo cuatro años". Esa sola frase pronunciada en medio de los consistentes 46 minutos del discurso de Clinton, basta y sobra para construir un comercial que enmudezca toda la campaña negativa respecto al manejo de la economía hecha por Obama. Pero aún más: “El presidente comenzó con una economía más débil que la mía. Obama heredó una economía profundamente dañada. Comenzó el largo camino hacia la recuperación y colocó los cimientos para una economía más moderna, más equilibrada, que producirá millones de nuevos empleos, nuevos negocios, vibrantes, y nueva riqueza para los innovadores”.
La defensa del Presidente Clinton a la gestión de Obama en temas como empleo, impuestos, reforma de salud y los programas de ayuda social del Gobierno, fue sencilla y directa frente a los ataques republicanos. Con una destreza oratoria y una elegancia que logró opacar a quienes hasta ahora hemos visto a lo largo de ambas convenciones, un carismático Bill Clinton combinó su casi permanente y natural sonrisa con argumentos consistentes y simples que no sólo convirtieron en fortalezas lo que hasta hoy eran debilidades en el gobierno de Obama, sino además, desbarató con la misma sencillez lógica las principales propuestas de la dupla Romney-Ryan.
Si hasta ahora el camino de la reelección parecía empedrado y oscuro, no cabe duda que Bill Clinton ha cumplido con creces la labor de afirmar la ruta y alumbrar la vía que debe seguir Barack Obama y su equipo de campaña, para defender su gobierno, promover su propuesta y permanecer en la Casa Blanca por cuatro años más. El periodista Alan Rivera desempeña el puesto de Spanish Anchor Producer en Stratus Broadcasting Solutions.
©Univision.com
Comentarios