Peña Nieto dice que 'ajustará' ofensiva antidrogas

AFP | Sep 06, 2012 | 4:56 PM

Valora distintas acciones

CIUDAD DE MEXICO - El presidente electo de México Enrique Peña Nieto, del PRI, aseguró que reajustará la polémica ofensiva antidrogas en marcha desde hace cinco años y medio, que deja un saldo de unos 60,000 muertos derivados de luchas entre capos y operativos para detenerlos.
La actual estrategia para combatir la ola de violencia incesante que afecta a varios puntos de México "ha dejado lecciones y aprendizajes, pero está claro que no ha dado los resultados" esperados, declaró Peña Nieto en una entrevista con el informativo nocturno Noticieros Televisa, transmitida el miércoles.
"Tiene que haber un reajuste de esa estrategia (...) he venido haciendo valoraciones de distintas acciones" en materia de seguridad del gobierno del presidente Felipe Calderón, del Partido Acción Nacional (PAN), dijo Peña Nieto.
El mandatario electo especificó que sus prioridades serán "combatir la violencia, el secuestro y la extorsión", uno delito en el que han incurrido los narcotraficantes mexicanos para hacerse llegar de mayores recursos, dijo Peña Nieto, que asumirá funciones el 1 de diciembre.
Reunión con Calderón 
Peña Nieta sostuvo la tarde del miércoles su primera reunión como presidente electo con Calderón y en un posterior mensaje a la prensa dijo que intentará mantener "la estabilidad" del país evitando interrumpir políticas públicas de la actual administración.
"Se tomarán todas las medidas necesarias para preservar la estabilidad del país en el ámbito económico, social y en gobernabilidad", dijo el Peña Nieto en la residencia presidencial Los Pinos acompañado de Calderón.
"El objetivo de esta transición (...) tiene por propósito no interrumpir el funcionamiento de la administración, ni durante el proceso, ni durante el inicio de la próxima administración", añadió.
El Partido Revolucionario Institucional (PRI) gobernó México de 1929 al 2000, cuando el PAN le arrebató el gobierno que mantuvo 12 años, y el retorno de ese partido al poder ha despertado dudas sobre los cambios que podrían producirse, sobre todo en la polémica ofensiva antidrogas que ha implicado el desplazamiento de más de 50.000 militares a los puntos más violentos del país.
Calderón, por su parte, destacó que tiene con su próximo sucesor "una serie de coincidencias", a quien le comentó "que el país tiene sólidas bases en materia económica, social, política y de seguridad".
Ambos sostuvieron un primer encuentro tras la elección presidencial del 1 de julio, cuyo cómputo oficial ya daba a Peña Nieto como triunfador, pero que fue impugnado ante el Tribunal Electoral por el candidato de izquierda Andrés Manuel López Obrador -segundo lugar-, que denunció compra masiva de votos, entre otras irregularidades.
El viernes pasado, el Tribunal Electoral validó la elección tras analizar las pruebas presentadas por la izquierda.
©AFP
Comentarios