Acusan de doble asesinato en Viena a la hispano-mexicana Carranza

EFE | Sep 05, 2012 | 10:32 AM

¿Viuda negra?

La Fiscalía de Austria ha presentado una acusación de doble asesinato contra Estíbaliz Carranza, la hispano-mexicana en prisión preventiva sospechosa de haber matado y descuartizado a su ex marido y a un ex novio en Viena.
Según ha informado la radio y televisión pública ORF, en las 21 páginas de la acusación, la fiscal Ursula Kropiunig considera que Carranza, de 34 años, muestra "una frialdad y una falta de escrúpulos extraordinarias", y que no ha cambiado su actitud tras los crímenes que se le imputan.
Se le acusa de haber matado a un ex marido, Holger H., el 27 de abril de 2008, y a un ex novio, Manfred H., el 22 de noviembre de 2010, y de haber descuartizado sus cuerpos antes de ocultar los restos en varios recipientes en el sótano de la heladería "Schleckeria" que regentaba en Viena, donde fueron localizados el 6 de junio de 2011.
Fue detenida poco después en Italia, adonde había huido, y extraditada ese mismo mes a Austria.
En la acusación, la Fiscalía detalla que la acusada disparó dos tiros en la cabeza de su ex esposo, desde una distancia de 20 centímetros, cuando este estaba trabajando en su ordenador en la vivienda que compartían, a pesar de que ya se habían divorciado.
'Altamente peligrosa'
Luego habría disparado un tiro más y tras varios intentos sin éxito de deshacerse del cadáver, decidió descuartizar el cuerpo con una sierra eléctrica, metió los trozos en bolsas de plásticos y los colocó después en un congelador.
Meses más tarde trasladó todo al sótano de su heladería donde los escondió en recipientes cubiertos de cemento.
El motivo de esta ocultación fue para hacer espacio en la casa para el nuevo amante y compañero de Carranza, mientras que el asesinato de Manfred H. lo habría decidido tras descubrir que su compañero tenía diversas amantes y sentirse "defraudada en su deseo de fundar una familia".
La fiscal asegura que, antes de matarlo, tomó clases de tiro, participó en un curso para manejar el cemento y compró varios tipos de este material.
Debido a que la perita psiquiátrica la considera "altamente peligrosa", la Fiscalía ha solicitado que Carranza, que el pasado 11 de enero ha dado a luz a un hijo en cautiverio, sea internada en un establecimiento para delincuentes con anormalidades mentales.
Se espera que el proceso judicial de este caso comience en noviembre. 
©EFE
Comentarios