Sicilia acusa a Calderón de "lavarse la cara" con ley de víctimas "engañosa"

EFE | Sep 03, 2012 | 7:24 PM

"Insulta a la realidad del país"

CHICAGO, Estados Unidos - El poeta Javier Sicilia acusó al presidente mexicano, Felipe Calderón, de "querer lavarse la cara" con una ley de víctimas "engañosa", que "viola" el Estado de derecho por "no respetar el proceso constitucional".
En videoconferencia desde Chicago, el dirigente del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad (MPJD) dijo a los medios que la nueva ley de víctimas que Calderón envió al nuevo Congreso mexicano "insulta la realidad del país".
Calderón "no solo está faltando a su palabra", sino que pretende "burlarse de la nación y los legisladores", aseveró.
Sicilia, quien encabeza la Caravana por la Paz en Estados Unidos con el objetivo de "humanizar" el debate de la guerra contra las drogas, agregó que además la nueva ley de víctimas "rebaja la dimensión de la emergencia nacional" en México.
Nueva iniciativa
Se pronunció así después de que el pasado viernes el Gobierno Federal anunciara el envío de una nueva iniciativa de "Ley General de Atención y Protección a Víctimas", en sustitución de otra que había devuelto al Congreso en julio pasado.
El Ejecutivo devolvió aquella ley, aprobada por ambas cámaras, que obligaba al Estado a proteger, asistir y reparar el daño a las víctimas de la delincuencia organizada y abusos de derechos humanos, con el argumento de que tenían vicios jurídicos.
Entre ellos, pidió que se precisara a nivel constitucional que la atención de las víctimas no es solo responsabilidad del Gobierno federal, sino también de los estados y municipios del país.
El Legislativo hizo lo mismo y reenvió dicha iniciativa al Ejecutivo al que pidió su inmediata promulgación por considerar que sus observaciones fueron realizadas fuera del tiempo establecido por la ley.
Así, el Gobierno presentó una demanda de controversia constitucional ante el Supremo, que fue admitida y se encuentra en trámite, y el viernes pasado lanzó un nuevo proyecto que recoge propuestas para superar las "inconsistencias" halladas en la anterior.
El representante de la Comisión mexicana de defensa y promoción de derechos humanos, Silvano Cantú, dijo hoy que los afectados por la violencia consideran que el nuevo proyecto "quiere suplantar una ley de derechos humanos de las víctimas por una de asistencialismo para víctimas".
Sin protección real a víctimas 
La actuación del Ejecutivo es "contradictoria y ambigua con las víctimas" e "irrespetuosa con los poderes Legislativo y Judicial", señaló al leer un comunicado conjunto de varias organizaciones de defensoras de derechos humanos en una rueda de prensa.
Además, es "violatoria de las normas constitucionales que regulan el proceso legislativo y las obligaciones generales del Estado en materia de derechos humanos".
Las asociaciones también criticaron la "pobreza de la política de atención a las víctimas" que responde a la "emergencia nacional" con "paliativos normativos y placebos institucionales" como el organismo Províctima, de cuya creación presumió hoy el mandatario en su sexto y último informe de Gobierno.
Dicha institución "hace de la víctima un objetivo pasivo de atención asistencialista, en vez de reconocerlos como titulares de derechos", señalaron.
Asimismo, denunciaron la "subordinación de la política de víctimas a la estrategia de seguridad" y el "desprecio a las víctimas" al desconocer que también han sufrido "la violencia del Estado".
Desde la llegada al poder del conservador Felipe Calderón el 1 de diciembre de 2006, unas 50.000 personas han perdido la vida en enfrentamientos entre los carteles y de estos con las fuerzas de seguridad, una cifra que el MPJD eleva a 70.000 personas.
©EFE
Comentarios