Garzón afirmó que en EEUU hay un 'jurado secreto' que investiga a Assange

EFE | Aug 30, 2012 | 11:09 PM

Afirmó que su cliente quiere responder ante las autoridades suecas

El ex juez español Baltasar Garzón, abogado del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, afirmó que "es claro" que en Estados Unidos "hay una investigación por un gran jurado secreto, y por un proceso secreto", en contra de su cliente.
Asimismo, indicó que Assange, refugiado en la embajada de Ecuador en Londres, ha solicitado garantías mínimas para responder a las autoridades suecas por los delitos sexuales de los que se le acusa en ese país.
"Julian Assange tiene que responder ante la justicia sueca, desde el principio lo quiere hacer, sólo ha pedido una serie de garantías mínimas que eviten su extradición o su posibilidad de entrega a un tercer país, en este caso a Estados Unidos", sostuvo Garzón.
Podría recibir mismo trato que Bradley Manning
Además, dijo que si bien Estados Unidos no reclama oficialmente a su cliente, "es claro que hay una investigación por un gran jurado secreto, y por un proceso secreto, que nos preocupa a muchos, así como el posible trato" que se le pueda dar.
Advirtió que en ese eventual caso, Assange puede recibir el mismo trato que está recibiendo el soldado estadounidense Bradley Manning, acusado de entregar miles de documentos a WikiLeaks y "que está siendo imputado por ese mismo caso".
Manning, de 24 años, está acusado de la mayor filtración de documentos clasificados en la historia de Estados Unidos y se enfrenta a 22 cargos, el más grave el de ayudar al enemigo, por el que podría ser condenado a cadena perpetua.
Uno de sus abogados, David Coombs, ha denunciado que Manning fue ubicado en una celda de 1 metro por 2 metros, dormía desnudo, era vigilado en todo momento, sólo disponía de 20 minutos al aire libre y en ocasiones fue "acosado" por sus guardias.
Espera salvoconducto de Reino Unido
Garzón, quien coordina a nivel internacional la defensa de Assange, dijo esperar "se ejecute" el asilo a favor de su cliente y que el "Reino Unido otorgue el salvoconducto que le permita viajar hasta Ecuador".
Consideró que a su cliente lo pretenden procesar por "una acción que no tiene como motivo una actividad delictiva, sino el ejercicio de la profesión y de la libertad de expresión, en el sentido de haber publicado una serie de documentos que afectan a un país o que afectan a determinadas instituciones".
"Pero creo que el verdadero problema no está en la publicación de los mismos, sino en la producción de ellos y en la responsabilidad que afecta en aquellos casos en que los hechos no son lícitos", razonó el abogado español.
©EFE
Comentarios