'Isaac' supera los Cayos de Florida camino del Golfo de México

Univision.com | Aug 26, 2012 | 11:53 AM

SIGUIENTE:

Noticiero Univision: Pasó con menos fuerza de la esperada, pero ahora la amenaza es para Louisiana a donde podría llegar convertida en huracán.

La Habana sufre vientos y lluvias

La tormenta tropical 'Isaac' pasó el domingo por el sur de los Cayos de Florida, lo que permitió reducir el nivel de alerta en ese estado, y se encamina ya hacia el interior del Golfo de México, lo que a su vez ha llevado a reforzar la alarma en la costa en Luisiana, Misisipi y Alabama.
Citado por Efe, el Centro Nacional de Huracanes (CNH) detalló en su boletín de las 21:00 GMT que el centro de la tormenta se encontraba a 24.2 grados de latitud norte y a 82.3 grados de longitud oeste, a unos 65 kilómetros al suroeste de Cayo Hueso, Florida.
La velocidad de desplazamiento de este frente, que avanza hacia el oeste-noroeste (300 grados), se ha reducido en las últimas horas hasta los 26 kilómetros por hora y se espera que en las próximas 48 horas se ralentice aún más.
"Un cierto fortalecimiento está previsto para las próximas 48 horas, de forma que 'Isaac' se puede convertir en huracán dentro de uno o dos días", afirma el CNH, que prevé que durante el lunes y el martes el frente se adentre hacia el norte por el Golfo de México.
Estas previsiones han hecho que el nivel de alerta por "Isaac" -cuyos vientos se extienden a 335 kilómetros desde su centro- se haya reducido en la península de Florida.
Así, en la costa de los cayos y de buena parte de la península, incluidas las áreas metropolitanas de Miami y Tampa, ya no se esperan condiciones de huracán, sino de tormenta tropical, en las próximas 24 horas.
Sin embargo, se ha fortalecido la alerta en la costa estadounidense del Golfo de México y ahora rige un aviso de huracán en las próximas 24 horas en gran parte de la costa de Luisiana, incluida el área metropolitana de Nueva Orleans, Misisipi, Alabama y parte de la franja horizontal del norte de Florida.
La gráfica del CNH apunta que "Isaac" podría tocar tierra en esa zona entre el próximo martes o miércoles, precisamente cuando se cumplen siete años del impacto del devastador huracán "Katrina".
que podría convertirse este domingo en huracán y mantiene en estado de emergencia a Florida, ya se deja notar en el sur del estado, donde se emitió una alerta por la posible formación de tornados.
Obama prometió recursos
En tanto, la misma agencia informó previamente que el presidente de EEUU, Barack Obama, llamó el domingo por teléfono al gobernador de Florida, Rick Scott, para prometer que su Gobierno "seguirá desplegando recursos" al estado.
Obama telefoneó a Scott tras ser informado sobre los avances de "Isaac" por el director del Centro Nacional de Huracanes (CNH), Rick Knabb y el de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA, por su sigla en inglés), Craig Fugate, según informó la Casa Blanca en un comunicado.
"El presidente dejó claro que el Gobierno, a través de la FEMA, seguirá entregando recursos para apoyar al estado a medida que el equipo del gobernador se prepara y responde a la tormenta", señaló la residencia presidencial.
El mandatario, que regresa a la Casa Blanca tras pasar el fin de semana en Camp David (Maryland), aseguró a Scott que "la gente de Florida está en sus pensamientos durante este tiempo".
Efe informa que en las últimas horas se han cancelado más de un centenar de vuelos en el Aeropuerto Internacional de Miami y otros tantos en el de Fort Lauderdale, algo más al norte, mientras que se han cerrado los aeródromos de los cayos y a mediodía del domingo se suspenderán los transportes públicos.
Más de seis mil hogares se han quedado sin luz en el sur de la península, y se ha propuesto la evacuación voluntaria a personas con necesidades especiales o residentes en autocaravanas.
Florida vivió estado de emergencia desde el sábado, una medida de precaución, y en gran parte del sur se había decretado el cierre de escuelas y edificios públicos para el lunes.
Las autoridades apuntan que, al tratarse de una tormenta muy extendida por su anchura, sus vientos se pueden dejar notar a más de 300 kilómetros de su centro.
Por ello se cree que en toda la zona sur del estado en las próximas horas ya se podrían producir fuertes vientos y lluvias capaces de derribar árboles, provocar inundaciones y causar cortes eléctricos.
En algunas zonas de la costa oeste se está pidiendo a los hoteles que informen de las plazas libres que tienen, por si hubiera que evacuar a gente de Tampa o del Golfo de México.
La Habana sufre su paso
La tormenta tropical ha dejado hasta ahora en Cuba más de 25 mil evacuados, daños materiales menores, inundaciones en zonas costeras y ríos próximos a desbordarse, y mantiene todavía en vilo a las autoridades y la población de la isla pese a que se aleja hacia Estados Unidos.
Según la dirección del Consejo de Defensa Nacional, reunida en La Habana, no se ha reportado por el momento ninguna víctima por el paso de "Isaac", que tocó tierra el sábado en la provincia de Guantánamo (extremo este de la isla), y salió al mar cinco horas después por la provincia nororiental de Holguín.
En el boletín, el jefe del Centro de Pronósticos del INSMET, José Rubiera, anunció, entre otras cosas, "lluvias muy fuertes en toda la costa norte de Matanzas", provincia vecina de La Habana y donde está Varadero.
En ese destino de playa internacional no se han producido evacuaciones aunque los turistas permanecen a resguardo en sus hoteles.
La capital, donde el sábado hubo alguna racha aislada de viento de 76 kilómetros por hora, amaneció hoy con un fuerte oleaje en algunos puntos del malecón que bordea la ciudad y donde permanece cerrado al tráfico de vehículos un tramo de cinco kilómetros "debido a las penetraciones del mar".
Sin embargo, el temporal no ha provocado por ahora la caída de árboles o postes de electricidad, y la entrada de agua en los barrios ubicados más cerca de la costa, que en 2005 provocó graves daños a causa del huracán "Wilma", es de momento mínima.
Más compleja es la situación en la provincia nororiental de Olguín, donde según informó hoy la televisión nacional más de 22.000 personas dejaron sus hogares para alojarse con familiares y medio millar permanecen evacuadas en albergues por precaución.
El caudaloso río Sagua de Tánamo ha sufrido allí una crecida de seis metros y 40 centímetros y la situación "es seguida minuciosamente por las autoridades del municipio y de la provincia" por el peligro de desbordamiento, según la Agencia de Información cubana.
También en Holguín ha subido de nivel el Río Grande, lo que ha forzado el traslado de 412 personas a lugares seguros.
Tras cruzar el extremo oriente de Cuba el sábado, "Isaac" arrastró consigo una columna de lluvias y vientos que este domingo se sentían en todo el territorio nacional, aunque a intervalos y con intensidades muy diferentes según el lugar.
Según el INSMET las mayores precipitaciones en las últimas veinticuatro horas se registraron en la mitad oriental de la isla.
Encabezaron las estadísticas Caujerí, con 228,9 milímetros, y Jamal (155,8), ambas en Guantánamo; seguidas de Pinares de Mayarí (147,9), en Holguín; Contramaestre (144,2), en Santiago de Cuba, y Cayo Coco (127,3), en Ciego de Ávila.
Sube a ocho cifra de muertos en Haití
En tanto, al menos ocho personas murieron en Haití por el paso de la tormenta tropical "Isaac", según un balance parcial difundido el domingo por la Dirección de Protección Civil.
Entre las víctimas hay tres menores: una niña de 10 años, quien falleció tras el derrumbe den una pared sobre su casa en Thomazeau (Oeste); un niño víctima de la caída de un árbol en Carrefour (periferia sur) y otro niño electrocutado en Gonaives (Norte).
Por otra parte, 14,375 personas fueron evacuadas en seis departamentos, de las cuales 13.561 están en refugios, precisó la fuente.
Los dos departamentos más afectados por "Isaac" son el Oeste y el Sureste, precisó el comunicado.
A nivel de las infraestructuras, el vado sobre el río de Grand-Goâve (Oeste) fue arrastrado por las aguas, mientras que los puentes sobre el crecido río Grise (en la periferia de la capital) están bajo vigilancia.
Las autoridades informan también que se registran daños considerables a nivel de viviendas y de la agricultura por el paso de la tormenta, que también se llevó techos de numerosas casas en los departamentos de Oeste, Sureste y Noroeste.
Debido a que la tormenta ya se alejó de Haití, el Secretariado permanente de las gestiones de los riesgos y desastres (SPGRD) levantó la alerta de vigilancia roja, pero pidió a la población mantenerse en vigilancia.
©Univision.com
Comentarios