Así como van las cosas…, podría ganar Romney

Univision.com | Aug 23, 2012 | 1:10 PM

La campaña presidencial pudiera haber llegado ya a su punto de saturación

Por Alan Rivera Prieto,Productor y presentador hispano deStratus Broadcasting Solutions
Me incluyo entre los que hace sólo unos meses, pensaban que una victoria republicana era extremadamente difícil y que un triunfo de Mitt Romney era algo así como tomar el cielo por asalto.
Dicho esto y frente a los resultados de las encuestas (ver www.RealClearPolitics.com) donde se ve que Romney avanza punto a punto en el plano nacional y también en los Estados, resulta más difícil pensar lo mismo hoy.
Hasta donde tengo conocimiento, para ganar una elección la campaña del candidato debe tener un “eje” claro, es decir, un mensaje directo y sencillo que interprete lo que la mayoría de electores quieren en esos comicios en particular, y hacer girar toda la campaña en torno a eso. También, cómo no, hacer las cosas bien y cometer la menor cantidad de errores posible (o no cometerlos, claro está).
¿Qué opina de la campaña presidencial estadounidense? Participe en el Foro Destino 2012.
Mensaje de Romney: elemental, mi querido lector
Me parece que en esta tarea, la campaña de Romney ha logrado mejores resultados. Su mensaje es muy claro y sencillo: "A usted le va mal porque el país está mal y el país está mal porque Obama no sabe cómo salir de la crisis. Hay que sacarlo de la Casa Blanca. La solución soy yo: un empresario exitoso y millonario: el sueño americano hecho hombre".
Como vemos, se trata de un mensaje sencillo que se viene martillando en la mente de los electores desde hace varios meses y, con mayor intensidad, cada día que pasa. Un mensaje que tiene tres partes muy simples:
   1. “A usted le va mal”   2. “Obama es el culpable”   3. “Romney es la solución”
Es sin duda un eje claro, sobre el cual gira todo el discurso de ataque y defensa de la campaña de Romney, y la mayoría de elementos que se integran a él, cada uno de los cuales sirve para remachar la misma idea. Una campaña que contiene, en simples postulados, lo "malo" de Obama y lo "bueno" de Romney. Y sumado a esto, todos los millones que sean necesarios para inundar los medios de comunicación. Dinero es lo que va a sobrar en esta orilla.
Otro elemento fundamental es el propio Romney, quien aunque poco carismático, duro y de escasa naturalidad, compensa esas debilidades con su voraz y obsesivo deseo de ser presidente. Tiene esa idea tan metida entre ceja y ceja, que transmite convicción y la sensación (para los que logra convencer) de que hará lo que dice, nadie sabe cómo, pero lo hará. Una especie de Siperman que todo lo puede. No es gratuito que siendo un candidato que tuvo como promedio sólo 25% de las preferencias de los electores republicanos durante casi todo el desarrollo de las primarias, tenga ahora aproximadamente un 45% de apoyo según las encuestas.
¿Errores de Romney?
Haberse alejado totalmente de la comunidad latina renunciando a su voto y jugarse del todo por consolidar el voto de los indecisos y a sacar de sus asientos a los conservadores apáticos o que se resisten a votar por él. En mi concepto, se trata de un error y un riesgo que podría costarle la elección… si Obama corrige ya mismo su poco afortunada campaña.
Mensaje de Obama: “La culpa es de ellos”
¿Qué hay en la orilla demócrata?: Una campaña de ataque y defensa bajo este confuso eje: "Las cosas no están suficientemente bien porque ellos (los republicanos) no me dejan hacer casi nada. Romney es un peligro para usted porque sólo está a favor de los ricos. Deme cuatro años más para seguir avanzando" (Forward) (?).
¿Cuáles son los elementos de esa campaña?
   1. Reconozco que a usted no le va muy bien.   2. Quiero solucionar los problemas pero los republicanos en el Congreso me ponen zancadillas.   3. Estamos avanzando, he hecho varias cosas buenas.   4. Tenemos que seguir andando en este camino para salir de la crisis.   5. Deme cuatro años más y la cosa estará mejor
Es cierto que el desgaste de casi cuatro años le está pasando factura a Obama. Pero es más cierto que el eje de su campaña es muy amplio, algo confuso y sin contundencia. Difícil de digerir e incierto. Pienso que haría bien Obama y sus estrategas en hacer un alto y reestructurar su campaña para fortalecerla haciéndola más directa, con un mensaje sencillo, directo y contundente. Un mensaje que pueda ser entendido y digerido hasta por un niño de 10 años.
De otro lado, hay que señalar que la fortaleza de Obama es él mismo. Un político carismático, con una facilidad casi mágica para hacer empatía con la gente. Particularmente me parece increíble que aún, a pesar de sus errores de marketing político y de un gobierno que exhibe logros bastante difusos, pueda ganar la reelección.
Además, su campaña de ataques a Romney sí parece ser un acierto y allí el discurso lo tiene claro y sencillo: "Romney gobernará para los ricos como él, los que te explotan y hacen trampas para pagar menos impuestos. No le importas tú ni el país, le importa su bolsillo y los de sus amigos los ricos". Para lograr esto, entre otras cosas, hicieron un excelente comercial de TV (en términos de publicidad política negativa), que corona con un Mitt Romney bajando de un avión y donde se puede ver tras él, al avión de Donald Trump, símbolo del millonario un poco prepotente y de pocos escrúpulos. Sencillamente genial (repito, en términos de publicidad política negativa).
Para concluir…
Hace unos días leí un artículo de mi colega Jorge Ramos. Lo llamó Carta abierta a los Republicanos. En él, Ramos hace un excelente análisis del peso del voto latino y le dice a Romney y a los de su partido, que haber renunciado a ese cada vez más importante segmento electoral fue poco menos que un suicidio político, y que perder el voto latino casi los condena a una debacle electoral. Su razonamiento tiene una lógica cuantitativa indudable.
Sin embargo, creo que contrariamente a lo que concluye Ramos, a pesar de ese error grave de divorciarse de facto del votante hispano, Romney podría ganar la elección. ¿Por qué? Porque su eje de campaña es mejor que el de Obama, por eso.
Me quedan pocas dudas de que la campaña electoral está llegando a su punto de saturación, si no lo alcanzó ya. No creo haber visto (en mi personal seguimiento de campañas en este país) alguna más negativa que esta y que llene más todos los medios de comunicación las 24 horas del día.
Pero eso finalmente no es lo medular, sino los resultados que dependen de lo que se taladra en el cerebro del elector y de la eficacia con la que se cumpla esa tarea. Y en esa labor, según mi punto de vista, Romney lo está haciendo mejor que Obama, quien tiene poco menos de tres meses para corregir el rumbo… si realmente quiere conservar la presidencia, por cuatro años más.
©Univision.com
Comentarios