Michelle Obama hace campaña en Florida

EFE | Aug 23, 2012 | 8:53 AM

Protagonizó un mitin donde pidió que difundan las ideas de su marido en su entorno para que pueda continuar en la Casa Blanca

FORT LAUDERDALE - En apoyo de la campaña de reelección de su esposo, la primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, visitó Florida, un estado considerado clave en el sentido del voto en las elecciones presidenciales del próximo 6 de noviembre.
El último de los actos tuvo lugar en la localidad de Fort Lauderdale, al norte de Miami, donde la primera dama protagonizó un mitin con seguidores de base, a los que pidió que en las escasas once semanas que restan para las elecciones traten de difundir las ideas de su marido en su entorno para que pueda continuar en la Casa Blanca cuatro años más.
A todos ellos les aseguró que su familia conoce los problemas que tienen muchos ciudadanos estadounidenses con dificultades para mandar a sus hijos a la universidad, pagar sus cuidados médicos o cumplir con sus deudas.
¿Será clave el voto de Florida en la elección presidencial de noviembre? Participe en el Foro Destino 2012.
Ejemplo de esfuerzo
Al respecto, recordó que ninguno de sus padres tuvo el grado escolar pero "sacrificaron todo lo que tenían porque querían que mi hermano y yo tuviéramos la educación y oportunidades que ellos sólo pudieron soñar".
"Mis padres son un claro ejemplo de que no importa quién seas ni de dónde hayas empezado, que si trabajas duro te puedes hacer una vida digna y ser feliz en este país", argumentó la primera dama, quien también habló del caso de su marido.
Explicó que la madre de Obama "estaba sola y también tuvo que hacer esfuerzos para pagar las facturas, pero nunca se quejó ni tiró la toalla". Por eso, "Barack sabe lo que es el sueño americano, porque lo ha vivido".
Situación complicada
Recordó que la situación de la economía estadounidense es complicada, pero aseguró que en los últimos meses se han creado puestos de trabajo, y pidió el voto para su marido, para que pueda continuar con sus medidas para impulsar la economía, así como para consolidar la reforma sanitaria.
"Los abuelos que no se pueden permitir las medicinas, las familias que no pueden pagar sus facturas,... Ésa es su lucha: Que nadie (ninguna aseguradora) te pueda discriminar por tener un cáncer de pecho", puso como ejemplo.
Antes de este acto, Michelle Obama visitó la estación naval de Mayport, en el norte de Florida, para reunirse con familiares de militares y anunciar allí que en el último año más de 2 mil empresas han contribuido a la contratación de 125 mil veteranos y esposas de militares.
Esta marca supera el objetivo de 100,000 que se impuso junto la segunda dama estadounidense, Jill Biden, cuando el año pasado lanzaron un plan para potenciar el reconocimiento social y la integración de veteranos y familiares de militares.
Así, Michelle Obama fijó un nuevo objetivo: superar las 250 mil nuevas contrataciones al final de 2014.
Visita sorpresa
El toque anecdótico de la jornada lo puso la sorpresa que decidió dar a una veintena de niños que entrenaba al baloncesto en un gimnasio cercano al auditorio de Fort Lauderdale donde luego se celebró el mitin.
"No sabía que iba a venir, pero la reconocí en seguida", confesó luego Santiago, uno de los niños, de ocho años y de origen hispano, en declaraciones al reducido grupo de periodistas, entre ellos Efe, que presenció su parada en el gimnasio.
Los menores la recibieron con gritos, abrazos y besos, y muchos de ellos le pidieron autógrafos antes de hacerse todos juntos una foto.
La visita de la primera dama a Florida tiene lugar en vísperas de que el próximo lunes comience en la ciudad de Tampa la Convención Nacional Republicana, en la que está previsto que Mitt Romney se convierta en el candidato oficial que hará frente a Barack Obama en las elecciones del 6 de noviembre.
©EFE
Commentarios