Brewer insiste en negar beneficios a dreamers

Univision.com* | Aug 22, 2012 | 6:29 PM

SIGUIENTE:

Noticiero Univision. Jan Brewer no les quiere dar licencias de manejar, ni quiere que el estado los ayude a seguir estudiando.

Gobernadora de Arizona se resiste a darles licencia de manejar

La gobernadora de Arizona se empeña en no condecer beneficios a los dreamers que reciban el beneficio de la Acción Diferida del presidente Barack Obama que favorece a cerca de 2 millones de jóvenes indocumentados.
Pese a la férrea resistencia, ya fue puesto en tela de juicio su orden ejecutiva que prohíbe otorgar licencias de manejo a los jóvenes sin papeles, quienes bajo el amparo de la Acción Diferida obtendrían permisos de trabajo, reportó el Noticiero Univision.
El pasado 15 de junio la Secretaria de Seguridad Nacional (DHS), Janet Napolitano, anunció que la administración del presidente Barack Obama activó la acción diferida que frena la deportación de jóvenes indocumentados que ingresaron siendo niños a Estados Unidos, llevan más de cinco años ininterrumpidos en el país y carecen de antecedentes criminales.
La medida, además, les concede un permiso de trabajo temporal válido por dos años. Al término de ese plazo podrá ser renovada por un período igual de tiempo.
En abril de 2005 el Congreso aprobó la ley Real ID Act (Ley de Identificación Verdadera), que entre otros detalles indica que si una persona obtiene un permiso de trabajo puede gestionar una licencia de manejar.
La orden ejecutiva de Brewer estaría tratando de indicar que los permisos de trabajo que obtengan los dreamers son diferentes a los que obtiene el resto de inmigrantes autorizados para laborar en Estados Unidos, señaló el Noticiero Univision.
En el sureño estado de Arizona hay hasta 80 mil candidatos a la acción diferida.
¿Qué opina de la orden ejecutiva firmada por la gobernadora de Arizona? Participe en el Foro de Inmigración.
Detalles del Real ID
Por ahora el Real ID no está vigente sino hasta por lo menos 2013. El DHS ha postergado su entrada en vigor en espera que los estados adopten las medidas necesarias para implementar la medida y cuenten con los fondos necesarios para cumplir con lo que señala la ley.
Tres años y medio después de aprobado el Real ID (a finales de diciembre de 2009), 46 estados y territorios estadounidenses no habían cumplido los parámetros de la ley nacional de identificación que requiere que los permisos de conducir tengan mejoras de seguridad y sean entregados a personas que pueden demostrar que están legalmente en el país.
La ley fue agregada a otra legislación sobre gastos militares para las guerras de Afganistán e Irak.
La Ley de Identificación Verdadera o Real ID contiene normas que establecen que todos los nacidos después del 1 de diciembre de 1964 estarán obligados a obtener el nuevo documento de identificación, considerado por muchos como el primer paso para la puesta en vigor del carné nacional de identidad.
Durante el gobierno del ex presidente George W. Bush (2001-2009) el DHS apuntó que la nueva licencia será un documento de identidad más seguro, a prueba de falsificaciones y planeada para que los terroristas no puedan adquirirlo.
"Estas nuevas licencias darán a la policía y personal de seguridad una poderosa ventaja contra los documentos falsificados y un alivio a la ciudadanía que desea proteger su identidad de robo por un criminal o un extranjero con permanencia ilegal", explicó a finales de 2008 el entonces secretario del DHS, Michael Chertoff.
Larga espera
El gobierno federal dilató casi tres años en redactar unas normativas que puedan ser puestas en vigor en los 50 estados de Estados Unidos.
En un principio la ley iba a ser activada en 2008, pero fue postergada con la esperanza de granjearse la aprobación de las autoridades estatales, muchas de ellas escépticas.
Incluso, con más tiempo, más ayuda federal y avances tecnológicos, el Real ID aún enfrenta una dura oposición de parte de grupos defensores de las libertades civiles y organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes.
Los peticionarios del Real ID deberán aportar pruebas emitidas por el servicio de inmigración al momento de gestionar un permiso, cuya validez será similar al tiempo de estadía permitido por el gobierno.
También incluye otra serie de restricciones, entre ellas:
   - Autoriza a caza recompensas a perseguir y arrestar a inmigrantes en cualquier parte de Estados Unidos.   - Permite la deportación de inmigrantes antes de que concluyan los procesos de Apelación.   - Elimina el derecho de utilizar la ley de Hábeas Corpus, vigente desde la guerra civil.   - Elimina la suspensión discrecional. Personas que llevan muchos años en Estados Unidos, cometieron un delito y prueban que se han rehabilitado, podrán ser deportadas.   - Establecimiento de procedimientos de expulsión acelerada.   - Los funcionarios del servicio de inmigración podrán actuar como jueces y expulsar a extranjeros buscan ser admitidas en Estados Unidos.   - Las decisiones de los agentes, y de los jueces, no podrán ser apeladas.   - Restringe el recurso de Habeas Corpus y elimina las suspensiones temporales.   - Limita por primera vez, desde la Guerra Civil, toda revisión judicial. La medida afectará a muchas personas con recursos legítimos de sus órdenes de detención o deportación.
Por qué la ley
Los ataques terroristas del 2001 fueron el principal motivo para la creación de la ley Real ID.
El secuestrador Hani Hanjour, que piloteó un avión hacia el Pentágono, tenía cuatro licencias de conducir de tres estados diferentes.
Las licencias bajo la iniciativa tendrían diferentes medidas de seguridad para evitar su falsificación, como la verificación de los certificados de nacimiento, número de seguridad social y comprobación de estatus migratorio para la emisión de licencias.
El Real ID también prohíbe a los inmigrantes, entre otras cosas, utilizar sus licencias de conducir otorgadas por los estados para abordar aviones o ingresar en edificios federales y amplía las facultades de las autoridades de inmigración para denegar peticiones de asilo político.
Las nuevas licencias recomendadas deberán mostrar una fotografía numérica, la fecha de nacimiento, el domicilio y la firma del titular, así como elementos que impidan la falsificación.
El texto de la ley también prevé que los permisos de conducir expiren en la misma fecha que los permisos de residencia de los extranjeros.
©Univision.com*
Comentarios