A 20 años del demoledor paso del huracán Andrew por Florida

Univision.com | Aug 23, 2012 | 3:02 PM

Uno de los tres más demoledores

Los meteorólogos que hace 20 años siguieron la evolución de "Andrew" recuerdan aún el demoledor paso de ese huracán por Florida, uno de los tres únicos de categoría cinco que han tocado tierra en suelo estadounidense en su historia.
Este viernes se cumpla el vigésimo aniversario del azote de "Andrew" sobre el sur de Florida, Max Mayfield, ex director del Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos, explicó que, si algo ha aprendido, "es que no nos tenemos que esperar a que el huracán toque la puerta", públicó la agencia EFE.
Murieron 23 personas 
"Andrew" es el último huracán de categoría 5, la máxima en la escala Saffir-Simpson, que ha tocado tierra en Estados Unidos y lo hizo por el sur de Florida el 24 de agosto de 1992. Tras atravesar esta península, volvió a alcanzar la costa del estado de Luisiana con categoría 3. 
"Andrew" causó la muerte de 23 personas en Florida y Luisiana (además de tres en Bahamas) y daños por valor de $26 mil 500 millones, de los que $25 mil millones correspondieron sólo a la península floridana, según el CHN.
Mayfield recordó que, pese a la magnitud de la tragedia, éste no fue el peor huracán de la historia del sur de Florida porque "sólo afectó a una pequeña área, aunque tuvo una gran fuerza", mientras que ha habido otros huracanes que "aun con menos fuerza, afectaron a un área mayor".
Con categoría cinco, la máxima en la escala de intensidad Saffir-Simpson, "Andrew" tocó tierra en Florida, el estado de Estados Unidos más azotado por este tipo de fenómenos, con rachas de viento superiores a los 265 kilómetros por hora.
Según Mayfield, los fallecidos murieron por causas relacionadas como el derrumbe de techos y paredes, así como por tratar de huir en barcos y automóviles o mientras buscaban refugio.
Tristes recuerdos 
Don Noe, jefe de meteorología en 1992 del canal local WPLG 10, perdió su casa en Palmetto Bay, al sur de Miami, el mismo 24 de agosto, el día en que tocó tierra el que entonces fue el huracán más destructivo en Estados Unidos. A día de hoy, es el tercer huracán más costoso en la historia de este país, después de "Katrina" (2005) e "Ike" (2008).
"Fue lo peor que he visto en mi vida", dijo Noe mientras recordaba las dificultades que tuvo para llegar hasta su casa tras el azote de "Andrew". "Necesité como una hora y media para llegar a casa, cuando normalmente tardaba unos quince minutos. No había electricidad; no había ni calles,..." recordó.
En la historia de Estados Unidos sólo se sabe de tres huracanes que hayan tocado tierra con categoría cinco: un huracán sin nombre que arrasó los cayos de Florida en 1935, "Camille" en 1969 y "Andrew" en 1992.
"Es un impacto tremendo cuando oyes que viene el huracán. Se produce un ruido espantoso y la sensación es de mucho miedo. No le deseo a nadie que pase por lo mismo", comentó.
El riesgo es latente 
El especialista en huracanes advirtió del riesgo que supone que haya mucha gente que se traslada a vivir a Miami o a otras zonas del sur de Florida y que no está familiarizada con este tipo de fenómenos.
En ese sentido, apuntó que "han pasado veinte años desde lo de 'Andrew', seis desde lo de 'Wilma' y hay gente que se olvida de lo importante que es prepararse".
"Si crees que por unas simples rachas de viento no has de prepararte estás equivocado. Cuando la tormenta golpee la ciudad te darás cuenta de que la realidad es mucho más peligrosa de lo que parece", alertó.
Por ello, recomendó tener todos los productos necesarios, como linternas, agua embotellada o comida enlatada. A su juicio, hay que tener todo lo necesario "para sobrevivir en un cámping durante una semana, porque no vas a tener electricidad, comida, agua o gasolina durante" durante unos días.
En cualquier caso, Mayfield dijo estar convencido de que, con el paso de los años, la población está mucho más preparada que hace dos décadas, cuando en el sur de Florida "Andrew" destrozó 25, 524 casas y 101,241 viviendas sufrieron daños.

Exhiben los destrozos de Andrew

A 20 años de los destrozos causados por "Andrew" en el Aeropuerto de Tamiami, en una de las zonas más afectadas de Florida por aquel histórico huracán se pueden ver en una exposición fotográfica.
El Campus Homestead del Miami Dade College (MDC) y el Sistema de Galerías de Arte (AGS) han organizado una exposición con las instantáneas tomadas por Barry Fellman.
"Yo vivía muy cerca, en un área que quedó severamente dañada por la tormenta", explicó Fellman, quien nació en Miami y asegura que "Andrew", el huracán más destructivo del siglo XX en Estados Unidos, es, "con diferencia, el peor que he vivido nunca".
La exposición, que se puede visitar de forma gratuita en el citado campus hasta el próximo 14 de septiembre, reúne algunas de las imágenes tomadas por Fellman, que en la actualidad es director del Centro de Comunicaciones Visuales de Wynwood (Miami).
En ellas se pueden observar los destrozos que "Andrew" causó en este pequeño aeropuerto, donde muros y techos fueron derruidos y las avionetas quedaron apiladas unas sobre otras.
Sin casa 
"Como otros, sufrimos daños en nuestra casa y nos quedamos sin electricidad. Tuvimos suerte de no sufrir daños físicos. Dedicamos el día siguiente a hacer arreglos provisionales y atender las necesidades de nuestros vecinos", apunta el fotógrafo en el material preparado para presentar la exposición.
Al día siguiente, relata, fue cuando él y tantos otros residentes de la zona se dieron cuenta de que la recuperación sería "un largo y engorroso proceso".
"Comenzamos a evaluar los daños en otras áreas de nuestro barrio. A pesar de que muchas carreteras estaban bloqueadas y las líneas eléctrica esparcidas por todas partes tuve la oportunidad de conducir unas pocas manzanas en dirección al aeropuerto", explica.
El fotógrafo recuerda cómo le sorprendió que las avionetas hubieran quedado destruidas "como si fuera juguetes" y los edificios "convertidos en masas de metal retorcido".
Por ello, decidió regresar al día siguiente con su cámara para hacer unas instantáneas que "tratan de descifrar el laberinto de metal entrelazado mediante la búsqueda de los nuevos diseños que impuso la naturaleza".
"Muestran mi esfuerzo por dar sentido a la confusión y encontrar algo de belleza en el caos", argumenta Fellman sobre su trabajo.
©Univision.com
Commentarios