Hispano podría tener oportunidad para revocar su cadena perpetua en EEUU

EFE | Aug 21, 2012 | 3:46 PM
El Paso - Daniel Villegas, quien confesó a los 16 años haber asesinado a dos personas en El Paso, Texas, podría recibir un nuevo juicio y revocar la cadena perpetua tras asegurar que su testimonio dado en 1993 fue coaccionado por los detectives.
Después de casi dos décadas de intentos por demostrar su inocencia desde prisión, el hispano que ahora tiene 35 años podría llegar a tener un nuevo juicio ante la Corte Criminal de Apelaciones del estado.
Ante la presentación de pruebas que podrían demostrar la inocencia de Villegas, el juez Sam Medrano permitió el pasado 16 de agosto que el caso sea llevado a la Corte de Apelaciones.
Tendrá un nuevo juicio
"Ahora la Corte Suprema de Apelaciones deberá estudiar la evidencia, las declaraciones y todos los documentos que se han incluido dentro del caso. Existen dos posibilidades: que nos programen un nuevo juicio o que puedan hallar a Daniel inocente", informó el abogado Luis Gutiérrez, quien representa a Villegas junto a Joshua Spencer.
En el momento en el que el juez Medrano dio su veredicto, todos en la corte se llenaron de emoción, inclusive Villegas estalló en llanto, mientras sus abogados lo abrazaban.
En una moción de 78 páginas Medrano aseguró haber basado su decisión "en los numerosos e inexcusables errores y omisiones cometidos por el estado de Texas, así como por el abogado defensor que han perjudicado a Villegas por más de 19 años".
"El nuevo juicio se amerita porque las confesiones fueron coaccionadas y no fueron confiables de acuerdo a la recomendación", dice el documento.
Agrega que el abogado de oficio de Villegas, John Gates, no había tenido tiempo suficiente porque solo se le otorgaron 60 días para preparar su defensa.
Los abogados Gutiérrez y Spencer aseguran contar con más testimonios que el de su cliente y que la confesión presentada fue coaccionada por los detectives.
Todas las pruebas están a favor del joven
Joshua Tepfer, director de proyectos de la organización de convicciones erróneas de jóvenes de la facultad de derecho de la Universidad de Northwestern, quien ha trabajado con los abogados que representan a Villegas, dijo Efe que todas las pruebas están a favor del joven de El Paso.
"Las pruebas demuestran que los crímenes no fueron cometidos por Villegas. Fueron cometidos por otras dos personas y nosotros tenemos un testigo que lo confirma", aseguró Tepfer.
Tepfer se refirió a los hermanos Rudy y Javier Flores, el primero que paga una condena en prisión federal por otro crimen y el segundo ya fallecido.
"Nosotros hemos manejado varios casos en todo el país como el de Villegas de jóvenes que han sido condenados a cadena perpetua y que siendo inocentes han dicho en interrogatorios manipulados ser responsables. Hemos demostrado su inocencia y hoy están libres. Por mi experiencia puedo decir que es cuestión de tiempo para que podamos tener libre a Daniel", aseguró Tepfer.
Como pruebas, la defensa también cuenta con el testimonio de Daniel Hodge, un miembro del jurado que condenó a Villegas, quien asegura que nunca hubiera votado para sentenciarlo de haber conocido las pruebas que en su momento no se revelaron.
Asimismo, Jesse Hernández, un testigo ocular del asesinato de los dos hombres, quienes eran sus amigos, cree que Daniel es inocente y asegura que el testimonio que ofreció en su momento fue manipulado.
Recuento de los hechos
En 1993, cuatro jóvenes incluyendo a Hernández, Juan Carlos Medina y las víctimas mortales Armando "Mando" Lazo y Robert England iban caminando por una calle de El Paso cuando un auto con tres tripulantes se acercó y los hirió de bala.
England murió en la escena mientras que Lazo fue encontrado metros adelante en la entrada a una casa cercana.
Horas después del asesinato de los dos hombres, Villegas quien fue descrito como miembro de una pandilla quien desertó de la secundaria, fue detenido.
Además de la confesión de Villegas no existe evidencia física que demuestre su culpabilidad.
El primer juicio de Villegas en 1994 fue anulado pues el jurado se declaró incapaz de dar un veredicto. En el segundo juicio, en 1995, el jurado lo halló culpable de asesinato y lo sentenció a cadena perpetua.
Tras la audiencia del jueves pasado, el padre de Villegas, Prisciliano, dijo Efe que por fin se empezaba a hacer justicia.
"Estamos muy felices después de tantos años de sufrimiento de la familia y de Daniel. Han sido demasiados años esperando que por fin nuestro hijo tenga un juicio limpio", expresó el padre.
La madre, Yolanda Villegas, dijo una vez más estar completamente segura de la inocencia de su hijo e informó que solicitarán su libertad bajo fianza, hasta que llegue la fecha del posible juicio si se sigue la recomendación del juez Medrano.
©EFE
Commentarios