Caravana de 'soñadores' va camino a la Convención Demócrata

ImpreMedia Digital, LLC | Aug 21, 2012 | 10:07 AM

Piden regularizar su estatus

PHOENIX - Leticia Ramírez lleva más de 20 días en un viaje con destino a la Convención Demócrata a celebrarse en Carolina del Norte para enviar un mensaje muy claro: "Sin papeles y sin miedo".
En el que fue bautizado como UndocuBus viajan más de 35 inmigrantes sin papeles como Leticia, de 27 años, que quieren pedirle al presidente Barack Obama un alto a las deportaciones de inmigrantes y una forma de regularizar su estatus.
"Me gustaría decirle que pare las redadas de mi gente, él ha hecho más redadas que otros presidentes", dijo Leticia, quien inició su viaje en Phoenix, Arizona como parte de una iniciativa del grupo pro-inmigrante PUENTE.
Inmigrantes tienen miedo de salir de sus casas
El autobús decorado con mariposas monarcas con el fuerte color naranja que las caracteriza, ya ha dejado su huella en Nuevo México, Texas, Louisiana y Tennesse donde los activistas han llevado acabo acciones de protesta y desobediencia civil.
"Mucha gente está pasando por lo mismo que nosotros en Arizona y tienen demasiado miedo de salir y juntarse en sus casas por el simple hecho de no tener papeles", agregó Leticia.
En junio la Corte Suprema de Estados Unidos aprobó una parte de la ley SB 1070 que requiere a la policía local verificar si una persona está en el país legalmente y reportarla con autoridades de inmigración.
Aunque este aspecto de la ley está en suspenso debido a una demanda de organizaciones de derechos civiles que aseguran que llevará a la discriminación racial, las personas sin documentos ya enfrentan la persecución por autoridades como el sheriff del Condado Maricopa, Joe Arpaio.
En Alabama, el lunes, los miembros del UndocuBus se sumaron a una protesta local en contra de la ley HB 56, una ley muy similar a la SB 1070 pero que ya se ha puesto en efecto, ocasionando un éxodo de inmigrantes de ese estado.
Leticia dijo que muchas madres sin documentos se le han acercado asombradas de que no tenga miedo de gritar a cuatro voces que no tiene papeles. En Arizona dejó a sus tres hijos y por las noches cuando les habla por teléfono le piden que vuelva.
Piden más para los 'dreamers'
"Extraño a mis hijos y a mi familia. Me estoy sacrificando de no estar con ellos todos los días", dijo. "La niña quiere que yo este allá".
A diferencia de otros de los viajeros que la acompañan en el UndocuBus, Leticia aseguró que no piensa aplicar para la acción diferida que podría beneficiar a cerca de un millón de jóvenes que llegaron al país ilegalmente a temprana edad.
El beneficio conocido como DACA forma parte de un plan del presidente Obama que otorgará un permiso de trabajo por dos años sin vía a la ciudadanía a jóvenes mayores de 16 años que cumplan ciertos requisitos.
"No estoy desaprovechando, hay mucha gente que sin el permiso trabaja, la gente que tiene muchos años aquí realmente quiere ir a México a ver gente que no ha visto por muchos años", dijo Leticia.
Leticia está en los Estados Unidos desde los 9 años de edad y quiere regresar para ver a sus abuelos. DACA no ofrece un camino a la ciudadanía, ni permitirá que estos jóvenes puedan salir del país y volver a re-ingresar.
"Hay que pedirle más (al presidente) si ya pudo tan siquiera darnos ese paso, puede darnos más", concluyó.
©ImpreMedia Digital, LLC
Commentarios