Obama advierte que plan republicano recortaría los impuestos de Romney al 1 %

EFE | Aug 18, 2012 | 4:40 PM

Presiones a campaña de Romney

El mandatario de EEUU, Barack Obama, advirtió que el plan presupuestario que proponen los republicanos prevé reducir los impuestos a los más ricos, incluido el virtual aspirante republicano a la Presidencia Mitt Romney, quien podría llegar a pagar tan sólo un 1 por ciento.
En un discurso de campaña en la escuela secundaria de Windham en Nuevo Hampshire, Obama hacía referencia al plan diseñado por el congresista Paul Ryan, candidato para la vicepresidencia que ha elegido Romney para concurrir con él a las urnas el 6 de noviembre.
Obama señaló que la pieza central del plan económico de su oponente se basa en una reducción de impuestos de 5 billones de dólares, "muchos de ellos a los estadounidenses más ricos".
El presupuesto presentado por Ryan, permitiría a Romney "pagar menos de un 1 por ciento al año en impuesto", dijo Obama, que señaló que según expertos independientes, el plan tendría una coste para una familia de clase media con niños de unos 2.000 dólares más al año.
Una cantidad que no sería "para reducir el déficit, ni para aumentar el empleo, ni para invertir en educación, sino para hacer otro recorte de impuestos a la gente como él", dijo.
"Sus ideas son bastante simples", ironizó, "creen que si quitamos más regulaciones a las grandes empresa y los grandes bancos (...) y hacemos más recortes de impuestos para los estadounidenses más ricos, entonces de alguna forma la prosperidad va a llover sobre todos ustedes", agregó.
Los comentarios de Obama se producen mientras su campaña presiona para que Romney haga pública su declaración de impuestos de los últimos cinco años, algo que los republicanos consideran una maniobra de los demócratas para distraer la atención de la mala situación económica.
El viernes Ryan divulgó sus dos últimas declaraciones de impuestos durante los últimos dos años. En 2010, la tasa de impuestos que pagó Ryan fue del 15,9 por ciento, y en 2011, del 20 por ciento, una tasa similar a la de Obama, que pagó el 20,5 por ciento, según la Casa Blanca.
La riqueza de Romney
Ambos pagaron más impuestos que Romney, uno de los hombres más ricos que han competido por la Presidencia estadounidense y cuyo patrimonio neto, según varias estimaciones, puede ascender hasta a 250 millones de dólares.
Romney pagó un 13.9 por ciento en 2010, mientras la contribución de la mayoría de los estadounidenses oscila entre el 23 y el 35 por ciento de sus ingresos ordinarios.
El virtual aspirante republicano afirmó este jueves que ha pagado al menos un 13 % de sus ingresos en impuestos en los últimos 10 años y ofreció así la explicación más clara hasta la fecha sobre su situación fiscal, tras las críticas por falta de transparencia al respecto.
Los asesores de Romney han acusado a Obama de querer aumentar los impuestos al proponer acabar con los recortes de impuestos para aquellos que ganan 250.000 dólares, lo que según los republicanos tendrá un impacto en aquellos que crean empleos.
La propuesta de Obama es que los recortes de impuestos aprobados durante el Gobierno de su antecesor, George W. Bush, y que vencen en diciembre se prorroguen por un año, pero solamente para las familias que ganan menos de 250.000 dólares anuales.
En cuanto al sistema de Medicare (el programa social federal para ancianos y jubilados), que ha sido el tema de disputa esta semana entre los candidatos, Obama arremetió contra la propuesta de Ryan y Romney, que según dijo recortará beneficios y tendrá un coste de 6.400 dólares anuales por el cuidado de salud.
En un acto de campaña en Florida, Paul Ryan, que propone la privatización parcial del Medicare para reducir el gasto público, garantizó que su plan "no afectará a los beneficios de la gente que está jubilada o cerca de la jubilación".
No obstante, consideró que "para asegurarnos de que podemos garantizar esta promesa" es necesaria una reforma de Medicare ahora "para que en mi generación no se haya ido a la banca rota".
Mitt Romney y Paul Ryan visitarán también el estado Nuevo Hampshire el próximo lunes para participar en un encuentro con votantes en la localidad Manchester.
©EFE
Commentarios