Programa Acción Diferida: 'Una sabia inversión'

Notimex | Aug 18, 2012 | 12:09 PM

NYT afirma que creará una fuerza moral

El programa de Acción diferida que protege a miles de jóvenes indocumentados en Estados Unidos “es una sabia inversión que creará una fuerza moral más allá de la fuerza legal”, consideró el sábado el diario The New York Times.
“No se puede detener esta fuerza. Es una fuerza de las personas que han crecido en este país y que quieren ser parte de su futuro”, resaltó el diario en uno de sus editoriales.
El rotativo hizo referencia a que esta semana miles de jóvenes acudieron a organizaciones no lucrativas e iglesias en el país para llenar su solicitud que los protegería de la deportación y les otorgaría un permiso de trabajo.
“Es un paso simple para evitar las deportaciones indiscriminadas y una forma de reordenar prioridades de las fuerzas de la ley sin enfocarse a jóvenes que fueron traídos a este país desde pequeños”, resaltó.
“Esta es una aplicación de sentido común aunque los críticos del presidente Barack Obama se han ido al extremo al calificar que este programa no representa más que el principio del fin de la Constitución al llamarlo el ‘Día A’ por una posible amnistía”, apuntó.
Férreos opositores
Esos críticos hasta han comparado la medida con la caída del Imperio Romano y hasta la gobernadora de Arizona, Jan Brewer, emitió una orden que negará esos beneficios a los jóvenes en su estado, expuso.
Además el senador por Alabama, Jeff Session, consideró que la decisión de Obama “es una amenaza directa para el Estado de derecho y el deseo demostrado de estadounidenses por un sistema legal de inmigración".
Las filas de jóvenes, que empezaron desde el miércoles, “fueron sólo una muestra más de esperanza y entusiasmo que desean cumplir con leyes y que su camino se halle legal en el país que los necesita”, destacó The New York Times.
Consideró que es alentador ver a las agencias comunitarias sin fines de lucro y la impartición de talleres de información, a un costo razonable, para procesar documentos de solicitantes, al tiempo que los protegen de fraudes por personas sin escrúpulos.
Las organizaciones y los bufetes de abogados están donando su tiempo y experiencia para ayudar a que el programa funcione.
Los líderes de negocios y grupos filantrópicos están recaudando donaciones privadas para ayudar a los solicitantes a cubrir sus honorarios, señaló.
The New York Times citó el caso de la Universidad estatal Metropolitana en Denver, Colorado, que en este ciclo escolar anunció que ofrecerá una nueva política para este año.
Esta institución, con unos 24 mil alumnos, ofrece a estudiantes indocumentados tasas de inscripción reducidas si demuestran que viven en Colorado.
Bajo las nuevas tasas estudiantes indocumentados pagarán siete mil 157 dólares en esa universidad al año, lo que será tres mil dólares más que lo que pagan los estudiantes que son ciudadanos estadunidenses y ocho mil dólares menos que los estudiantes extranjeros.
©Notimex
Comentarios