Rousseff inaugura planta de PVC y valora apuesta del sector privado en Brasil

EFE | Aug 17, 2012 | 5:30 PM

Prueba de que empresarios invierten

Brasilia - La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, inauguró una fábrica de producción de PVC de la petroquímica Braskem y aseguró que, con la inversión pública y privada, "Brasil será uno de los países que más crecerá en el mundo".
La jefa de Estado consideró la apertura de las instalaciones como "un momento muy importante", pues "es una prueba de que Brasil tiene empresarios que aún siguen invirtiendo, a pesar del actual escenario internacional".
La planta funcionará en el llamado Polo Cloroquímico de la ciudad de Marechal Deodoro, en el estado de Alagoas, donde ya operan cerca de 60 empresas vinculadas al sector petroquímico nacional.
La nueva fábrica de Braskem ha demandado inversiones por 1.100 millones de reales (550 millones de dólares) y le permitirá a la empresa aumentar su producción de policloruro de vinilo (PVC) un 125 por ciento, hasta 460 mil toneladas al año en Alagoas.
Según la empresa, la mayor parte de la producción será destinada a abastecer al mercado nacional, pero también le permitirá ampliar sus exportaciones hacia otros países, sobre todo de América Latina.
Braskem, considerada la mayor petroquímica de América y situada entre las cinco más importantes del mundo en ese sector, cuenta con plantas de producción en Brasil y en Estados Unidos y avanza en la construcción de una fábrica de etileno en México.
Pese a sus dimensiones, la empresa ha sentido el impacto de la crisis global y en el primer trimestre de este año tuvo un beneficio neto de 152 millones de reales (unos 77,5 millones de dólares), que fue equivalente a la mitad del registrado en el mismo período del 2011.
©EFE
Comentarios