Presionan en California por licencias para indocumentados

ImpreMedia Digital, LLC | Aug 17, 2012 | 8:51 AM

Se agotó el tiempo y no se logró que miles de inmigrantes sin papeles pudieran manejar

SACRAMENTO - A menos de dos semanas de que acabe el ciclo legislativo, el asambleísta demócrata de Los Ángeles, Gil Cedillo, presiona en una última batalla por conseguir que el gobernador Jerry Brown le apruebe una ley que le permita cumplir con su promesa de dar licencias de conducir a los inmigrantes indocumentados de California.
"No sabemos, pero estamos haciendo todo lo posible porque queremos que todos los inmigrantes indocumentados puedan manejar, tener una licencia y obtener un seguro", dijo Gil Cedillo, quien por 15 años ha intento sin éxito que se apruebe una ley de licencias de manejo en el estado.
¿Qué opina de la decisión de otorgar licencias de manejar a inmigrantes indocumentados? Participe en el Foro de Inmigración. Carrera contra el tiempo
Esta vez Cedillo tiene el reloj en contra porque cuenta con menos de 15 días para introducir un proyecto de ley. Una mayor desventaja es que su tiempo en la legislatura estatal se le agota en noviembre, y con ello, las oportunidades de sacar una ley se esfuman.
"Estamos en negociaciones con el gobernador porque queremos un proyecto que tenga la oportunidad de ser convertido en ley, y no uno que vaya a ser rechazado", explicó.
Cedillo intentó presentar un proyecto de ley para dar licencia a los estudiantes soñadores que ya se benefician de la ley AB540 (que permite a estudiantes indocumentados graduados de secundaria, pagar las mismas colegiaturas que los residentes legales del estado) pero no encontró apoyo de parte del gobernador.
Qué dice Brown
De acuerdo a fuentes, Brown considera que no hay necesidad de crear una ley estatal para dar licencias a los soñadores porque ya la política de Acción Diferida del presidente Obama autoriza el permiso de manejo.
Pero Armando Botello, portavoz del Departamento de Motores y Vehículos (DMV) precisó que dichas licencias serán sólo por dos años, el tiempo que dura el permiso de trabajo autorizado por Obama a los soñadores.
"Si el permiso se renueva, la licencia de conducir se ampliará por más tiempo", aclaró Botello.
"Con su autorización para trabajar y su número de seguro social, los estudiantes podrán obtener una licencia de manejo por dos años", explicó.
Miles de beneficiados
El Instituto de Política de Migración estima que 350,000 estudiantes soñadores podrán obtener permisos de trabajo y, por consiguiente, licencias de manejo.
La oficina del gobernador Jerry Brown no respondió a la petición de comentar sobre las licencias para los inmigrantes indocumentados. La más reciente declaración de su portavoz Gil Durán daba cuenta de que Brown prefería una reforma migratoria.
Cuando fue procurador de California y en campaña por el cargo de gobernador, Brown nunca se comprometió a dar licencias de manejo.
Presión comunitaria
En tanto se define sí habrá o no una propuesta de ley, líderes de la comunidad presionan por las licencias de manejo.
"Creo que Cedillo debe cumplir la promesa que nos hizo, de que pelearía por una licencia de manejo para todos los inmigrantes indocumentados. Si no lo hace, se irá con una mancha encima", dijo Miguel Araujo, activista comunitario de la Bahía de San Francisco.
"Si él presenta su proyecto, y Brown lo veta, la culpa caerá sobre el gobernante no sobre Cedillo", recalcó.
Hizo ver que por mucho tiempo insistió en que los legisladores de la bancada latina debían presionar al gobernador Brown para reunirse con ellos, y plantearle las licencias de manejo y otros temas que interesan a la comunidad latina. "Nosotros ayudamos a Brown a ganar la gubernatura. Entonces si no nos apoya, cuál es la diferencia entre él y Schwarzenegger. Sólo que uno es más blanco que el otro", dijo molesto.
Llamado al gobernador
Mientras tanto, activistas pro inmigrantes hicieron en Los Ángeles un llamado al gobernador Jerry Brown sobre la necesidad de que todos los inmigrantes puedan tener el documento de manejo como una cuestión de seguridad en las carreteras.
Al saberse que en los próximos días el asambleísta Gil Cedillo sometería por enésima ocasión una iniciativa de ley que otorgaría licencia de manejo a los indocumentados, la Coalición de Inmigración del Sur de California (SCIC) y el Centro de Organización de Servicio Comunitario (CSO) demandaron al gobernador su apoyo a la medida.
"Hay una razón por la cual el sheriff Lee Baca, el jefe de la policía Charlie Beck, el alcalde Antonio Villaraigosa y muchos líderes más de California apoyan las licencias de manejo para todos, y es porque habría más seguridad en las carreteras", expuso Ron Góchez, dirigente de la SCIC.
Paso de heroísmo
Los activistas indicaron que el gobernador Brown tiene la oportunidad de hacer algo heroico para contrarrestar los embates de la gobernadora de Arizona, Jan Brewer, que ha ordenado bloquear las licencias de manejo para los jóvenes que califican para la Acción Diferida.
"Si quieren nuestro voto, nosotros queremos licencias", advirtió Góchez durante la conferencia de prensa que ofrecieron ayer por la tarde frente a la estación de policía de Hollenbeck.
David Sid, residente de Boyle Heights, consideró que ya es tiempo que el gobernador apruebe una ley que otorgue licencias de manejo a los indocumentados para terminar con el perfil racial que cometen los policías.
"Si tuviéramos licencia de conducir, las calles serían más seguras", agregó Raquel Román, también residente de ese sector de la ciudad que concentra a gran parte de la comunidad inmigrante indocumentada.
Carlos Montes, coordinador del Centro CSO, señaló que este sábado 18 de agosto, de 12:30 a 2:30 de la tarde, en la biblioteca Benjamin Franklin de Boyle Heights, habrá un foro informativo sobre los derechos de los indocumentados respecto a las confiscaciones de vehículos y para lanzar una campaña de petición de licencias para todos.
©ImpreMedia Digital, LLC
Commentarios