Volcán Tungurahua incrementa actividad

EFE | Aug 15, 2012 | 4:29 PM

Más de 12 años de actividad

QUITO, Ecuador -  El volcán Tungurahua, en el centro de los andes de Ecuador, experimentó un importante incremento de su actividad con dos explosiones y bocanadas de gases y ceniza que se han esparcido por varias provincias del país, según un informe del Instituto Geofísico (IG) de la Escuela Politécnica Nacional.
Se ha registrado un aumento de la actividad sísmica, así como la deformación de su cono y el incremento en la medición del dióxido de azufre que exhala la montaña, señaló el IG, pero precisó que no tiene evidencias de que la actividad pueda derivar en una crisis eruptiva como las de julio y agosto de 2006.
En esa ocasión, considerada como la mayor actividad del Tungurahua en su actual proceso eruptivo que inició en 1999, fallecieron unas seis personas y miles fueron evacuadas de los alrededores.
En los más de 12 años de actividad, el Tungurahua, de 5.016 metros de altitud, ha intercalado periodos de gran actividad con lapsos de relativa calma y desde abril pasado, cuando presentó un pulso eruptivo moderado, su situación era relativamente estable con pequeños impulsos.
Según el IG, esa situación empezó a cambiar a comienzos de este mes, cuando se registraron pocas explosiones y periodos de tremor o temblores constantes, acompañados de ruidos fuertes, como bramidos, y emisiones de vapor de agua y ceniza.
El lunes, las exhalaciones de gas y ceniza, en forma de nubes, llegaron hasta la ciudad de Ambato, a unos 30 kilómetros de distancia, donde se registró una pequeña caída del material volcánico, señala el informe del IG.
No obstante, precisa que esta madrugada se registró un "incremento sustancial del tremor sísmico, acompañado por intensos bramidos" que causaron la vibración de ventanas en el centro de vigilancia que el IG tiene ubicado a unos 10 kilómetros al oeste del volcán
También se reportó la caída de ceniza en Pillate y Cusúa, situadas en la provincia de Tungurahua, y en Choglontús, en la vecina Chimborazo, todas ubicadas en las cercanías del coloso.
En imágenes de satélites el IG observó que la estela de gas y ceniza expulsada por el volcán se extendió al norte y noroeste, y llegó incluso a pasar por las provincias costeras de Manabí y Guayas.
"No se pueden descartar pulsos de actividad más importantes en el mediano y largo plazo", señala el informe del IG, que mantiene una vigilancia constante sobre el comportamiento de la montaña.
Situado a unos 135 kilómetros al sur de Quito, el Tungurahua es uno del medio centenar de volcanes que se levantan en Ecuador, algunos en actividad, como el Reventador, en las estribaciones andinas que desembocan en la Amazonía.
©EFE
Comentarios