Estudiantes chilenos rechazaron la propuesta de compartir colegios

EFE | Aug 15, 2012 | 3:11 PM

Buscan soluciones

SANTIAGO DE CHILE - Los estudiantes secundarios rechazaron la propuesta del alcalde de Santiago, Pablo Zalaquett, de compartir los establecimientos educativos que mantienen ocupados entre los jóvenes que desean clases y los que pretenden seguir con la protesta.
De este modo, los alumnos de los emblemáticos liceos Internado Nacional Barros Arana, Barros Borgoño, Miguel de Cervantes, Darío Salas, Confederación Suiza, Teresa Prats y Liceo de Aplicación seguirán con la ocupación de sus establecimientos.
Tras una reunión este martes entre el alcalde y los dirigentes de los estudiantes, estos últimos señalaron que Zalaquett al saber de la respuesta de ellos, "quedó en libertad de acción", por lo que los secundarios estiman que en las próximas horas serán desalojados los recintos educacionales por parte de las fuerzas especiales de la policía.
Los dirigentes de los estudiantes dijeron a los periodistas que continuarán con las ocupaciones hasta que ocurra el desalojo, decisión que el alcalde de Santiago tomará mañana, según dijeron.
Los estudiantes abogan por una educación pública, gratuita y administrada en el nivel básico y secundario por el Gobierno central y no por las municipalidades, y a nivel universitario buscan el fin del lucro existente en muchos centros privados y de los altos costes de las carreras, que deben solventar con créditos del sistema financiero.
El Gobierno ha respondido con ofertas de créditos más baratos, más becas y una reforma tributaria que se discute en el Congreso, que busca recaudar hasta mil millones de dólares para la Educación, pero se niega a los cambios estructurales del sistema que exigen los estudiantes.
En tanto, el presidente de la Federación de Estudiantes de Chile (FECH), Gabriel Boric, fue tajante en señalar hoy que mientras el Gobierno no entregue una respuesta a las demandas que han presentado los estudiantes, no dejarán de convocar a movilizaciones durante este mes.
Los jóvenes universitarios y secundarios han convocado a movilizaciones durante la semana del 20 de agosto y llamaron a los padres de familia, abuelos y niños a participar de la actividad y también llamaron a un paro nacional el 28 de agosto.
También la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (Aces) anunció un paro nacional para el 23 de agosto, en rechazo a la reforma tributaria que se discute en el Congreso.
Durante la jornada de este martes, algunos de los colegios ocupados fueron desalojados por la policía, pero horas después nuevamente fueron tomados por los estudiantes.
En las escaramuzas resultaron detenidos unos diez jóvenes que tras comprobarse sus domicilios fueron liberados.
©EFE
Comentarios