Bajo escrutinio estarán los maestros de Miramonte

ImpreMedia Digital, LLC | Aug 15, 2012 | 12:52 PM

Reacciones encontradas de los padres

Después pasar meses enclaustrados en una escuela aun no inaugurada, prácticamente sin hacer nada, poco más de la mitad de los 85 maestros retirados tras el arresto de dos de sus colegas por conducta lasciva contra sus estudiantes, regresaron de nuevo a la escuela primaria Miramonte ante la frustración de algunos padres y la celebración de otros.
Mientras los padres de los estudiantes de kinder recibieron con un aplauso largo a los maestros que volvieron a la escuela, afuera Beatriz Gopar, mostraba su preocupación.
"Ahora los padres debemos estar muy pendientes, venir más seguido a la escuela y estar más atentos de los maestros", dijo Gospar.
Gopar indicó no sentirse a gusto y dijo que hubiera preferido que se quedaran los nuevos maestros con los que el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) había reemplazado a la plantilla docente tras el escándalo de abuso a estudiantes por parte del maestro Mark Berndt, quien fue acusado en enero pasado de 23 cargos por actos lascivos en niños y permanence en la cárcel con una fianza de 23 millones dólares.
Esmida González, por su parte, dijo sentirse contenta de que la comunidad haya obligado al distrito a reinstalar a los maestros.
En febrero pasado, el superintendente del LAUSD, John Deasy, tomó la drástica decisión de transferir a los 126 empleados de la escuela Miramonte a la escuela Agustus Hawkins High School, uno de los 20 nuevos planteles que empezaron a operar, donde recibieron consejería y fueron entrevistados por investigadores en el caso de abuso a estudiantes.
Maestros acuerdan no hablar con la prensa
El lunes por la tarde, en la víspera del inicio a clases, los maestros de Miramonte se reunieron y acordaron que no hablarían con la prensa, según indicó personal oficial de la escuela.
Ninguno de los maestros ha sido acusado de negligencia en el caso de abuso contra estudiantes. De los 76 maestros que habían sido transferidos, 45 fueron recontratados.
"Todos los maestros tuvieron la opción de regresar. Se hizo una encuesta de interés entre ellos y la mayoría decidió quedarse", explicó Martha Contreras, quien estuvo a cargo de concluir el pasado año escolar.
Varios padres presentaron en mayo pasado una demanda en contra del LAUSD, la mayoría de los miembros de su Junta de Educación y dos ex directores de la escuela, alegando que más de 20 quejas por actos lascivos en contra de ex estudiantes supuestamente fueron ignoradas o tratadas con negligencia por los administradores del distrito.
©ImpreMedia Digital, LLC
Commentarios