Ex diputado brasileño afirmó que Lula ordenó compra de votos

AFP | Aug 13, 2012 | 9:45 PM

Ministros recibían órdenes, aseguró

La defensa del ex diputado que reveló en Brasil el escándalo por la compra de votos en el Congreso dijo este lunes que el ex presidente Luiz Inacio Lula da Silva (2003-2010) ordenó los sobornos y pidió su inclusión en el juicio que lleva a cabo el Supremo Tribunal Federal.
El abogado del ex diputado Roberto Jefferson, presidente del Partido Laborista Brasileño, aliado del gobierno de Dilma Rousseff, sostuvo que Lula no sólo sabía de los hechos sino fue quien ordenó la compra de apoyos en el Parlamento durante su primer mandato (2003-2007).
El Instituto Lula declinó responder las acusaciones y recordó que el ex presidente no está siguiendo el juicio, según la oficina de prensa.
"No sólo sabía de eso, fue quién ordenó esos acuerdos que esta acción penal discute. Aquellos ministros (acusados) eran apenas ejecutivos de él", afirmó el abogado Luiz Correa Barbosa ante el Supremo Tribunal Federal (STF).
Jefferson, quien entonces formaba parte de la base aliada de Lula, reveló en 2005 la existencia de una red de corrupción para la compra de votos en el Congreso y acuñó el término "mensalao", como se conoce el caso, para dar a entender que los diputados recibían una mensualidad para apoyar los proyectos del ex mandatario.
Fiscal excluyó al ex presidente
El abogado del ex diputado insistió en que Lula era bastante inteligente como para que no supiera nada de lo que ocurría y que los tres ex ministros implicados en el juicio eran apenas sus auxiliares.
"Los auxiliares atendieron al patrón y dejaron al patrón fuera de la acusación. Dejaron, no, el fiscal general dejó fuera (...) ¿Por qué hizo eso? El procurador es el que tiene que decir" la razón, señaló Correa Barbosa.
Según la defensa, Jefferson informó a Lula sobre lo que hacía su Partido de los Trabajadores (PT) para asegurar el apoyo en el Congreso a través de un sofisticado esquema de desvío de dinero para sobornar legisladores.
"Jefferson dice a los cuatro vientos que el presidente se mostró sorprendido, que, sintiéndose traicionado, llegó a lagrimear y, obviamente, prometió tomar medidas", afirmó el abogado.
En ese sentido, cuestionó severamente al fiscal general por excluir a Lula del proceso e instó al STF a "convertir el juicio en una diligencia" que concluya con una denuncia contra el ex mandatario.
El ex diputado Jefferson es uno de los 38 acusados en el juicio por uno de los mayores escándalos de corrupción en Brasil y enfrenta cargos por lavado de dinero y corrupción activa, cargos que su defensa negó ante los magistrados.
©AFP
Comentarios