Haití reconstruirá sede presidencial destruida por sismo

EFE | Aug 06, 2012 | 9:14 PM

'Será reconstruida con fondos haitianos'

La sede de la Presidencia de Haití sigue entre ruinas después de más de dos años y medio de colapsar por el potente sismo de enero de 2010 que dejó 300 mil muertos, pero las autoridades "encaminan diligencias" para su restauración que, según dijo a Efe una fuente oficial, se hará con recursos locales.
Después de un concurso internacional, autoridades locales decidieron que el Palacio Nacional será reconstruido por un equipo de arquitectos haitianos, explicó a Efe el director del Instituto de Protección del Patrimonio Nacional (ISPAN), Henry Robert Jolibois.
"Es un símbolo nacional, que será reconstruido con fondos haitianos", agregó el funcionario, quien precisó que esta reconstrucción será la número doce a la que se somete esta edificación desde la fundación de Puerto Príncipe, en 1749, durante la colonización francesa.
Jolibois aseguró que el edificio será reconstruido con técnicas modernas, que permiten rehabilitar desde monumentos hasta ciudades.
Según el funcionario, en abril pasado el proyecto de reconstrucción del palacio fue remitido a la Presidencia de la República, que conformó un equipo de trabajo sobre el asunto, y en este momento siguen "las sesiones de trabajo" al respecto.
Hasta hace poco, el mandatario haitiano, Michel Martelly, quien asumió el poder en mayo de 2011, mantuvo que la reconstrucción de la sede presidencial no era parte de sus prioridades, ya que tenía que sacar antes de las calles a los miles de damnificados del potente terremoto que asoló parte de Haití el 12 de enero de 2010.
Aunque muchos damnificados que se encontraban en parques públicos han sido reubicados, unas 400 mil personas siguen bajo carpas en las calles, según estadísticas de organismos humanitarios.
Desde las calles que rodean este edificio, declarado como Patrimonio Nacional, se ven los vestigios de lo que hasta aquel trágico 12 de enero fue un símbolo fuerte para los haitianos y que llamó siempre la atención de los visitantes.
Lo único que queda de este edificio histórico, a cuyas ruinas, que permanecían cerradas, tuvo acceso Efe, son sus dos patios, uno enfrente y otro en la parte trasera, donde poco después de la tragedia se construyeron oficinas para el presidente y los funcionarios.
En abril de 2010 se emprendieron trabajos con el fin de demoler algunos segmentos del Palacio Presidencial, muy afectado por el terremoto.
Estos trabajos fueron considerados como la primera etapa de la restauración del edificio, según indicó en ese momento el ISPAN.
Se trata de proceder "al desmontaje de los elementos peligrosos o considerados no recuperables de las ruinas del Palacio Nacional de Haití", precisó entonces el organismo.
El organismo informó también que los trabajos tomarán en cuenta la "advertencia técnica" de un equipo de arquitectos, ingenieros e historiadores haitianos.
Los expertos consideraron que el Palacio Nacional de Haití representa "el más bonito ejemplo de la arquitectura neoclásica trasplantada en América".
Al mismo tiempo, recomendaron mantener el lugar como sede de la Presidencia haitiana, pero consideraron que tras su restauración deberían restringirse las actividades oficiales y celebrarse en otros lugares más apropiados.
También alertaron sobre la necesidad de abrir un "amplio debate sobre el futuro del Palacio Nacional".
La actual Casa de Gobierno fue construida durante la ocupación estadounidense al país entre 1915 y 1934, según un proyecto del arquitecto haitiano Georges Baussan.
El primer Palacio presidencial fue destruido durante una rebelión en 1869 y colapsó una vez más en 1912 debido a una explosión en su planta baja, que mató al entonces presidente Cincinnatus Leconte, que había estado en su cargo por un año.
La actual edificación de tres niveles fue construida al estilo del Renacimiento francés con un frontón pórtico con cuatro columnas jónicas. El techo tenía tres cúpulas, así como algunas buhardillas, y todo el edificio resaltaba por su color blanco.
En marzo pasado, el Gobierno anunció que se encargaría de recibir, someter y aprobar peticiones de financiación de proyectos ante el Fondo de Reconstrucción de Haití (FRH), que recibe donaciones de la comunidad internacional y es administrado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y que para entonces tenía disponibles 100 millones de dólares, según información oficial.
©EFE
Comentarios