Autor del tiroteo de Tucson se declarará culpable, según medios

EFE | Aug 05, 2012 | 4:52 PM

Jared Loughner enfrenta cadena perpetua

El joven de 21 años, Jared Loughner, acusado de disparar en 2011 contra la congresista Gabrielle Giffords y matar a seis personas, se declarará culpable y aceptará la sentencia de cadena perpetua, informaron el domingo los medios estadounidenses.
Se espera que uno de los psicólogos que ha examinado a Loughner afirme en la próxima audiencia prevista para el martes en el tribunal de Distrito de Tucson, Arizona, que es competente para declararse culpable.
El caso criminal en su contra se había suspendido indefinidamente en mayo cuando el juez federal de Arizona determinó que Jared Loughner tenía incapacidad mental y no podía someterse a juicio.
En el caso de que se determinara que Loughner no podrá recuperar su capacidad mental para el juicio, el juez podría desechar los cargos en su contra y las autoridades estatales y federales podrán solicitar que el acusado sea recluido en alguna institución sanitaria.
El diario Los Ángeles Times cita a fuentes cercanas al caso que señalan que pese a los cambios detectados en la capacidad mental el acusado es consciente de las consecuencias de los hechos y conoce la gravedad de los cargos en su contra.
De este modo, Loughner, quien desde su arresto inmediatamente después del tiroteo ha sido sometido a varias de evaluaciones psicológicas, no se enfrentaría a la pena capital, que había solicitado en un principio la fiscalía, y encararía la cadena perpetua.
Durante su última vista, Loughner tuvo que ser sacado temporalmente de la sala al gritar frases como "ella murió frente a mí", y otras aparentes incoherencias.
Hasta ahora, Loughner se ha declarado inocente de los 49 cargos federales en su contra por el tiroteo del pasado 8 de enero en Tucson (Arizona), que dejó una decena de heridos, entre ellos a la congresista Gabrielle Giffords, y seis muertos, incluyendo una niña de 9 años y un juez federal.
Giffords, que resultó herida en la cabeza durante el tiroteo que se produjo en un evento con votantes, continúa en un programa de rehabilitación en un hospital de Houston (Texas).
©EFE
Comentarios