Denuncian invasión de territorio donde viven indios silvícolas en Paraguay

AFP | Aug 03, 2012 | 3:12 PM

Se niegan a integrarse a estilo de vida occidental

Una empresa ganadera fue acusada ante la justicia paraguaya de invadir un territorio reclamado por nativos en la región de Alto Paraguay, donde se han encontrado vestigios de asentamientos de indios silvícolas, informaron fuentes indigenistas a la AFP.
"Hemos detectado construcciones que están destinadas a albergar ganado y a talar bosques en una región habitada por (indios) silvícolas", reveló Jorge Vera, coordinador responsable de la entidad Gente, Ambiente y Territorio (GAT).
Reclaman territorios ocupados por compañías extranjeras
La organización no gubernamental representa y defiende a la etnia ayoreos-totobiegosode, que reclama desde hace años unas 36 mil hectáreas ocupadas por compañías extranjeras.
Las tierras están ubicadas cerca de la frontera con Brasil y Bolivia, a unos 700 km al noroeste de Asunción.
La última denuncia, presentada ante la Fiscalía, la Secretaría del Ambiente (Seam) y el Instituto Forestal Nacional (Infona), afecta a la empresa Carlos Casado S.A., que construyó un tajamar, tanques de agua, diques, picadas y caminos de todo tiempo en las tierras en conflicto, según los denunciantes.
El reclamo está acompañado de imágenes satelitales que revelan el movimiento que realiza la empresa ganadera, señaló Vera.
"Hemos hecho la denuncia a nivel nacional e internacional", remarcó.
Señaló que en enero una comisión intergubernamental con participación de organizaciones no oficiales constató la presencia de indios silvícolas en la región, a través de huellas y otros testimonios materiales en tierras ocupadas por la compañía brasileña River Plate S.A.
"Se trata de huellas, restos de fogones, estructuras de combustión, alimentos, pisadas, algún objeto material, cortes en los árboles para buscar miel", explicó el experto, quien dijo no saber cuántos indios no contactados aún existen.
Algunos representantes de los ayoreos creen que entre 10 y 15 familias, parientes suyos, se niegan a integrarse al estilo de vida de la socidad occidental.
Las tierras ocupadas por estas empresas son reclamadas vía judicial desde 1993. El Instituto del Indígena (Indi) de Paraguay inició el año pasado la negociación con el apoderado legal de la firma y continúa este año, observó Vera.
Un informe de la organización Survival, con sede en Londres, reportó la denuncia hace una semana, en la que remarcó que los ayoreos necesitan del bosque para su supervivencia por ser cazadores-recolectores.
©AFP
Comentarios