Hispano gana la Primaria en Texas

Notimex | Aug 01, 2012 | 1:00 PM

Fungió cinco años como abogado estatal de Texas

DALLAS, Texas - Ted Cruz, el ex asesor legal de Texas, ganó fácilmente la segunda vuelta de la elección interna estatal republicana, para obtener la candidatura de ese partido al Senado de Estados Unidos.
Cruz, el primer hispano de Texas en aspirar al senado estadounidense, derrotó al vicegobernador David Dewhurst tras una larga y contenciosa campaña política en la que el ahora ganador buscó mostrar a su contendiente como un viejo funcionario público fue respaldado por el gobernador Rick Perry.
Cruz, un cubano-estadounidense
Cruz se enfrentará ahora en la elección general de noviembre próximo al ex representante (diputado) estatal Paul Sadler, triunfador en la primaria estatal demócrata.
"Esta noche es una victoria para las bases", dijo Cruz al celebrar su triunfo la noche del martes. "Es un testimonio de las mujeres republicanas, de los líderes del Partido del Té (Tea Party) y de los conservadores de base."
Cruz, un cubano-americano, egresado de la escuela de leyes de la Universidad de Harvard, trabajó en la primera campaña presidencial de George W. Bush, en el 2000 y más tarde para la administración Bush.
Cruz centró su campaña al Senado en sus más de cinco años como abogado estatal de Texas, bajo el procurador general estatal Greg Abbott.
En sus discursos, Cruz citó el trabajo que realizó en los casos relacionados con los derechos de soberanía de los estados, los derechos a la posesión de armas y la libertad religiosa como un "probado historial" de "luchar por la Constitución de Estados Unidos.
Líderes políticos conservadores, como la ex gobernadora de Alaska, Sarah Palin y el senador Jim DeMint, respaldaron la campaña de Cruz.
En un breve discurso reconociendo su derrota, el vicegobernador Dewhurst dijo que estaba orgulloso de la campaña política que había realizado.
Demócrata al senado buscará apoyo de partidarios de Dewhurst
"Nos dieron un poco de paliza, pero nunca nos rendimos", dijo Dewhurst. "Y estamos de pie, sabiendo que nunca llegamos a comprometer ninguno de nuestros valores", añadió.
En un comunicado, Sadler, el candidato demócrata al Senado, dijo que buscará el apoyo de los partidarios de Dewhurst para las elecciones generales del 6 de noviembre.
"Esta noche, estoy sólo como el único candidato de un partido político importante en Texas”, afirmó Sadler en un comunicado al sostener que “el Partido Republicano de Texas ha sido secuestrado por el Tea Party".
La campaña interna republicana por la nominación a sustituir a la senadora Kay Bailey Hutchison, quien anunció su retiro, despertó el interés nacional.
La campaña provocó un gasto por parte de los candidatos de 45 millones de dólares, lo que la convirtió en la campaña política no presidencial más cara de este ciclo electoral en todo el país.
©Notimex
Commentarios