Aviones espías usados en Afganistán vigilan frontera con México

Univision.com | Jul 28, 2012 | 3:58 PM

SIGUIENTE:

Drones son similares a los usados en Afganistán

Polémico y millonario programa tiene influyentes amigos en el Congreso de Estados Unidos

Los aviones no tripulados utilizados con frecuencia en Afganistán y Pakistán, son la nueva herramienta del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) para asegurar la frontera con México.
El programa tiene influyentes amigos en el Congreso, pero ha generado preocupaciones entre distintos sectores, incluyendo algunos patrulleros fronterizos y defensores de los derechos civiles.
Desde un centro de operaciones en Corpus Christi, Texas, Scott Peterson dirige las operaciones en el Golfo de México y la frontera terrestre desde la boca del Rió Grande hasta El Paso.
¿Qué opina de la política de seguridad fronteriza del gobierno de Obama? Participe en el Foro de Inmigración.
Naves con siete ojos
“Buscamos cualquier cosa que está entrando a Estados Unidos, sean personas, contrabando, narcóticos, armas, paso de dinero, cualquier cosa,” dice Peterson, un agente de la Oficina de Aire y Marina.
El equipo de Peterson opera dos drones tipo Predator. Estos aviones no están armados con misiles, pero si llevan la más avanzada tecnología de vigilancia.
Cada uno tiene siete cámaras, un poderoso zoom y sensores infrarrojos capaces de localizar a vehículos y personas desde una altura de 20 mil pies.
Uno de los drones está equipado con un especial radar marítimo -el primer modelo de este tipo en el mundo- para monitorear las rutas del narcotráfico.
Fantasmas del desierto
Por estas capacidades de espionaje, los contrabandistas que operan ilegalmente en la zona se refieran a los drones como fantasmas, dice Peterson.
El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) actualmente tiene nueve aviones no tripulados divididos entre bases en Arizona, Florida, Dakota del Norte y Texas. Cada uno de ellos cuesta alrededor de $20 millones, lo que ha significado una inversión por encima de los $250 millones en los últimos seis años.
Uno de los más influyentes impulsores del programa es el congresista Demócrata Henry Cuellar (Texas).
“Aquí esperamos que esto va ser no no más para la frontera que tenemos en Texas,” dice Cuellar. “Esperamos un tiempo donde se van a usar mas estos drones en México también”.
Caucus del Drone
Cuellar es uno de los presidentes del Caucus de Sistemas no Tripulados, o Drone Caucus, un grupo de 60 congresistas en la Cámara de Representantes. Su misión es informar a los demás miembros del Congreso sobre el valor estratégico de los drones y apoyar la adquisición de estos sistemas.
General Atomics es el fabricante de los drones utilizados por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS). En los últimos dos años la compañía ha donado más de $200 mil a miembros del Drone Caucus, incluyendo unos $7 mil al congresista Cuellar, según un análisis de Univision utilizando información del Center for Responsive Politics.
Cuellar dice que el recibe contribuciones de dinero de muchas personas, organizaciones y empresas, incluyendo Univision, pero que estas donaciones no influyen sobre sus decisiones en el Congreso.
“Si estamos hablando ahora de las compañías de General Atomics, o otra compañía, vamos a ver que es la mejor decisión para el país. Si yo creo que los drones es una manera de asegurar la frontera, voy a apoyar esto,” afirma Cuellar.
Programa en la mirilla
Pero no todos ven el programa como un éxito.
Datos oficiales indican que el año pasado, los drones contribuyeron a menos del uno por ciento de las 340 mil detenciones y casi 5 millones de libras de drogas incautadas por oficiales en la frontera.
“Si nos basamos en los números que se reportan, los agentes hacen más detenciones, capturan mas droga en un año que todo el programa de los drones en los últimos 3 o 4 años,” dice Sergio Moreno, un oficial del Consejo Nacional de Patrulla Fronteriza, un sindicato de patrulleros.
El programa también fue criticado por una auditoría interna del departamento que recomienda congelar la compra de mas aviones no tripulados hasta no contar con suficiente equipo de mantenimiento y un sistema para cobrarle a otras agencias federales, como el FBI y la DEA, las misiones que se realizan para ellos.
Para Scott Peterson, uno de los más grandes obstáculos son las condiciones del tiempo, pues los fuertes vientos de la zona han postergado o cancelado la mitad de sus misiones.
©Univision.com
Commentarios