Obama aboga por mejor control de armas tras masacre en Colorado

EFE | Jul 26, 2012 | 3:51 PM
A una semana de la ma... A una semana de la ma...
3 Pausar Auto Play

Noticiero Univisión: el mandatario dijo que hay armas, como las usadas en la matanza de 12 personas, que son para soldados y no para ciudadanos comunes.

Buscan que armas no lleguen a criminales

Washington D.C. - El presidente Barack Obama pidió consenso en el Congreso y adoptar políticas "de sentido común" para reducir la violencia causada por las armas, en un discurso ante una organización de afroamericanos con el que puso fin a una gira electoral de tres días tras el tiroteo en Colorado.
"Creo que una gran cantidad de propietarios de armas estarían de acuerdo en que los (fusiles de asalto) AK-47 estén en manos de soldados, no de criminales", dijo Obama en su intervención en Nueva Orleans ante la Liga Nacional Urbana, una organización de defensa de los derechos civiles y de los afroamericanos.
Buscan frenar violencia armada
Seis días después del tiroteo en un cine de Aurora (Colorado) que causó 12 muertos y 58 heridos, Obama abogó por un consenso entre demócratas y republicanos en el Congreso para frenar la violencia armada.
El presidente y candidato demócrata a la reelección hizo referencia a la necesidad de la verificación de los antecedentes de aquellos que quieren comprar armas y de mantener a los desequilibrados mentales lejos de ellas.
Sin entrar en detalles, Obama indicó que las medidas para el control de la posesión de armas deberían ser "de sentido común" y no generar "controversia".
Aunque en su discurso volvió a defender la Segunda Enmienda de la Constitución, que consagra el derecho de los estadounidenses a la tenencia de armas, Obama habló sin tapujos del problema de la violencia con unas de las afirmaciones más contundentes al respecto desde que llegó a la Casa Blanca en 2009.
En Estados Unidos hay más de 300 millones de armas de fuego en posesión de los ciudadanos y las masacres como la ocurrida en Aurora, a las afueras de Denver, reavivan el debate sobre el derecho consagrado en la Segunda Enmienda.
Un 73 % de los estadounidenses se mostraba a finales de 2011 en contra de que se prohibiera la posesión de armas de fuego, según una encuesta de Gallup, y tras el tiroteo en Aurora las solicitudes para poder comprar armas en Denver aumentaron en torno a un 40 %.
En un año en el que Obama se jugará la reelección en noviembre frente al republicano Mitt Romney los analistas no esperan que ninguno presente propuestas concretas para un mayor y mejor control de la posesión de armas.
Durante el mandato de Obama no se ha aprobado ninguna medida ni ley para limitar la posesión. Tampoco se ha reinstalado la prohibición de tener armas de asalto, a pesar de que prometió hacerlo en la campaña electoral de 2008.
Reivindicación de la clase media
Ante unos votantes, los afroamericanos, que lo siguen respaldando abrumadoramente frente a Romney y que han sido de los más afectados por la crisis económica, el presidente defendió sus políticas económicas en el marco de su ya conocido discurso de reivindicación de la clase media.
Unas horas antes de su intervención en Nueva Orleans, Obama logró una victoria política en el Senado con la aprobación de un proyecto de ley para prorrogar las rebajas impositivas a la clase media y el rechazo a otra medida republicana que buscaba extender esas ventajas también a las rentas más altas.
Los demócratas del Senado consiguieron sacar adelante el proyecto de ley con una votación de 51 a 48, pero los republicanos ya han adelantado que lo bloquearán en la Cámara de Representantes, donde tienen mayoría.
La medida busca que los recortes de impuestos aprobados durante el Gobierno de George W. Bush (2001-2009) y que vencen en diciembre se prorroguen por un año, pero solamente para las familias que ganan menos de $250 mil anuales.
Obama lleva defendiendo durante varios meses un aumento de impuestos para los más ricos y el mantenimiento de las ventajas fiscales para la clase media como fórmula para reactivar la economía y el consumo y hacer frente al abultado déficit público.
Por otro lado, el presidente anunció ante la Liga Nacional Urbana que firmará una orden ejecutiva para crear una nueva oficina gubernamental encargada de ayudar a mejorar la educación de los afroamericanos.
Con paradas en los estados de California, Oregón y Washington y Nueva Orleans, Obama ha recaudado unos $6 millones en una gira que comenzó el lunes tras haber visitado el domingo a las víctimas del tiroteo de Aurora.
©EFE
Commentarios