Sequía asola a Estados Unidos

Univision.com | Jul 26, 2012 | 1:15 PM

Advierten y anuncian alza de precios, cuantiosos daños en la agricultura y escasez de alimentos básicos

Como un fantasma silencioso, la sequía avanza en Estados Unidos dejando cuantiosos daños en los campos y alertando a las autoridades federales de escasez y alza de precios para el año 2013.
La falta de lluvias impacta a más de la mitad del país. El gobierno federal y gobiernos estatales han dicho a los consumidores que pueden esperar un aumento de entre 3% y 4% en los precios de los alimentos el año próximo.
Los precios de la leche, el pollo, los huevos y la carne de cerdo serán afectados porque la sequía ha hecho subir el costo del alimento de los animales, indicó el Departamento de Agricultura.
La buena noticia para los consumidores es que los precios de frutas y verduras, al igual que los de los alimentos procesados, no son afectados de la misma forma por la sequía, reportó The Associated Press.
No se espera que las frutas y verduras sean más caras porque son irrigadas incluso en condiciones climáticas normales. El Departamento de Agricultura proyecta un incremento general de entre 2% y 3% para frutas y verduras el año próximo, el mismo que espera este año.
Comente esta nota en el Foro de Estados Unidos.
Zona afectada
El área que cubre la sequía abarca por ahora el 60% del territorio continental de Estados Unidos, la mayor zona desde las épicas sequías de los años 30 y los 50, que devastaron elk campo estadounidense.
Exactamente cuánto más va a pagar el público por un kilo de carne molida, por ejemplo, no se sabe, porque esos precios son afectados por muchos factores, incluyendo cuánto del incremento un supermercado puede pasar a sus consumidores.
Pero los precios de la carne de res, en su totalidad, van a subir de 4% a 5%, señaló el Departamento de Agricultura.
Los precios de la carne y el pollo serán más afectados que los de los alimentos procesados, porque el precio del alimento para animales representa la mayor parte del costo de producción.
En cuanto a los productos lácteos, se espera que los precios aumenten entre 3.5% y 4.5%, mientras que los precios de la carne de pollo y los huevos se espera que registren un incremento de entre 3% y 4.5%.
Los precios de la carne de cerdo experimentarán un alza de entre 2.5% a 3.5%, dijo el Departamento (ministerio) de Agricultura.
Expertos de la agencia indicaron que los efectos lo sentirán todos los estadounidenses.
A puerta cerrada
EL pasado 18 de julio el Gobierno del Presidente Barack Obama alertó de que los estados del medio oeste del país están sufriendo la peor sequía de los últimos 25 años y anticipó que es posible que eso produzca una subida del precio de los alimentos a finales de 2012.
El secretario de Agricultura, Tom Vilsack, explicó en una rueda de prensa en la Casa Blanca, tras reunirse a puerta cerrada con el presidente, que "un 61 % del territorio" del país está afectado por la sequía.
"No hay duda de que esta sequía está teniendo impacto en nuestros cultivos", sostuvo Vilsack al explicar que un 78% de la cosecha de maíz está siendo afectada, así como un 77% de la de soja.
A continuación advirtió que eso "se traducirá en un aumento significativo de los precios".
Según detalló Vilsack, los productores de ganado también están siendo golpeados por la sequía, agravada por las altas temperaturas de las últimas semanas y la falta de lluvia.
Zonas de desastre
El Gobierno ha activado la declaración de desastre en algunas zonas para que los agricultores y ganaderos puedan acceder a ayudas y a préstamos con bajos intereses.
Las herramientas del Gobierno "son limitadas" y, por tanto, va a ser necesario el apoyo del Congreso para sacar adelante iniciativas en beneficio de los productores afectados, comentó el secretario de Agricultura.
También admitió que la sequía proporciona "cierto grado de incertidumbre" a la economía, todavía débil y recuperándose de la grave crisis de 2008.
Uno de cada 12 empleos en el país está conectado de alguna forma con la agricultura, detalló Vilsack.
"Ahora mismo el sector rural es uno de los puntos más brillantes de nuestra economía. Estamos viendo un récord de las exportaciones agrícolas y la expansión en nuevos mercados", agregó.
Cultivos castigados
Los precios del maíz y la soya subieron la semana pasada después que el gobierno reportó que una extendida sequía en el centro del país está afectando los cultivos de este año.
El reporte del Departamento de Agricultura (USDA) indicó que 30% del maíz en los 18 estados que producen la mayor parte de la cosecha de la nación ahora está de malas o muy malas condiciones. Hace una semana era el 22%.
Indiana e Illinois han sido particularmente afectados. El USDA indicó que 61% del maíz de Indiana está calificado ahora como malo o muy malo, comparado con 50% la semana anterior. En Illinois, 48% es malo o muy malo, comparado con 33% la semana previa.
A nivel nacional, la cantidad de maíz calificada de bueno a excelente también está bajando, a 40% esta semana, comparado con 48% de la pasada.
El cultivo de soya también está bajo presión y preocupa que sus precios suban a un nuevo récord.
Temperaturas récord
A la escasez de lluvias se suman las temperaturas récord que han afectado al medio oeste y al este de Estados Unidos, provocando muertes y la preocupación de los agricultores ante la sequía.
Durante al menos nueve días en las primeras semanas de julio la temperatura a la sombra superó los 35 grados centígrados y se situaba en 40 grados al medio día en Washington DC, acercándose al récord de 41 grados de 1930, según los servicios nacionales de meteorología.
El termómetro debía superar los 38 grados en una franja extendida desde el sur de Iowa (centro) a Virginia occidental (centro) y Carolina del Norte (sureste).
La canícula produjo la muerte de 23 personas en todo el país, seis de ellas en la ciudad de Chicago, según reportes de prensa.
En los últimos 30 días (hasta el 18 de julio), más de 4,500 récords de temperatura fueron registrados en todo el país, según la cadena CNN.
La ola de calor es particularmente desfavorable a los agricultores, por la sequía que conlleva, indicaron expertos.
Malas noticias
Las cotizaciones de los granos volvieron a subir el miércoles en Chicago, impulsadas por nuevas previsiones meteorológicas que anuncian una prolongación de la sequía histórica que golpea el centro de Estados Unidos y que cubre casi el 60 por ciento del territorio nacional.
El trigo, el maíz y la soja habían bajado ligeramente en la semana por tomas de beneficios antes de la esperada llegada de lluvias la semana próxima en la zona del centro oeste de Estados Unidos.
Pero los meteorólogos indicaron el miércoles que se trataría de lluvias muy escasas.
"No será la gran lluvia esperada" y el efecto sobre los cultivos debería ser limitado, explicó Rich Nelson, de la corredora Allendale.
"La soja podría beneficiarse de estas lluvias" debido a su estado de desarrollo menos avanzado, "mientras que la mayoría de los daños en el maíz son probablemente irreversibles", destacaron los expertos de Commerzbank.
Desastre en aumento
La fuerte temporada de calor está provocando la peor sequía en 25 años en Estados Unidos. Y todo indica que continuará con temperaturas todavía más altas y tiempo seco en los próximos meses, señalaron meteorólogos.
Estados Unidos no es el único país que padece por el clima severo. Las temperaturas terrestres globales en junio fueron las más altas desde que comenzaron los registros en 1880, según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), el organismo de seguimiento del clima en Estados Unidos.
En conjunto, la temperatura de la superficie terrestre se ubicó 1,07 grados Celsius por encima del promedio, según el reporte mensual del organismo, titulado Análisis Global sobre el Estado del Clima.
Cuando se promedian la temperatura de los océanos y la de la superficie terrestre, el mes de junio pasa a ser el cuarto más caluroso registrado.
En otro indicador preocupante, la cobertura de hielo en el Ártico mostró su segunda menor medida desde que comenzó a registrarse su espesor en 1979.
Un enorme volumen de hielo oceánico, de cuatro veces el tamaño del estado de Texas se perdió el mes pasado. Se trata de una superficie equivalente a 2,86 millones de km2, un récord para un mes de junio.
©Univision.com
Commentarios