Tres empleados de transporte público asesinados en Guatemala

EFE | Jul 25, 2012 | 3:09 PM

Un sector altamente vulnerable

GUATEMALA - Tres empleados del servicio de transporte público de Guatemala fueron asesinados el miércoles en diferentes hechos de violencia, los cuales son atribuidos por las autoridades a las bandas delictivas que se dedican a extorsionar.
El primer caso se registró en un barrio popular de Villa Nueva, en la periferia sur de la capital guatemalteca, en donde supuestos pandilleros dispararon contra dos choferes del servicio de transporte colectivo que cubre las rutas de ese sector.
Un portavoz de los Bomberos Voluntarios Departamentales dijo a los periodistas que en el lugar del ataque falleció Julio Rivera Lucero, de 27 años, quien semanas atrás había organizado una protesta para exigir mayor seguridad por las extorsiones de que son víctimas los empleados del servicio de transportes.
Eder Ramírez, de 27 años, quien acompañaba a Rivera y que también era chofer del servicio de transporte, falleció al ser ingresado a la sala de urgencias de un hospital público de la capital.
Horas después, en el centro histórico de la ciudad, fue asesinado un empleado de una empresa de servicio de transportes extraurbanos, que cubren las rutas del norte del país.
Según el reporte de la Policía Nacional Civil, dos hombres que se transportaban en una motocicleta dispararon contra la víctima, identificada como Juan Gabino, cuando éste ingresaba a las oficinas de la empresa de transportes en la que trabajaba.
Las autoridades no han capturado a ninguna persona con relación a los hechos, pero señalaron que éstos crímenes podrían provenir de parte de las bandas que extorsionan a choferes, ayudantes y empresarios del servicio de transporte, a cambio de no asesinarlos.
El jefe de la Fuerza de Tarea contra las Extorsiones de la Policía Nacional Civil (PNC), Elías Pumay, dijo hoy a los periodistas que durante los primeros seis meses de este año se capturaron 158 personas que se dedicaban a ese delito en el país centroamericano.
©EFE
Commentarios