Dirigentes religiosos de Colorado denuncian "supresión" de voto de minorías

EFE | Jul 23, 2012 | 5:08 PM
DENVER - Los dirigentes de una coalición que agrupa a decenas de iglesias hispanas y afroamericanas de Colorado denunciaron que las recientes medidas implantadas en el estado llevarán a la "supresión" del voto de minorías.
"La supresión del voto sigue vigente", dijo Jonathon Stalls, director de comunicaciones de Juntos Colorado, una organización no partidaria e interreligiosa con sede en Denver.
"Al secretario de Estado de Colorado, Scott Gessler, le decimos que vamos a votar, pero tenemos que asegurarnos que todos los latinos y afroamericanos elegibles para votar se registren para hacerlo y luego voten", agregó.
Las diferencias entre Gessler (republicano) y los dirigentes minoritarios surgieron, explicó Stalls, a finales de 2011, cuando el secretario de Estado de Colorado propuso que no se enviasen boletas electorales por correo a los "votantes inactivos", es decir, a quienes no hubiesen votado en las elecciones de 2010.
El poder judicial de Colorado rechazó esa iniciativa de Gessler que, de haberse aplicado, "hubiese afectado desproporcionadamente a los votantes afroamericanos e hispanos", dijo Stalls.
Luego, el pasado 17 de julio, Colorado recibió la autorización del Gobierno federal para acceder a las bases de datos del Departamento de Seguridad Interna (DHS, en inglés) para verificar la ciudadanía y si son elegibles los votantes sospechosos de haberse registrado irregularmente en el padrón electoral.
Según Gessler, el número de votantes inelegibles oscilaría entre los 85 y los cinco mil, de un total de 1,5 millones de empadronados en Colorado.
Gessler presidirá una audiencia para debatir nuevas reglas para la financiación de campañas electorales y partidos políticos en Colorado.
Las nuevas reglas limitarían las contribuciones que los llamados "partidos pequeños" pueden recibir y otorgarían más autoridad a la Secretaría de Estado para supervisar el cumplimiento de las leyes electorales locales.
"Se trata de un nuevo intento (de Gessler) para marginar a los votantes que no participaron en las elecciones desde 2010. Por eso, a partir de hoy iniciamos la campaña Permitan que Mi Gente VOTE", declaró Stalls.
La campaña, dijo el portavoz, es "un movimiento a nivel estatal de congregaciones afroamericanas y latinas, y de organizaciones comunitarias para promover la participación de votantes de esos grupos en las próximas elecciones".
Por su parte, la Reverenda Dawn Riley Duval, ministra de justicia social en la iglesia Shorter AME, indicó que "por medio de este movimiento las congregaciones afroamericanas e hispanas de Colorado estamos diciendo que no vamos a ser silenciadas".
"Vamos a votar en números récord y nuestros votos van a ser decisivos", afirmó Riley Duval, que puntualizó que las diez iglesias que dieron origen a la campaña ya registraron casi 400 votantes.
Si tiene dudas sobre su derecho al voto llame al (888) VE-Y-VOTA/(888) 839-8682
©EFE
Comentarios