James Holmes, un presunto criminal de mente brillante

Univision.com | Jul 22, 2012 | 1:28 PM

Se revelan más detalles sobre su vida

James Eagen Holmes es catalogado por sus allegados como un joven tímido. Tiene 24 años, y se graduó en neurociencia con honores. Estuvo estudiando un doctorado hasta junio y fue rechazado de un club de tiro, según se reveló.
¿Qué castigo consideras que merece el responsable de la masacre? Opina en nuestros Foros y en la Encuesta.
De acuerdo a lo que publica la versión digital del periódico mexicano El Universal, Holmes aparentemente comenzó hace algunos meses a planear el hecho que le daría la vuelta al mundo: la masacre en una sala de cine en la función de medianoche de la película Batman, el Caballero de la Noche Asciende.
Rechazado de club de tiro
El supuesto autor de la matanza en un cine de Aurora fue rechazado por su comportamiento "raro y repulsivo" en un club de tiro cerca de Denver, indicó el domingo a la cadena Fox el dueño del negocio.
Según Glenn Rotkovich, dueño del centro de tiro privado Lead Valley Range, en Byers (Colorado), James Holmes, detenido por el asesinato de 12 personas la madrugada del pasado viernes, exhibía un comportamiento "extraño" y tenía un mensaje de voz en su teléfono sobre Batman, informó la afencia Efe.
"Mirando atrás, podría decirse que sonaba como el 'Joker'", indicó Rotkovich, con relación a la apariencia de la voz del mensaje con el enemigo de Batman en las primeras versiones de la película.
De acuerdo con el dueño del club de tiro de Colorado, Holmes intentó ingresar en el centro hace menos de un mes, pero la política del club es conocer a sus socios, por lo que el joven tuvo que responder algunas preguntas por correo electrónico.
De acuerdo a la información de Efe, Holmes dijo que no era miembro de la Asociación Nacional del Rifle, que no tenía antecedentes, que no le estaba prohibido almacenar munición y no era adicto a las drogas.
Cuando Rotkovich llamó a Holmes para explicarle las normas de seguridad y cerciorarse de quién era, escuchó "un mensaje incoherente, raro".
Tímido, solitario y de pocas palabras
En la foto del anuario escolar de 2004, dice el medio, Holmes aparecía como una persona alta, de cabello oscuro, luciendo el número 16 en el uniforme blanco del equipo de fútbol del colegio.
Holmes es hijo de una enfermera, de nombre Arlene, y de un gerente de una compañía de software llamado Robert. James vivió con ellos en San Diego hasta que se mudó solo para vivir más cerca de la Universidad de Colorado en Denver, donde estudiaría un doctorado luego de graduarse de la Universidad de California en Riverside.
Definido como un hombre de pocas palabras, que no parece tener cuentas en Facebook, LinkedIn, MySpace o Twitter. Sin embargo, no se descarta que las haya borrado.
“Un chico tímido… solitario”, define según El Universal un vecino de James de hace mucho tiempo en San Diego. Lo recuerda como miembro de una familia que solía asistir a la Iglesia. Deportista, pues además de jugar fútbol en la secundaria Westview, corría a campo traviesa.
El doctorado en el que se matriculó Holmes el año pasado, tenía clases como “Bases Biológicas de los Desórdenes Psiquiátricos y Neurológicos”. Los problemas para él comenzaron cuando, a pesar de haberse graduado con las mejores calificaciones, no logró conseguir empleo.
El rector de Riverside, Timothy P. White, dijo en conferencia de prensa que desde tiempo atrás, los intereses de Holmes parecían inclinarse a saber cómo nos comportamos. Agregó que “obviamente, Holmes tenía la capacidad de hacer lo que quisiera, académicamente hablando”.
'¿Me visitarás en prisión?'
En junio, James Holmes decidió dejar el doctorado. Nadie sabe qué originó la decisión, pero lo que sí quedó claro es que comenzó a bajar de calificaciones en los últimos meses.
El Universal detalla además, que tampoco se tenían indicios de que el ahora acusado tuviera líos con la policía. Solo se supo de una infracción de tránsito o alguna queja de sus vecinos por el alto sonido en su casa.
Las compañeras de preparatoria de Wetsview no recuerdan haberle conocido alguna novia, pero sí muchos amigos con quienes compartía el gusto por los videojuegos.
Holmes decidió hacerse de armas y de seis mil cartuchos de municiones. El siguiente paso fue teñirse el cabello de rojo al estilo de “El Guasón”, como él mismo se hizo llamar al momento de la masacre, según testimonios.
El medio mexicano destaca que la prensa de EEUU reveló que el FBI está estudiando la veracidad de una publicación que supuestamente habría subido Holmes en Adult Friend Finder. En el portal colocó fotos suyas con el cabello teñido con dos mensajes: “Busco una aventura o sexo casual. Soy un tipo lindo. Bueno, tan lindo como puede ser alguien que hace este tipo de chanchullos”. “¿Me visitarás en prisión?”, habría preguntado luego el joven.
Consejero de niños
Por otro lado, la web Radio Programas del Perú, destaca que Holmes se describe como un “aspirante a científico” en su currículum, y destaca que además fue consejero de niños antes de lograr un empleo como técnico de laboratorio.
El medio toma como fuente la hoja de vida de James Holmes publicada en Monster.com. Ahí, el acusado menciona que entre sus empleos estuvo en un campamento para niños de escasos recursos. Max Straus, jefe del Ejecutivo en el Camp dijo que durante su empleo en el lugar en 2008, Holmes “no tuvo incidentes o preocupaciones disciplinarias”, cita el medio.
“Él no tenía que tomar notas ni nada. Él se presentaba en clase, se sentaba y todo el tiempo obtenía A”, cita por su parte a sus amigos de la secundaria y compañeros de clase en la Universidad de California, quienes destacaron además que Holmes nunca mostró signos de violencia o sentimiento de ira.
“Nosotros lo conocimos así como es ahora. Podíamos llamarlo ‘Jimmy James’. Nos reíamos todo el tiempo sobre él”, citó finalmente el medio a Ritchie Duong, un estudiante de 24 años que afirmó que la última vez que vio a Holmes fue en diciembre del año pasado, cuando fue con él y otros amigos al cine a ver la película Misión Imposible en el centro de Los Ángeles.
©Univision.com
Commentarios