Agente fronterizo cobraba $15 mil por cruce

Notimex | Jul 17, 2012 | 6:52 PM

Denuncian aumento de muertes en la frontera a manos de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos

SAN DIEGO, California - Un agente fronterizo de Estados Unidos que encabezaba a una banda de traficantes cobró hasta $15 mil a cada indocumentado que permitía cruzar a California por la garita de San Ysidro, de acuerdo con cargos presentados este martes.
El inspector de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), Héctor Rodríguez, ofrecía a través de dos cómplices suyos "cruces garantizados” de la frontera por pagos que oscilaban entre los $10 mil y los $15 mil por persona.
La Procuraduría Federal en San Diego calcula que la banda cruzó por lo menos 37 grupos de indocumentados, con un número indefinido de inmigrantes.
¿Qué opina de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos? Participe en el Foro de Inmigración.
Arrestado por el FBI
La Oficina federal de Investigaciones (FBI) detuvo el viernes a Rodríguez, de 42 años, y a sus cómplices, Gerardo Rodríguez de 37 años y Vanessa Molla de 29 años.
Al momento de la detención de los cómplices del inspector en el estacionamiento de unos departamentos cerca de la frontera, el grupo transportaba a 14 indocumentados en un vehículo tipo van.
De acuerdo con los documentos, el agente fronterizo Rodríguez informaba a sus asociados la puerta de la garita en la que estaría encargado y los otros conducirían el vehículo por esa entrada, donde el inspector ingresaba información falsa en su terminal de computadora.
Luego de terminar su turno el oficial iría a recoger su pago. Los documentos indican que el inspector también obtendría algunos privilegios adicionales, como manejar al menos dos vehículos de lujo y usar relojes de los más costosos en el mercado.
Aumentan las muertes
El lunes se conoció que por lo menos 14 hombres han muerto en su mayoría por disparos de oficiales de la Patrulla Fronteriza desde octubre de 2009, según informaron entidades como i-Newsource, el Fondo Investigativo del Instituto Nacional, radios públicas de Texas y California y la televisión pública estadounidense.
Los medios destacaron el caso del mexicano Anastasio Hernández Rojas, quien murió en mayo de 2010 a los 45 años de edad, padre de cinco estadounidenses.
Hernández Rojas fue esposado a la espalda, sometido boca abajo en un estacionamiento fronterizo en San Ysidro, California, donde al menos una docena de agentes federales lo golpearon, le propinaron patadas y rodillazos, y le aplicaron seis descargas eléctricas inmovilizantes.
Hernández Rojas quedó con muerte cerebral en el acto y dos días después falleció en un hospital de Chula Vista.
Los medios destacaron que este mes un gran jurado debatirá ese caso, que el forense de San Diego determinó como homicidio, porque 16 legisladores federales pidieron una investigación.
Medidas preventivas
El reporte, que incluye a la Red de Noticias, una organización nacional sin fines de lucro, señaló que California tomó medidas preventivas al aprobar una ley que limita las deportaciones a indocumentados peligrosos. Esa acción estatal ocurrió luego de que la Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos refrendara partes de la antiinmigrante Ley de Arizona, la SB 1070.
Los medios atribuyeron a la Ley de Arizona casos como el del mexicano Jesús Castro Romo, quien fue detenido, golpeado e insultado por un oficial de la Patrulla Fronteriza, quien, además, le disparó en una pierna.
El agente federal se alejó del lugar desértico, donde quedó Castro Romo desangrándose durante hora y media, hasta que lo encontró un grupo de rescate que pasaba de manera casual por el sitio.
©Notimex
Comentarios