Corea del Norte releva al jefe de sus Fuerzas Armadas

EFE | Jul 16, 2012 | 7:03 PM

Se desconoce el nombre de su sucesor

SEUL - Corea del Norte anunció el lunes que Ri Yong-ho, jefe del Estado Mayor del Ejército Popular y colaborador cercano del líder norcoreano, Kim Jong-un, ha sido relevado de todos sus cargos por "enfermedad", lo que, según expertos surcoreanos, podría ocultar motivos políticos.
El Buró Político del Comité Central del Partido de los Trabajadores tomó este domingo en Pyongyang la decisión de cesar al vicemariscal Ri, de 70 años, considerado uno de los principales líderes del país y mentor del joven Kim Jong-un, según la agencia de noticias estatal norcoreana (KCNA).
El escueto comunicado de la KCNA no dio pista alguna sobre quién será el nuevo jefe operativo de las poderosas Fuerzas Armadas de Corea del Norte, que con aproximadamente 1,1 millones de efectivos son el principal garante del poder de la dinastía Kim, que gobierna el país desde su fundación en 1948.
Despiertan especulaciones sobre su destitución
Sobre la "enfermedad" aludida por la KCNA como motivo de la destitución de Ri, el Gobierno de Corea del Sur no ha podido confirmar la veracidad de esta alegación, lo que ha despertado multitud de especulaciones en el país vecino.
Una portavoz del Ministerio de Unificación en Seúl indicó a Efe que, "a juzgar por la historia reciente de Corea del Norte, es muy inusual la destitución aislada de un funcionario de tan alto rango".
"Estamos observando muy de cerca la situación y estrecharemos nuestra vigilancia" sobre Corea del Norte tras el anuncio, puntualizó la portavoz.
Por su parte, analistas surcoreanos barajan la posibilidad de que el cese de Ri oculte motivos políticos -como una lucha de poder en el seno del régimen- o esté relacionada con el control que busca ejercer sobre el Ejército el líder norcoreano, Kim Jong-un, que a su vez es el líder supremo de las Fuerzas Armadas.
Ri Yong-ho, nacido en 1942, también ocupaba hasta ayer los cargos de miembro del Presidium del Buró Político y de la Comisión Central del Partido de los Trabajadores, y el de vicepresidente de la Comisión Militar del partido único norcoreano.
Fue nombrado jefe del Estado Mayor del Ejército Popular del país comunista en febrero de 2009, en una de las mayores reorganizaciones de personal militar de la historia de Corea del Norte, llevada a cabo por el fallecido líder Kim Jong-il.
Ri Yong-ho tenía consolidada su posición en el régimen
Ri, descrito por medios norcoreanos como un profundo conocedor de piezas y tácticas de artillería, consolidó su peso en el régimen en 2010 a través de numerosas apariciones públicas en diversos eventos, en los que ejerció como orador.
Entre otros, ofreció el discurso de apertura durante el desfile del Ejército celebrado en octubre de 2010 para conmemorar el 65 aniversario del Partido de los Trabajadores.
Aunque desde 2011 sus intervenciones públicas se redujeron, analistas surcoreanos aseguran que Ri siguió siendo uno de los hombres de confianza del fallecido dictador Kim Jong-il, en cuya comitiva fúnebre ocupó un lugar destacado al desfilar al lado del féretro junto con su hijo y sucesor.
Más recientemente, Ri Yong-ho ocupó un lugar destacado en la organización de las celebraciones por el centenario del nacimiento del fundador del país, Kim Il-sung, el pasado 15 de abril, y se ha mostrado ante las cámaras junto al nuevo líder norcoreano, Kim Jong-un, en varias ocasiones.
El régimen comunista de Corea del Norte, anclado en las políticas de la Guerra Fría, se caracteriza por un extremo hermetismo que impide conocer los movimientos que ocurren en su interior.
Siete meses después de la muerte de Kim Jong-il y consolidado en el poder su hijo Kim Jong-un, la destitución del jefe del Estado Mayor plantea nuevos interrogantes sobre la estabilidad de un régimen basado en el Ejército y aparentemente sólido, pero con una economía en ruinas y una deteriorada política exterior. 
©EFE
Commentarios