Hijo del presidente de la Cienciología murió en soledad y pobreza

Univision.com | Jul 12, 2012 | 3:48 PM

Tuvo vida solitaria

El hijo del presidente de la Cienciología murió hace unos días en pésimas condiciones económicas y de salud, informó el sitio Yahoo! Noticias.
Su madre, separada de su esposo, Herbert Jentzsch, y de su hijo desde hace años, se enteró de su muerte días después de que ocurriera.
Karen de la Carriere llevaba dos años sin verlo. Recibió la noticia de su muerte luego de que hubiera pasado días en un depósito y fuera incinerado.
Alexander tenía 27 años y su salud se había deteriorado desde hace unos años.  
Su madre aseguró que no murió en paz. Alexander sufrió un accidente de auto que le lesionó la espalda. A partir de entonces comenzó a utilizar calmantes. Sumado a esto, la iglesia le negó al joven el convertirse en padre, algo que deseaba enormemente.
La Cienciología tiene reglas estrictas en lo que respecta a la reproducción de sus miembros. Cuando la mujer de Alexander quedó embarazada por primera vez en 2007, se le sugirió que abortara. La madre accedió pero volvió a quedar embarazada en 2011. También en esta ocasión le fue denegada la oportunidad de ser padre.
A partir de entonces su salud empeoró. No tenía trabajo, no tenía familia, estaba separado de su mujer y tenía la herida en la espalda, por lo que seguía medicado. De la Carriere comentó que eso es lo que provocan las políticas de aislamiento de esta religión. 
Su madre relató que su hijo nunca vivió una vida familiar sana. "Se llama a sí mismo el chico sin padre", cuenta. "Era su gran complejo, el que hecho de que en 16 años solo le vio unas nueve veces. Nunca llamaba por Navidad o para felicitarle el cumpleaños, lo cual le entristecía enormemente. Siempre decía que era porque su padre no le quería. No entendía que estaba en una prisión".
La misma Karen fue miembro de esta religión. Dejó la iglesia hace dos años. Ella también fue sometida a una política de aislamiento por la que no pudo volver a ver a su hijo.
"Les entregué 35 años de mi vida, viví de comer arroz y habichuelas, aguanté su disciplina y salvajismo… No hay piedad, no hay benevolencia en la iglesia de la Cienciología. No tienen caridad. Durante los últimos dos años mi hijo desapareció de mi vida y hace unas semanas todo se desmoronó para él… y ahora está muerto", se lamenta la mujer de 76 años.
©Univision.com
Commentarios