Homicidio de panadero sacude en Argentina

EFE | Jul 11, 2012 | 3:38 PM

Preocupación por inseguridad

BUENOS AIRES, Argentina - El homicidio de un panadero por un nuevo intento de robo sacudió hoy a la sociedad argentina tras una semana de protestas en las calles para denunciar el aumento de la inseguridad y reclamar medidas al Gobierno de Cristina Fernández.
Miguel Martínez, de 69 años y de origen español, fue tiroteado  cuando descargaba su camioneta frente a la panadería que regentaba desde hacía más de 20 años en el barrio de Tortuguitas, en el conurbano bonaerense.
"El viejo era un gallego que vino a los ocho años y se la pasó laburando", recordó su hijo Sergio, que denunció la indefensión de las víctimas y aseguró a medios locales: "en cuanto pueda me compro un arma".
El de Miguel Martínez es el último de una larga lista de homicidios que han conmocionado a los argentinos y han provocado movilizaciones en varios departamentos del cinturón de Buenos Aires durante los últimos días.
Según el diario Clarín, en el último mes se ha registrado una media de un crimen cada dos días en robos a mano armada en el gran cinturón de Buenos Aires.
Las cifras confirman un aumento significativo de la violencia y la inseguridad en la zona, donde el pasado año se registraron 73 delitos similares, con una media de uno cada cinco días.
Un sondeo privado difundido a principios de julio reveló que ocho de cada diez argentinos considera que la inseguridad es alta en su país y que el índice de delitos ha crecido en el último año.
El 68 por ciento de los consultados para este estudio del Centro de Opinión Pública de la Universidad de Belgrano admitió que cada vez toman más medidas para protegerse de la inseguridad en su vida cotidiana y el 44 por ciento reconoció que vive con temor y siente estrés e intranquilidad en los espacios públicos.
En medio de este contexto, el silencio oficial sobre el tema ha aumentado el malestar social.
El opositor Francisco de Narváez se sumó hoy a las críticas vertidas en la red social Twitter contra la presidenta, que evitó mencionar el tema de la inseguridad durante un acto oficial en la provincia de Buenos Aires.
"Me hubiera gustado escuchar a la presidenta hablar de la inseguridad que mata gente todos los días y de la inflación que supera el 30 por ciento", señaló De Narváez.
En las últimas semanas, los argentinos han reaccionado con indignación ante casos como el de una mujer que perdió su embarazo de cinco meses tras recibir un balazo, o el crimen de dos hermanos, propietarios de un supermercado, supuestamente en venganza por haber identificado a un delincuente.
En este contexto, no es de extrañar que las consultas a especialistas por estrés y trastornos de pánico ocasionados por episodios de inseguridad en Buenos Aires hayan aumentado considerablemente, según estimaciones de expertos.
©EFE
Commentarios