Clientelismo electoral cada vez más sofisticado en México

Univision.com | Jul 04, 2012 | 5:20 PM

Una realidad en México

 
CIUDAD DE MEXICO - El clientelismo electoral es cada vez más sofisticado por parte de los partidos politicos que han hecho más discreta esa práctica durante las jornadas electorales, afrmó el analista Javier Osorio.
"No son descabelladas las declaraciones de unos políticos, de que hubo compra de votos, acarrero, condicionamiento de votantes, en algunos casos hasta amenazas para inhibir el voto" dijo en entrevista para univision.com el director de la organización Más Democracia.
Aseguró que cada vez más estas prácticas de clientelismo electoral se hacen más sofisticadas y discretas y una de las innovaciones en estas elecciones generales, es la entrega de tarjetas de débito y de supermercado. 
Denuncia de compra de votos
El ex candidato de las izquierdas, Andrés Manuel López Obrador dijo que impugnará la elección presidencial ante las irregularidades encontradas en el proceso electoral, entre ellas la entrega de tarjetas del super Soriana a quienes votaron por el candidato del PRI, Enrique Peña Nieto.
En las redes sociales circula un video donde mujeres aseguran haber recibido tarjetas de Soriana por haber votado por el Partido Revolucionario Institucional (PRI). 
El especialista en estudiar el clientelismo electoral dijo que su organización hizo monitoreo en las zonas consideradas "focos rojos" donde efectivamente se registró la compra del voto, pero que tampoco se puede asegurar que esa práctica sea generalizada en el país. 
"Lo que sí te puedo decir es que nuestros observadores del campo fueron a zonas estratégicas y encontraron actividad clientelar", destacó.
"Cada vez se vuelve más sofisticada la práctica del clientelismo electoral en sus diferentes manifestaciones y es más dificil observarlo y es mucho más dificil probar la relación causal, de que este condicionamiento de voto se convirtió en un voto especifico, emitido a favor de algún partido".
Mayor discresión
El analista recordó que antes los partidos políticos repartían costales de cemento y láminas en las zonas marginadas, luego pasaron a la entrega de despensas, pero ahora esa sofisticación llegó al dinero electrónico despositado en tarjetas para el supermercado, tiempo aire para el celular, de débito o vales de gasolina.
"Existen diferentes prácticas, todas giran en torno a la misma característica. El objetivo del monitoreo es reducir la expectativa, es una especie de contrato y acuerdo en que el político ofrece un bien material y el votante ofrece su voto". 
Aunque destacó que este tipo de relaciones están permeadas por la incertidumbre, ya que ninguna de las dos partes sabe si se va a cumplir con el compromiso. 
En este sentido, dijo, los partidos crean redes de monitoreo para reducir la incertidumbre, para ello les piden los datos de la credencial de elector a los votantes para saber en qué casilla van a sufragar. 
Llegando el día de la elección, un representante del partido que tiene capacidad legal de estar en las casillas tiene su propia lista y luego de que el votante emitió su sufragio, fuera de las instalaciones le entregan lo prometido, ya sea tarjeta de débito, de tiempo aire para el celular o las que en esta ocasión se entregaron de la tienda Soriana.
Difícil comprobar compra de votos 
A pesar de las irregularidades electorales que se lleguen a comprobar, es difícil que cambie el rumbo de la elección, debido a los huecos legales que existen en la ley electoral. 
"Una vez que se han identificado algunas iregualridades para los partidos no hay sanción, y si la hay le descuentan financiamiento para los próximos años. Esto significa que si ganas la elección a la mala, como en algún momento se pensó, se atribuyó a Los Amigos de Fox que fue algo que se certificó legalmente.
El IFE hizo una sanción administrativamente y financiera al partido (PAN), pero Fox ya había ganado la elección y no hay un recurso legal para deponer un presidente una vez que ya fue electo, aunque el proceso en el que fue electo sea cuestionable", destacó Osorio.
Vicente Fox fue presidente de México en el sexenio 2000-2006.
Detendió al Instituto Federal Electoral, que consideró uno de los mejores organismos electorales a nivel mundial, pero reconoció que hay muchas situaciones en las que el IFE no tiene capacidad para sancionar.
Por el contrario cuestionó la falta de regulación y fiscalización a los partidos políticos, que es´tan fuera de la Ley de Transparencia, por lo que las prácticas clientelares y compra de voto seguirán vigentes en los proceso electorales.
 
©Univision.com
Commentarios