Obama otorga la ciudadanía a una decena de hispanos miembros del Ejército

EFE | Jul 04, 2012 | 1:28 PM

La Secretaria de Seguridad Nacional destacó sacrificios hechos por soldados inmigrantes

WASHINGTON, D.C. - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, afirmó el miércoles que "la historia de los inmigrantes es nuestra propia historia" al encabezar la ceremonia de naturalización de una decena de hispanos miembros activos de las fuerzas armadas, de Bolivia, Honduras, Ecuador, Guatemala, México, El Salvador y Colombia.
"Ninguna otra nación se renueva y refresca tan constantemente como Estados Unidos, gracias a la llegada de inmigrantes. Por eso Estados Unidos siempre es joven", explicó Obama ante una audiencia compuesta por las familias de los naturalizados en la Sala Este de la Casa Blanca.
Uno de ellos, el guatemalteco Carlos Alberto Navichoque, relató su paso de inmigrante ilegal hace casi 16 años a ciudadano estadounidense tras servir en Irak como operador de transporte en 2010.
"Entramos por Tijuana (México), con mucho peligro, pero valió la pena. Hoy ha sido un día emocionante, con muchos nervios, estoy orgulloso de ser parte de esta nación y de servir al Ejército de Estados Unidos", explicó.
¿Apoya que la reforma migratoria incluya una vía regulada para la ciudadanía estadounidense? Participe en el Foro de Inmigración.
Mensaje de esperanza
No obstante, quiso enviar un mensaje de esperanza a los inmigrantes que llegan a Estados Unidos.
"En todo momento pasamos cosas duras, pero nunca hay que perder la fe", subrayó.
Obama destacó la fecha, el 4 de julio, en la que se conmemora la Independencia del país, como apropiada para realizar este acto en el que los veinticinco miembros de las fuerzas armadas pasaron a obtener la ciudadanía estadounidense.
Por su parte, Silvano Carcamo, natural de Honduras, se mostraba visiblemente emocionado acompañado de su hijo y su esposa.
"Es increíble, quería dejarle una buena historia a mi hijo. He peleado por el país, quería que se valorase más la ciudadanía", explicó Carcamo, médico de la Armada y recién llegado de Afganistán, tras la ceremonia.
Sacrificios válidos
Obama estuvo acompañado en la ceremonia por la secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, y el director de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración, Alejandro Mayorkas.
Napolitano subrayó: "las libertades que disfrutamos son consecuencia de los sacrificios realizados por personas como ustedes".
Obama ha presidido ceremonias de ciudadanía similares en la Casa Blanca en mayo de 2009 y abril de 2010.
El proceso de naturalización exige un mínimo de residencia legal de cinco años y el cumplimiento de requisitos como hablar, leer y escribir inglés, tener conocimiento del Gobierno y la historia del país y cumplir con los principios morales.
©EFE
Commentarios