La Raza se suma a rechazos a fallo sobre la Sb1070

Univision.com* | Jun 25, 2012 | 2:14 PM

Teme que autorizar a policías para que pidan papeles se cometan abusos por discriminación racial

El Consejo Nacional de La Raza (NCLR), la principal organización hispana de Estados Unidos, se sumó el lunes a las críticas que surgieron tras el fallo emitido por la Corte Suprema de Justicia sobre cuatro secciones de la polémica ley SB1070 de Arizona.
El máximo tribunal de justicia de Estados Unidos dictaminó en contra de tres de las secciones bajo revisión (sección 2, 5c y 6), pero avaló una (2b) que faculta a las policías locales (estatal y municipal) pedir papeles a individuos si tiene duda razonable que se trata de inmigrantes indocumentados.
Si bien los jueces advirtieron que la decisión no elimina futuras demandas, La Raza dijo que tras la revisión de la constitucionalidad de la SB1070, el fallo promueve la discriminación racial y atenta contra los derechos fundamentales de los estadounidenses.
El dictamen Mixco “garantiza que no será la última palabra sobre la ley SB1070 o leyes similares, y debemos hacer oír nuestra voz”, dio Clarissa Martínez de Castro, directora de campañas y política migratoria de La Raza.
La activista añadió que si bien la Corte Suprema rechazó la mayor parte de los elementos de la ofensiva de la ley SB1070, “permitió que el corazón del problema siga en pie”.
Lamentó que el fallo dejara abierta la posibilidad de nuevas demandas y anticipo que sin duda habrá acciones judiciales para detener la medida antiinmigrante.
“Estos desafíos vendrán, porque esta disposición legitima la discriminación racial y no debe permitirse ni en Arizona ni en ningún otro lugar”, dijo.
Esta noche, a las 7PM (tiempo del Este), el Noticiero Univision transmitirá un programa especial sobre la SB1070 de Arizona y el fallo de la Corte Suprema de Justicia.
¿Qué opina de la ley de Arizona? ¿Y del fallo de la Corte Suprema de Justicia? Participe en el Foro de Inmigración.
Lado conservador
Para Gustavo Torres, director ejecutivo de CASA de Maryland, el dictamen de la Corte Suprema sobre la SB1070 mostró el lado más conservador” del máximo tribunal de justicia de Estados Unidos.
Agregó que la única solución para poner fin a la inmigración indocumentada en Estados Unidos “es la reforma migratoria” que incluya una vía de legalización para los poco más de 11 millones de indocumentados.
"La decisión de hoy de la Corte Suprema retrasa el avance de los derechos civiles y se traducirá en un aumento del hostigamiento y la persecución", dijo Torres. "Ya hemos visto el daño a nuestra comunidad en el suelo en Maryland a través del desacreditado programa de Comunidades Seguras que ha dado lugar a un temor generalizado de la población inmigrante en la policía”.
Torres dijo que en Maryland se celebrarán marchas a favor de los inmigrantes de Arizona y en contra de la SB1070, y que seguirán batallando y presionando al gobierno y al Congreso para que debatan una reforma migratoria comprensiva.
Añadió que se unieron a la campaña para que los hispanos se registren para votar y participen activamente en la elección presidencial del 6 de noviembre. “Junto con otros defensores de una reforma migratoria integral en el Movimiento de Reforma Migratoria Justa (FIRM), nos unimos al esfuerzo sin precedentes para registrar a los latinos para que voten y se aseguren de elegir a candidatos que defienden a la comunidad inmigrante y no a quienes apoyan leyes con perfil racial como la de Arizona”.
Reid preocupado
Por su parte, el líder del Senado, Harry Reid (demócrata de Nevada), reiteró que la SB1070 de Arizona se trata de una ley antiinmigrante y dijo que la Corte Suprema “hizo lo correcto en anular la gran mayoría” de las secciones que estaban siendo revisadas, que eran inconstitucionales.
Pero “me preocupa que la disposición que pone a ciudadanos norteamericanos en peligro de ser detenidos por la policía a menos que lleven sus papeles de inmigración en todo momento, creará un sistema que permite el perfil racial”, asvirtió.
“Este es un fuerte recordatorio de que en última instancia, la responsabilidad de arreglar el sistema migratorio roto de nuestra nación es del Congreso”, dijo Reid. Y apuntó que “la decisión del presidente Barack Obama de diferir la deportación de jóvenes traídos aquí por causas ajenas a su voluntad era necesaria precisamente porque los republicanos se han negado hasta ahora a trabajar con los demócratas en forjar soluciones de sentido común para nuestras leyes migratorias para que estas sean justas, estrictas y prácticas”.
Decisión “trágica”
Irma Rivera, Vocera del Movimiento por una Reforma Migratoria Justa (FIRM), comentó que “la Corte Suprema de Justicia trágicamente revirtió la causa de justicia e igualdad racial” al emitir su fallo sobre la ley SB1070 de Arizona este lunes.
“Una consecuencia de esta decisión es que en Arizona los inmigrantes y Latinos enfrentarán discriminación racial porque la provisión de la ley de Arizona conocida como ‘muéstreme sus papeles’ sigue en pie”, agregó.
Precisó que si bien “la Corte Suprema dictó su decisión hoy, la decisión final será declarada por Latinos e inmigrantes durante las elecciones” del martes 6 de noviembre, cuando los electores acudan a las urnas para elegir presidente, renovar la Cámara de Representantes y un tercio del Senado.
“Esta decisión de Arizona sin duda movilizará a miembros de la comunidad hacia las urnas y a través de sus votos les dirán no a la intolerancia racial y el odio. Nuestros esfuerzos ya han alcanzado logros. El autor de esta ley ha sido destituido de su puesto a través de nuestro voto y con nuestro poder electoral lograremos una reforma migratoria justa e integral".
En los comicios de 2008 de poco más de 19 millones de hispanos registrados para votar, 10.2 millones participaron y de ellos 6.7 millones optó por Obama.  El presidente mantiene el mismo nivel de aprobación cinco meses antes de los comicios.
Fallo no afectará a dreamers
La jefa de la seguridad de Estados Unidos, Janet Napolitano, dijo sentirse “satisfecha” por el dictamen de la Corte Suprema y aseguró que la activación de la Sección 6, también conocida como “muéstrame tus papeles”, no afectará la medida anunciada por la administración el 15 de junio a favor de miles de jóvenes indocumentados conocidos como dreamers.
“Me siento satisfecha de que la Corte Suprema de Estados Unidos haya confirmado que las leyes estatales no pueden dictar las políticas de implementación ni las prioridades del sistema de inmigración del Gobierno federal”, dijo Napolitano en un comunicado.
Agregó que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) que dirige “permanece enfocado en mejorar la seguridad pública y la integridad de nuestras fronteras, con la prioridad de hacer caer el peso de la ley sobre aquellos que están en el país ilegalmente y cometiendo crímenes, aquellos que han violado las leyes de inmigración repetidamente y aquellos que han cruzado nuestras fronteras ilegalmente”.
De los dreamers y la medida del 15 de junio (acción de discrecionalidad), Napolitano apuntó que “es importante notar que decisión de la Corte Suprema no tendrá impacto alguno en el memorando I emitido el pasado 15 de junio, acerca de la discreción procesal para miembros productivos de esta sociedad que fueron traídos a los Estados Unidos siendo niños”.
El gobierno anunció el 15 de junio que frena las deportaciones de dreamers y les concederá un permiso de trabajo. La medida favorece entre 800 mil y 1.4 millones de indocumentados menores de 30 años de edad.
Nuevos desafíos
El Foro Nacional de Inmigración (NIF) previno que el dictamen de la Corte Suprema de Justicia sobre la SB1070 abre nuevos desafíos con la posibilidad de nuevas demandas en los tribunales de justicia.
Señaló además que el fallo mostró que la Corte está dividida sobre el tema al igual que el país, y que si bien “la Corte Suprema de Justicia acordó que en gran medida la SB1070 va en contra de nuestra Constitución, todavía queda una disposición peligrosa”, la sección que faculta a las policías pedir papeles a individuos si tiene duda que se trata de indocumentados.
“Causará un daño irreparable en Arizona”, dijo Ali Noorani, director ejecutivo del Foro Nacional de Inmigración.
Agregó que la decisión del Tribunal está en disonancia con el público americano, que cada vez más se aleja de las posiciones de línea dura sobre inmigración, y citó encuestas recientes que revelaron que el 66% de los estadounidenses piensa que la inmigración es una "cosa buena" para Estados Unidos. El año pasado el porcentaje era de 59%.
Noorami citó el apoyo que la semana pasada dieron los Evangélicos, la tercera fuerza electoral de Estados Unidos, a la reforma migratoria, y apuntó que lamentablemente el fallo del lunes significa “un paso atrás” para el país.
El activista urgió además al gobierno de Obama, al igual que el resto de organizaciones pro inmigrantes, a que cancele el programa federal Comunidades Seguras, que al igual que la SB1070, convierte a policías locales en agentes del servicio de inmigración de Estados Unidos.
"Ahora más que nunca, debemos crear un sistema de inmigración factible y funcional que atienda las necesidades de todos los estadounidenses", concluyó Noorani.
©Univision.com*
Commentarios